Indicadores económicos
2017-09-20

Dólar (TRM)
$2.904,60
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.477,38
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,69
Petróleo
US$49,48

Estado del tiempo
2017-09-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 05:15

Marea max.: 15 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-09-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Que no le pase a usted

Estos jóvenes delincuentes de hoy, son cada día más fríos, calculadores e inteligentes. Hasta psicología parece que les hubieran enseñado en la escuela; o la hubieran aprendido de la vida, que de esto enseña más que los maestros. El presente denuncio que me envía un ex colega y lector, da muestra de ello.

“El día 26 de abril del 2011, alrededor de las 5:30 de la tarde, me detuve en el semáforo que hay frente a la Iglesia de María Auxiliadora, viniendo del sector Los 4 vientos hacia el centro de la ciudad, por la vía paralela a la Pedro de Heredia (Calle 31A). Un joven de tez clara se me acercó a la ventana del lado derecho ofreciéndome cuadernillos de esos que acostumbran repartir los DDAA. Al no prestarle atención me comenzó a hacer señas indicando la llanta delantera. Bajé un poco el vidrio para escucharlo, y me dijo que la llanta estaba falla de aire. Se lo agradecí.
Acto seguido otro joven con el mismo tipo de cuadernillo, empezó golpear fuertemente con los nudillos de la mano el vidrio de la ventana izquierda. Sobresaltado voltee y lo encrespé, pero siguió golpeando con agresividad como si nada (era sólo para distraerme). Presintiendo el peligro decidí avanzar el carro a pesar del semáforo aún en rojo, y los dos jóvenes desaparecieron. Sólo entonces me percaté que me habían robado la billetera que había dejado ingenuamente sobre el asiento del acompañante.
En la billetera habían 85 mil pesos, una tarjeta débito de Davivienda y una Fallabela CMR que cancelé (ambas) inmediatamente; tarjetas de cliente de Carrefour, Makro, EPS Salud Total, liberty Seguro, AMI, el carnet de pensionado, mi cédula y la tarjeta militar.”
Y aquí empieza lo bueno. Poner un denuncio no es tan sencillo como parece. Para comenzar sólo hay dos inspecciones habilitadas para hacerlo: Bocagrande y Manzanillo en el Bosque -según le contaron en un CAI a nuestro desafortunado colega (¿ni en la enorme y horrible edificación que tienen en Manga, ni en las Casas de Justicia? se pregunta uno). Y allí sólo le reciben “la queja”; si aspira a que se haga algo diferente a entregarle un papelito escrito para sacar nuevamente los documentos, tiene que ir a la Fiscalía.
Sacar nuevamente los documentos es relativamente sencillo y rápido en Davivienda; en Falabella es un trámite de casi una hora, como si se abriera una cuenta nueva, donde le hacen firmar más papeles que en un banco cuando le conceden un préstamo, siendo que sólo se trata de cambiar el plástico; y para sacar una copia de la cédula sí que es un verdadero vía crucis, en el que además hay que pagar, como si el pagar tantos y tan altos impuestos no le diera el elemental derecho a recibir una copia del documento que lo identifica y le permita votar en las elecciones; y como si ya no fuera suficiente castigo el robo que con su desidia permiten las autoridades.
Para rematar, el proceso, que debería ser una orden de “imprimir copia” en una de las impresoras de la Registraduría, se convierte, al igual que Falabella, en nueva toma de información: foto, huellas digitales, y la presencia física en unas instalaciones atiborradas de gente, y de funcionarios –inoficiosos unos, y sobrecargados de trabajo otros- que le tratan como bestia en un corral.


*Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe


movilmyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Se imagina doctor ,si a usted

Se imagina doctor ,si a usted que me imagino lo conocen mas que a mi lo tratan asi..QUE SE DEJA PARA LAS PERSONAS QUE MANEJAN UN PERFIL BAJO??..es asi como en todas esas instituciones tratan a los clientes ya sean guvernamentales o privadas esa experiencia la vivo yo cada vez queme toca hacer alguna deligencia de ese tipo ..en los bancos las secretarias creen que uno va a pedirles limosnas y las oficinas del gobierno peorrrrrrrrr

HACE ALGÚN TIEMPO LEÍ UN CASO

HACE ALGÚN TIEMPO LEÍ UN CASO IGUAL, PERO SUCEDIÓ FRENTE A LAS BÓVEDAS. LA MISMA METODOLOGÍA UTILIZARON EN ESA OCASIÓN, LO QUE HACE PENSAR QUE SON LOS MISMOS ACTUANDO EN DIFERENTE SECTOR. ES CASI SEGURO QUE ESTOS DELINCUENTES SEAN DEL INTERIOR DEL PAÍS, POSIBLEMENTE DE BOGOTÁ (DONDE RESIDEN LOS MAESTROS DEL RAPONEO Y LA ESTAFA) Y ENTRENADOS DESDE ESA CIUDAD, QUE TIENEN ALGUNA ORDEN DE CAPTURA ALLÁ Y DECIDIERON VENIRSE A REALIZAR SUS FECHORÍAS ACÁ. GARROTE CON ELLOS CUANDO LOS CAPTUREMOS.

Es posible que este hecho

Es posible que este hecho hubiese ocurrido, sucede que en internet, esta la misma version pero en relacionada con el centro uno, esto es viejo, y da la casualidad, que a esta historia le hace un falta una buen pedazo, se ve que es mas inventada que el carajo, en todo caso, hay que estar alertas.

Señor columnista, peco por

Señor columnista, peco por inocente, recuerde que Cartagena no es la misma ciudad segura de hace 10 años, y que decir del calvario en que se encuentra ahora para conseguir sus documentos