Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Reflexiones de nuestra historia política

Recordaba en mi columna anterior que ya llevamos 23 años de elecciones populares para la alcaldía de la ciudad, y que en dicho período se pueden obtener algunas reflexiones y apreciaciones para conservarlas en la gaveta de la historia política de Cartagena:

1) A la fecha hemos elegido 9 alcaldes por votación, y para clasificarlos de la forma más sencilla posible diría que 7 tuvieron su origen en el sector político de la ciudad (Rojas, Gar-cía, Díaz Redondo, Barboza y los tres perío-dos de Curi); y 2 fueron de naturaleza cívico empresarial (Paniza y Pinedo).

2) De la anterior distribución electoral, en mi opinión, los triunfos cívicos empresariales se cocinaron prioritariamente por el mismo descontento popular que se dio por el desem-peño de la clase política que le antecedió. De ahí que cada determinado período electoral -como buscando  nuevos horizontes- los carta-generos eligen candidatos no relacionados con el sector político.

3) Partiendo de que hemos calificado “du-ramente” el desempeño de nuestros alcaldes elegidos popularmente, cualquiera se atrevería a proponer alguna de las siguientes cuatro sentencias: A) Que en términos generales no tenemos criterio para seleccionar buenos mandatarios; B) Que somos verracamente de-sagradecidos (con expectativas demasiado al-tas de los gobernantes) y queremos que el Estado nos resuelva todo; C) Que nuestra percepción ciudadana es bien diferente -por ignorancia o desconocimiento- versus la rea-lidad de nuestros indicadores económicos y sociales, y que muchas veces nuestros alcaldes han sido superiores a las calificaciones que les hemos otorgado; o D), la suma de las anterio-res.

4) Cuando el programa de percepción ciudadana “Cartagena Cómo Vamos” le pre-guntó recientemente a los cartageneros: “¿Qué puede hacer usted como ciudadano para ayudar a tener una mejor ciudad?”, solo 3% de los encuestados respondió: “Escoger buenos gobernantes”. El anterior resultado puede indicar que en la ciudad no hay una relación clara de causalidad entre bienestar colectivo y la elección de mandatarios efi-cientes. Lo que sería preocupante, y de alguna manera podría explicar el comportamiento errático de nuestras decisiones democráticas.

5) En el contexto histórico de nuestra vida electoral, diría que existen 3 tipos de personas naturales y jurídicas que participan en la “fi-nanciación” de las campañas, a saber: A) Los que aportan el dinero con el objetivo único de buscar alguna contraprestación a cambio y le importa un carajo el futuro de su ciudad; B) Los que aportan exclusivamente por el objetivo noble de colaborar por el bienestar colectivo de su gente y no quieren nada a cambio; y C) los que meten la cabeza debajo de la tierra como el avestruz, no hacen nada, y luego son los que más critican por los re-sultados electorales.   

6) Teniendo en cuenta la anterior clasifi-cación, las ciudades asertivas en sus decisiones democráticas, dependerán del tamaño y cali-dad de su clase dirigente; así como también de la cantidad y calidad de lo más importante en una democracia: nuestro voto de opinión.

Y así terminaremos nuevamente en la sentencia legendaria e ineludible de que “Ca-da pueblo elige (y mantiene en el poder) el gobernante que se merece”.  Es tan sencillo como eso.



*Empresario



jorgerumie@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

CONCLUSIÓN: EN CARTAGENA

CONCLUSIÓN: EN CARTAGENA SIMPLEMENTE CADA 4 AÑOS NO HAY ELECCIÓN SINO MUTACIÓN...!!!

Cartagena, es la caja mayor

Cartagena, es la caja mayor de los politiqueros de la ciudad, aunque muchos no lo acepten el gobierno de Pinedo tuvo mejor alcance que los anteriores, nos falta un verdadero sentido de pertenencia y amor por nuestra ciudad.