Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Paraíso interior

 En el Génesis encontramos cuando se realiza la creación: “la Tierra era informe y vacía. El Espíritu de Dios se movía sobre las aguas. Las tinieblas cubrían el abismo”. El Creador, increado, de quien todo proviene, pone orden al caos. La creación del hombre se realiza al séptimo día y está llena de símbolos.

El hombre fue hecho de barro. Adam significa hijo de “Adamah”, que es barro. Este proviene del aluvión que le ha dado la vida a todo. También en la cultura egipcia el primer hombre procedía del barro. Pero en la cultura hebrea tenemos que el vocablo “anah” significa que fue hecho a imagen de Dios.

Miguel Ángel llega a pintar en la Capilla Sixtina el dedo de Dios que con ternura toca el del hombre. En Dios ponemos la esperanza, temores y el destino. Ese idealismo de paz, de tranquilidad, de reconciliación lo llevamos dentro, no se disolvía en la muerte, allá en el Paraíso. Pero llegó la culpa, el árbol del bien y del mal o árbol de la vida. Así se resuelve una realidad psicológica: la del hombre y su pecado, que le trae desgracias y muerte. En el libro de los muertos, de Egipto, la culpa se presenta y declara que rechaza “la mancha materna” y dice: “Corazón de mi nacimiento, corazón que poseía en la tierra, no te alces contra mí ante los poderes divinos”. El que arroja fuera del Paraíso es a la vez que Dios, su propio corazón. Ese corazón que conoce más que nunca su  culpa y su angustia.

Desde el Génesis “la culpa” nos persigue. Aspecto psicológico que tenemos que tener en cuenta. Necesitamos los siguientes elementos para poder vencer esa culpa y son: Aceptarnos. Perdonándonos a nosotros mismos y a los demás. Tener nuestra Betania. Nuestro Lázaro, nuestro Pedro que traiciona y se arrepiente. Sentirnos como Juan, un discípulo amado por el Señor. Escuchar la palabra de Dios y mejor si es en compañía. Relajarnos. No dejarnos manipular por nuestro  ego. Orar. Realizar las actividades que más nos gustan. Visitar aquellos lugares donde fuimos felices años atrás.

Necesitamos mucha comprensión, amor y paciencia, primero con uno mismo y luego con los demás. Ayuda mucho conversar con los amigos, defender a  los pobres. Pero queremos resaltar el principal de todos los medios para ir venciendo nuestras culpas: la Amistad. Ella “es generosa, comprensiva, amable, no guarda rencores, olvida las ofensas y no se engríe, no es jactanciosa, ni envidiosa, no tiene envidias, no morirá jamás”.

Como bien lo dijimos antes, el Paraíso lo  tenemos por delante, es construido como realización de un sueño, muy concreto y necesita de Dios y de los demás. Este Paraíso futuro es escatológico. Jesús vence a la serpiente antigua o diablo y nos confiere la paz y el amor. Nuestra vida, que muchas veces va cargada de amarguras y desengaños, se realiza plenamente. El cielo lo vamos realizando desde el futuro.



efraldana@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Bienvenida su columna padre,

Bienvenida su columna padre, hace rato que no sabía de usted.