Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Por una gota de agua

Una gota de agua como una lágrima, rueda desde lo más alto del páramo y se desliza por la falda de la montaña para encontrarse con otra gota de agua.

 Juntas emprenden un recorrido en donde más gotas de agua se les unen hasta alimentar pequeñas cascadas que van creciendo en caudal para formar riachuelos que llegan a las llanuras convertidos en verdaderos ríos de miedosas y caudalosas corrientes de los cuales se nutren nuestros acueductos para ofrecernos el líquido un poco más depurado y libre de bacterias, que nos pone a disfrutar de la vida, porque sin el agua, la muerte sería bienvenida.

Imaginemos entonces una ciudad sin el H2O que necesita el cuerpo humano para que sus tres cuartas partes se mantengan con la proporción suficiente del líquido, a fin de que la vida no colapse. ¿Tendremos los seres humanos tanta claridad para entender la importancia de esa gota de agua en todas las actividades del hombre? Desde el movimiento más simple y sencillo hasta el más complejo, el agua está comprometida como elemento sin el cual la humanidad sería imposible que existiera. A pesar de ello, confabulada con otros fenómenos de la naturaleza, también produce destrucción, miseria y muerte. Y si no, preguntémosle a los habitantes de la gran región de la Mojana.

Sólo el hombre, por su a veces desconcertante inteligencia, es competente para prevenir, controlar, dirigir, orientar, encausar, transformar y enfrentar la agresividad de la naturaleza, pero no debe desafiarla porque se le agiganta, dándonos enseñanzas para que guardemos hacia ella el mismo respeto y cuidado con que tratamos a nuestros padres e hijos. Pero no se da así. Las montañas se tumban, los ríos se sedimentan, los químicos se esparcen, el aire y las aguas se contaminan, los suelos se agotan y todo se calienta, sin que también se incendie la voluntad del hombre por detener su accionar hacia su propio aniquilamiento.

Las voces que se escuchan por proteger los pulmones del mundo y las culturas más antiguas, son oídas por las grandes potencias y por todos los gobiernos, casi con indiferencia porque generalmente nacen de minorías étnicas con tendencia a la desaparición o de organizaciones no gubernamentales que poco o nada influyen en las decisiones que comprometen el futuro del mundo.

Sin embargo, las alarmas se encienden cuando unas cuatrocientas mil almas de Manizales estuvieron a punto de caer en el caos hacia la búsqueda de esa gota de agua que se desprendió de aquel páramo y que se niega a entrar a los hogares de la ciudad que inspiró aquel pasodoble que empieza con un ¡Ayyy…!, que hoy es de dolor, de desespero y por poco de angustia, dada la forma tan brusca como la falta de agua le cambió la dinámica a una ciudad que se mueve en condiciones más o menos normales hacia su desarrollo.

¿Qué tal si lo de Manizales lo trasladamos a Bogotá? Ahí tiene Petro esta advertencia para que el consumo mínimo vital del agua sea una realidad y no una quimera envuelta en la desidia.



noctambula2@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese