Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Pensando el Turismo

Es muy preocupante el tipo de publicidad que el llamado “escándalo del servicio secreto” le ha proporcionado a Cartagena como centro de turismo.

Ayer no más un muy respetado periódico norteamericano, The Washington Post, decía textualmente que “Cartagena nada en Prostitutas”.

Desde los días mismos de la Cumbre, las grandes cadenas norteamericanas –CNN y FOX- no han dejado pasar un día sin que la foto del Hotel Caribe aparezca como una de las imágenes centrales para ilustrar la noticia de los agentes secretos inmersos en la rumba cartagenera. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que se habla poco de los resultados de la Cumbre ni de su trascendencia política. El escándalo sexual, en un país que ama hasta la exageración el entretenimiento, se ha convertido en la nueva serie de suspenso.

¿Debemos molestarnos por semejante campaña publicitaria? Podemos hacerlo, pero, no por eso la realidad va a cambiar. El hecho es que todos sabíamos que al convertirnos en una atracción turística del Caribe, corríamos el riesgo inevitable de que al lado del sol, las palmeras y el paradisiaco mar, los hombres y mujeres venidos de la lejana Europa y de otros destinos americanos buscarían el otro fetiche, el otro estereotipo: la mulata ardiente de estas tierras.

Ahora bien, no creo que hayamos hecho lo suficiente para evitarlo. Por el contrario, sería de profunda hipocresía pretender ignorar que no sólo está pasando, sino que, incluso, padres de familias que compran apartamentos en edificios cercanos a la playa, se declaran impotentes contra el uso de sus instalaciones, por algunos propietarios, para traer turistas, cuyo fin casi exclusivo es el de venir a buscar a Cartagena mujeres bellas y baratas.

Los dirigentes del turismo cartagenero lo saben, y no sé si alguna vez se han preocupado por implementar una política agresiva para controlar el turismo sexual. Algunos dirán que es inevitable que suceda. Y es probable que sea así, hasta cierto punto, como lo es en casi todas partes. Lo grave es cuando la imagen de la ciudad comienza a representar esa forma particular de hacer turismo.

Yo estoy convencido de que los cartageneros tienen que proteger la industria turística. Soy consciente de que de ella viven decenas de miles de personas en trabajos honestos, que nada tienen que ver con la prostitución o la droga. Con todos su defectos, con la inequitativa distribución de sus ganancias, el turismo es hoy, quizás, la actividad que más trabajo le ofrece a los cartageneros de origen humilde.

También estoy convencido de que no necesita ni de la droga ni de las prostitutas para promocionar a Cartagena en el mundo. Conozco lugares que son muy exitosos en atraer grandes cantidades de turistas sin necesidad de ser tolerantes con el turismo sexual. Por el contrario, muy intolerantes, como es el caso de Barbados, isla de ensueño en el Caribe.

Cartagena podría ser un gran destino cultural, y una buena estrategia encaminada a eso ayudaría a cambiar muchas cosas en la ciudad. Pero da tristeza ver que a los alcaldes los tienen sin cuidado sus museos. ¿Cuánta gente más vendría si comenzáramos por darle el valor que tienen tantas cosas, como el Museo de la Inquisición y el Museo de Arte Moderno?



alfonsomunera55@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese