Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Pedro Romero: matón necio

He leído con gran placer y atención la nueva obra lanzada al mercado literario por el doctor Rafael Ballestas Morales: “Pedro Romero. Verdades, dudas y leyendas sobre su vida y su obra”.

Aunque todos los cartageneros tenemos formado nuestro concepto acerca del ilustre cubano y su aporte a la causa de la Independencia, el autor del nuevo libro nos hace conocer algunos aspectos que la mayoría desconocía y, algo tan importante como despistador, que nos resulta cómico por la ignorancia de cosas muy elementales.

Dice Ballestas que en los festejos con motivo de la inauguración de la estatua de José Fernández de Madrid, el 9 de febrero de 1889, alguno de los escribientes, se supone que oriundo del interior del país, agregó al nombre de Pedro Romero el remoquete de “matón necio”, por aquello de que a Romero lo llamaban familiarmente “matancero”. El cachaco ignoraba que Pedro Romero era de Matanzas (Cuba). Matancero como habanero, cartagenero, barranquillero, etc.

En un suplemento de “El Siglo” publicado el 7 de noviembre de 1959, aparece: “Un cubano y un mexicano en la Independencia, los principales personajes de Cartagena”. De Pedro Romero se dice, entre otras cosas que “era mulato de quemada tez, cabello ensortijado, bohemio, medio poeta, bajo de cuerpo, pendenciero y zapatero remendón, que había entrado a la causa de los patriotas sin saber cómo. Le gustaba el desorden y de polizón vino a parar un buen día a estas playas”.

Lo de pendenciero pienso yo que se debe al apodo de “Matancero”. Su condición de mulato o pardo es evidente porque en el censo levantado en 1778 se le califica como pardo. El mismo Romero así lo confirma cuando acude al Rey de España para pedirle que dispensara la calidad de pardo a su hijo Mauricio José, con el fin de que se le permitiese obtener los grados de filosofía, teología y otras asignaturas y alcanzar el título de abogado.

La única miniatura que existe del rostro de Pedro Romero conservada por muchos años por su descendiente Donaldo Bossa Herazo, quien a su vez, la recibió de su abuela materna, bisnieta del prócer, nos muestra el rostro de un moreno claro y de facciones muy diferentes de aquellas de “tez quemada y cabellos ensortijados”.

Lo de zapatero remendón no se sabe de dónde lo obtienen puesto que de todos es conocido que Pedro Romero trabajó siempre en metales, bien sea como herrero o como fundidor.

Aunque el oficio de zapatero remendón, como todo aquel que sirva para ganarse el sustento de manera honrada, es muy respetable, no cabe duda de que al aplicarlo a Romero lo hacen de manera peyorativa.

Se sabe que a su llegada a Cartagena Pedro Romero prestó sus servicios como avezado artesano de la herrería. Fue maestrante de fundición de la Armada (Armada Real). Luego aproximadamente en 1777 estableció su taller en la Calle de la Amargura, donde años más tarde estuvo el Alster Café y después La Quemada. Unos vecinos importantes lo obligaron a mudarse al “arrabal” de Getsemaní. Allí en la Calle Larga lo sorprendió la Independencia, causa a la que se unió con todo entusiasmo.

El testimonio del fundidor se conserva en las campanas para la Iglesia de San Roque y del Convento de  La Popa.

Los descendientes de Pedro Romero emparentaron con distinguidas familias cartageneras.

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese