Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Realidad de la tercera edad

En las audiencias solo se observa, quizás con mucha rabia, quizás con lástima, la más grande de las crueldades humanas. Delante de sus padres, los hijos se expresan en los peores términos de ellos, y sin prudencia ni vergüenza, dicen estar hartos de ellos. Cierto día una hija citó a los hermanos para pedir alimentos para su padre, quien vivía solo en un rancho cerca de un caño de la ciudad. Se jugaban su cuidado del tingo tingo tango, en el cual nadie quiere la pelota ni cumplir una pena.

El hijo menor, llorando, dijo que el día que fue a cuidarlo, según lo habían acordado anteriormente, encontró a su padre en el piso, con la nariz sangrante; la comida preparada para dos días tenía ratas encima; y el olor de la materia fecal invadía la estancia, pero más malolientes eran el dolor y la decepción que hacían llorar a su pobre viejito. Dejo al lector las conclusiones sobre esta escena. Su hijo manifestó que su padre no lo merecía, porque en medio de sus posibilidades ¡fue el mejor padre del mundo! Casos perecidos seguimos viendo.

La C.P. en su artículo 46 reza que “El Estado, la sociedad y la familia concurrirán para la protección y la asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y comunitaria. El Estado garantizará los servicios de la seguridad social integral y el subsidio alimentario en caso de indigencia.” Los padres serán siempre nuestro ejemplo y seremos su más cercana semejanza en la vida, y así como lo es todo en el destino, el mismo trato que les demos, recibiremos cuando seamos viejos, porque seremos ejemplo para nuestros hijos también. Los derechos humanos de los ancianos son obligaciones del Estado, la sociedad y la familia. Esta última es la primera obligada, y no del todo, un asunto del gobernante de turno. Sus derechos hay que hacerlos valer y hay que cumplirlos. Legalmente, los hijos mayores de edad tienen la obligación de alimentar a sus padres, pero sobretodo, darles la calidez y el amor que necesitan. La soledad es peor que no alimentarlos, y como una verdad de Perogrullo, esto sigue siendo falta de valores, como tantas veces se ha dicho desde estas líneas. Es la falta de coraje ante la lucha contra la insensibilidad, es la esclavitud de las cosas banales que establecen la inversión de valores, y la sociedad de consumo que deja de lado lo verdadero. En la etapa senil el ser humano se puede definir con unos versos de Quevedo: “Ayer se fue; mañana no ha llegado/hoy se está yendo sin parar un punto/soy un fue, y un será, y un es cansado”.

*Directora Consultorio Jurídico y Centro de Conciliación, Universidad Libre-Sede Cartagena

tbarrozo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Al llegar a esa edad, cuando

Al llegar a esa edad, cuando todo se cumplió, empieza la tortura. Si fue empleado público el sometimiento a humillaciones para cobrar sus mesadas. Algunos hijos se las quitan, no comen bien, no tienen salud oportuna. A veces un hijo de 10 que tiene se hace cargo del anciano, los otros persiguen los posibles bienes que tenga, empieza la lid por reclamar algo que por verguenza no deberían hacerlo.

Es compleja la situación de

Es compleja la situación de los ancianos en cuando a la demostración de su existencia por la obligación que tienen de demostrar que están vivos. Esa mecánica hay que reformarla porque ellos los ancianos están expuestos a muchos peligros, algunos enfermos otros con disminución de sus reflejos por la edad. Que barbaridad que pase a un plano sin importancia a quienes dieron trabajo y vida.