Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Postal demorada

Mi amiga Gabriela resolvió, la semana pasada, ser cantante.

Acogió este destino con decisión y desde entonces de su garganta, de su corazón inspirado, y de su boca que se abulta como con gárgaras de agua de mar, salen notas, requiebros de trovadora, murmullos, solos de pájaro y de animales de la imaginación que apenas ella ha visto en sus sueños. Por cierto, en estos días le mandaron a hacer una cama redonda. Ella duerme con su cuerpo girando, minutero de reloj. Nadie se dio cuenta que en esas noches se anunciaba su vocación de cantatriz ya que a cada avance de su cuerpo recto, atravesando la estación de la niñez, ingrávida, todavía con deseos de vuelo, lanzaba una especie de gorjeos vinculados al paso del tiempo y su andar nocturno en puntillas.

El año que pasó, el repartidor de regalos por la navidad, le dejó un piano junto al pesebre. Lo marcó con el nombre de Gabriela para evitar confusiones con la de clavo y canela.

En la navidad anterior el Niño pidió a un zorrero que repartiera los aguinaldos y también le puso a Gabriela-minutero un piano, idéntico al segundo.

Este piano fue robado de una de las casas de Gabriela. Su padre no se decidió a denunciar el robo por la sospecha de que el ladrón fuese un músico arruinado, enamorado de Shakira; o uno de esos estados de necesidad que obligan a la gente a escoger el crimen y la mendicidad como oficios honorables.

Las circunstancias de Gabriela son peculiares. Tiene tres casas, más una nostalgia en las playas de Manzanillo del mar, donde quedan los restos de una camaronera abandonada. Allí conoció las olas del mar, sus danzas de luna llena, sus lamidas amorosas a la tierra en las mañanas de pesca serena y abundante.

En una casa, donde se escabulló el ladrón, está su padre que le enseña a ella y a su hermana mayor, inquieta y saltarina, olvidadiza y cazadora de estrellas, adicta a las películas como su abuelo materno, los rigores de la responsabilidad. Y las invita a los conciertos de Bono y de Jaeger, de Marianne Faithfull, de Lou Reed y el clamor estragado de la Holiday, y los lamentos finos de la Kozená.

En la otra un cómplice la ayuda a hacer tratos con el ratón Pérez y le saca los dientes cuando empiezan a quedarse en los helados y en los chocolates.

Y en la tercera se divierte. Es una casa que cambia con la edad de sus dueños y allí Gabriela y su hermana organizan escenarios, obras de teatro, espectáculos de baile y aprenden las bellas canciones del Pacífico, alabaos y ternuras, que semejan cantos gregorianos cuando desde lo profundo del Atrato una anciana dice: el corazón no tiene fronteras.

Es posible que la conjunción de aspectos de la vida de Gabriela la indujeron a sentir que es mejor cantar que discutir. Que la música de las palabras es la comunicación y no el insulto.

Y ello no causa sobresalto si no fuera porque la voz de cantante de Gabriela ya no descansa y en el colegio desconocen qué hacer con el revoloteó de ángeles, pájaros, perros, gatos, hormigas, arañas y monos que la siguen. Y en las casas los alados se pegan a las ventanas y no permiten entrar la luz ni la oscuridad.



*Escritor



rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese