Indicadores económicos
2017-06-23

Dólar (TRM)
$3.035,83
Dólar, Venta
$2.910,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.390,71
UVR, Ayer
$251,04
UVR, Hoy
$251,06
Petróleo
US$42,74

Estado del tiempo
2017-06-23

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 06:11

Marea max.: 29 cms.

Hora: 23:08

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Reflexiones sencillas para temas complejos

Algunos buenos amigos me han expresado su dificultad para creer en Dios y en la vida después de la muerte.



A estos temas complicados me gusta ponerles un poco de lógica y sentido común.

Para mí, la dificultad sería la contraria, pues sin una inteligencia infinita, Dios, no podría explicarme mi propia existencia física ni la de mis congéneres dotados de organismos maravillosos que funcionan a la perfección.

Lo mismo sucede con las demás criaturas del universo, desde los seres microscópicos hasta las galaxias separadas por años luz y de tamaños a veces tan grandes que en comparación con ellas el planeta tierra es pequeño y, sin embargo, todas en sí mismas son perfectas, armónicas y ordenadas.

Para mí es inconcebible que tanta perfección en detalles y funcionamiento de los seres vivos e inertes se deba al azar o a la sola evolución de una nebulosa.

A mi juicio todo en el universo es creación de una inteligencia perfecta y buena. A esa inteligencia suprema forjadora del universo la llamo Dios, que en su relación con la humanidad es puro amor.

Dios es espíritu y como tal, invisible, pero se hace evidente en cada una de sus criaturas, en nuestra conciencia y en las leyes que imprimió en ella para que rigieran nuestra conducta de modo que desarrolláramos existencias saludables, prósperas y felices, antesalas de la vida eterna. Como ha dicho Josemaría Escrivá, la felicidad del cielo es para los que saben ser felices en la tierra por el acatamiento de las leyes de Dios.

El hombre, en cambio, es un compuesto de cuerpo y alma. El cuerpo se rige por leyes físicas y el alma por las leyes espirituales.

Ahora veamos lo de la otra vida.

Me gusta valerme de la metáfora del óvulo y del espermatozoide para entender mejor ese misterio sobrenatural y fortalecer mi convicción de una vida eterna después de la muerte.

Antes de ser personas los humanos fuimos óvulo y espermatozoides y así existimos durante algunos años. Cada uno de estos elementos en su pequeñez microscópica contenía el ADN de nuestros antepasados, de los que somos producto.

En comparación con la dimensión cósmica casi no existimos físicamente. Pero en verdad no solo existimos ahora como seres humanos sino que también existimos anteriormente, en otra vida, como simples óvulos en el ovario de nuestras madres y como simples espermatozoides en los genitales de nuestros padres.

Para un óvulo existe la posibilidad de ser fecundado por un espermatozoide y llegar a convertirse en una criatura humana; pero para los miles de óvulos que convivieron con él en el ovario y al morir no fueron fecundados, la muerte significó su desaparición en el misterio.

Ignoro cuáles sean las leyes divinas que determinan que unos óvulos alcancen la vida terrenal mientras otros simplemente mueran; pero en el universo todo es ordenado y la diferencia entre un óvulo hecho hombre y otro desaparecido en la nada es de tal magnitud que no puede ser atribuida al azar.

En cambio, los creyentes nos esforzamos por conocer y cumplir las leyes divinas que nos permiten vivir con excelencia en la tierra y alcanzar la vida eterna después de la muerte, disfrutando del gozo infinito de Dios.



info@geniales.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese