Indicadores económicos
2017-03-26

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:01

Marea max.: 10 cms.

Hora: 09:36

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Persisten las fuerzas del conflicto

El deterioro de la seguridad dejó de ser simple percepción ciudadana. En el último año y medio, la criminalidad fue exponencial en casi todo el país.

Los actos terroristas, los hostigamientos contra la fuerza pública, las masacres, el secuestro y el hurto se reactivaron. ¿Qué pasa? Los factores generadores de violencia volvieron a tomar vida e inclusive se repotenciaron, con la connivencia de nuevos fenómenos que socavan nuestra cohesión social, con un agravante: no hemos sincerado el debate.

La situación en el Urabá antioqueño y chocoano no es aislada. Los habitantes del Magdalena, del sur de Bolívar, de la Serranía del Perijá, de los Montes de María, del Catatumbo o del norte del Cauca hablan de lo mismo: las alianzas siniestras entre guerrillas, bandas criminales y narcotráfico. Hay enormes boquetes abiertos en el combate al narco-terrorismo, cuyas estructuras lucen intactas. 

La estrategia es vox populi en zonas semi-urbanas y rurales del país, en donde el sentimiento de frustración crece, pues la paz que creíamos cercana se diluye ante la nueva amenaza. Quienes la viven, saben que volvimos a la guerra asimétrica. De un lado están las alianzas criminales que funcionan no sólo para los ilícitos, el narcomenudeo o el raponazo a la producción minera y petrolera. También se activan para ejecutar la guerra de guerrillas contra la población civil, impulsar los paros armados o las invasiones ilegales de predios.

Del otro lado, están nuestras fuerzas armadas, que afrontan la indefensión jurídica y una animadversión que crece, por cuenta de una campaña mediática sin precedentes. A la carencia de una defensa técnica y jurídica, se sumó la lucha ideológica en contra del derecho constitucional del Fuero Penal Militar. Una cruzada avivada por activistas profesionales de ONG afectos al narco-terrorismo y de una izquierda recalcitrante que, incluso ha aprovechado el desconcertante discurso de la “llave de la paz” y del mal llamado proyecto de ley de justicia transicional. En las tropas la disyuntiva es la misma: no tiene sentido combatir para ser empapelado o para ver en un futuro al enemigo riendo desde las mesas de negociación.

Más aún, las redes de informantes que funcionaban en el campo al amparo de la fuerza pública, las están desmantelando. Malo para nuestro Ejército y nuestra Policía, pues estas estructuras eran parte de los ojos en la retaguardia de las tropas. Y muy malo para el agro, que vuelve a enfrentar la desprotección, la imposibilidad de denunciar y los ánimos caldeados que instigan quienes están interesados en mantener los odios y evitar que prospere la paz en el país de la mano del monopolio de las armas del Estado.

Necesitamos hacer un alto. La reorientación de la estrategia militar de la que hablaron los generales Navas y Mantilla, es sólo la punta del iceberg que requerimos, para afrontar el enorme desafío que hoy supone la obscena articulación de la criminalidad, extendida en casi toda la geografía nacional; para superar los odios que se están sembrando en la región por cuenta de los enormes retos, económicos, sociales y jurídicos de la restitución de tierras; y para cerrar las puertas giratorias de nuestras fronteras al hampa y para consolidar una política anti-narcóticos que termine con la financiación del conflicto.



*Presidente Ejecutivo de FEDEGÁN.



jflafaurie@yahoo.com

@jflafaurie

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese