Indicadores económicos
2017-04-27

Dólar (TRM)
$2.944,31
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,03
UVR, Hoy
$249,07
Petróleo
US$48,97

Estado del tiempo
2017-04-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 17:13

Marea max.: 23 cms.

Hora: 00:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Pelícanos

El día que Carmencita salió a recorrer las murallas con sus amigas le vino con el cuento a su mamá de que las aves en el Monumento a los Alcatraces no eran alcatraces sino pelícanos porque tienen el cuello largo y no corto, que en el internet salían veinte y ella había contado y recontado diecinueve con la punta del dedo.



Recordó las bancas mordisqueadas por el tiempo igual que galletas polvorosas, la arquitectura de cohete posando al viento y a la ola como si Eladio Gil, su escultor, todavía les estuviera pidiendo su quietud en el cielo para retratarlas de nuevo; se vio viendo el monolito de cemento con sus varillas oxidadas en cuyas paredes estaba escrito un poema de Daniel Lemaitre titulado El Alcatraz, entonces llegaron los versos a su cabeza: “Certero, al deglutir del pico enorme/Sale un reflejo de metal pulido/¡es el trágico fin de un pez que albea!”. «Lemaitre era un embustero» le dijo a su mamá, y continuó: «O tremendo sarcástico».

Era que empezaba a recordar también, a los pelícanos del Mercado de Bazurto.

Arrojar las tripitas de los peces tras la cerca de alambre de púas les ha dejado a los pelícanos de la Ciénaga de las Quintas una naturaleza de limosneros. Ellos no se inmutan por el pez en el agua, prefieren vigilar la necropsia constante de los animales de las casetas, los cuchillos abriendo o retirando barrigas, y esperar en la orilla algún subsidio visceral. Basta con asomarse a la ventanilla desde la buseta para observar al mercader o al pescador tirar los desperdicios a los pelícanos, que ya no salen de sus manglares para buscar comida sino para que se la den. Por momentos pienso que el país está destinado a pasarse de especie a especie el programa de Familias en Acción, y me pregunto de qué animal lo hemos conseguido nosotros.

Daniel Lemaitre, (el poeta, no el barrio de fantásticas tiendas panaderas) no se hubiera imaginado que hoy lo único de instinto que le quedan a sus pelícanos es la manía de tragar buches de agua salada para convertirla en agua dulce, por eso en cada planta de desalinización construida por el ser humano, hay en ti, pelícano, la inspiración de tu garganta sagrada, que te permite por sobre todos los animales sentir la sangre del mar en la molleja, el océano te ha dejado sus besos sin que los escupas o te ahogues. Pero ya no vuelas como el águila de piélago que eras, vigilando al pez en las distancias mojadas para cazarlo y metértelo al bolsillo bucal, ahora solo esperas en la tierra, entre el desperdicio y la infección, las bacterias y el fango, de espaldas a una ciénaga que se asfixia sin el oxígeno, aguaitando los andenes del Mercado forrados con escamas, a ver si de alguna caseta llega un proyectil de basura para nunca más cazar y olvidar que el mar tuvo en el pasado un novio, que podía besarlo y saborearle la saliva.

*Estudiante de Derecho de la Universidad de Cartagena

arquerolivero@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese