Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Panem et circenses

En nombre del turismo, la “cultura” y el deporte se ha perdido la razón. Hacer eventos fastuosos en la ciudad se ha convertido en el nuevo fortín de las administraciones públicas.

Y no es que esté en contra de los grandes eventos, pero es inadmisible que se produzcan en favor de particulares y sin beneficios para la ciudad. Vivimos la ley de “pan y circo” pero con la especial diferencia que son “exquisitos” y no aptos para pobres. El gobierno local pone en bandeja de plata la ciudad sólo para jactarnos de haber sido sede de un gran evento.

$1.600 millones gastó el distrito en el sorteo del mundial sub-20 que duró dos horas y que era un evento de los colombianos no sólo de cartageneros. La Alcaldía asumió los costos de un acto para una “élite” y gastó por encima de sus posibilidades si tenemos en cuenta todas las necesidades que padece la mayoría de la población de este séptimo rincón del tercer mundo.

Ojalá así de disponibles estuvieran los recursos para trabajar en la disminución de la brecha social de esta ciudad tan desigual. Pero sin irnos allá, nada más en el mismo sector deportivo vemos las grandes dificultades que afrontan nuestros deportistas y entrenadores para prepararse medianamente bien. Recuerdo que la política para participar en los pasados Juegos Nacionales era “llevar a los seguros medallistas para no malgastar los recursos en gente que no daría resultados”, como si competir sólo se tratara de ganar.

Así se miden los resultados en nuestras entidades públicas. Por eso es que todo es exitoso, bello y bueno. Sí por las rendiciones de cuentas fuera, para qué cambiamos a nuestros gobernantes si son los mejores del mundo.

En el Iderbol se especializaron en organizar juegos en lugar de acompañar a todas las ligas (no a las mismas tres) en la preparación de las distintas selecciones Bolívar. El presupuesto no da para contratar entrenadores, ni para que nuestros deportistas cumplan con el calendario de competencias, pero es millonario en la organización de juegos inventados en lugares donde si acaso juegan bolita uñita a falta del fomento que es primero que la competencia.

Lo mismo pasa con la cultura. Los eventos que hace el IPCC han sido divinos, demasiados y millonarios. Los presupuestos parecen de gente que no sabe en qué gastarse la plata y que por eso festeja. Aunque aquí la pobreza está en todos lados, no se escatima en gastos para tarimas que se arman y desarman con la misma facilidad que cerramos los ojos para soñar y los abrimos para llorar. Lentejuelas y colores que distraen pesares en hipócrita alegría.

Asistimos a una política de “pantalla” que se muestra en la caja mágica de manera impecable y perfecta, en donde tal recuadro es tan diminuto como el pixel que, al ampliar la imagen a escala real la puesta en escena inventada para los flashes no la ve nadie.

Las decisiones no pueden estar atadas al deseo personal del gobernante de turno ni pueden ser producto de quienes se ven como las hadas madrinas de los cuentos infantiles, haciendo realidad sueños mágicos para que a la doceava campanada la carroza se convierte en calabaza.

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Excelente

Excelente

Brillante descripción de

Brillante descripción de nuestra patética realidad administrativa pública.

De esto conoce por ser

De esto conoce por ser deportista no periodista!!!ojo con papi!!!

¿ ?

¿ ?

¿ ?

¿ ?

Los que hemos sido

Los que hemos sido deportista, vemos con asombro la manera como nuestros gobernantes , le niegan el derecho al deportista para tener una participacion justa en un evento competitivo , siempre denotado por la pobreza que manejan los viajes , implementos deportivos y gastos de presentacion y ni hablar de los destartarados escenarios , que poco a poco han ido cayendo en el olvido de quienes se erigen como los defensores del patrimonio deportivo cartagenero..

y ademas de eso , la manera

y ademas de eso , la manera tan facil como sacan el dinero y lo gastan en una forma arrolladora, mientras las necesidades de nuestra ciudad abundan a monton,,,pero es que ahi es donde estan los porcentajes para el bolsillo para quienes tramitan estos gastos.