Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Reformas y un ministro

Los parlamentarios de la Comisión Conciliadora de Senado y Cámara convirtieron en un auténtico esperpento el proyecto de Acto Legislativo de la Reforma a la Justicia, debido a los innumerables micos que le agregaron. 

De la Comisión salió una criatura deforme  antiética e inmoral. El presidente Juan Manuel Santos se negó a promulgar ese acto, basado en argumentaciones jurídicas encaminadas a evitar que los delincuentes ya juzgados y condenados aprovecharan la impunidad que generaría ese acto. La finalidad de los micos iba dirigida a que los sindicados de la parapolíitica y la corrupción administrativa se blindaran contra las penas impuestas por la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía. De contera con la eliminación de las inhabilidades los legisladores y aforados gozarían de una inmunidad vergonzosa.

A manera de digresión, vale la pena traer a colación el episodio ocurrido en los años ochenta, durante la presidencia de Virgilio Barco Vargas. En el Congreso de esa época, hacia tránsito normal una reforma constitucional, que aparentemente terminaría exitosamente. Sin embargo, en el último debate, parlamentarios proclives al narcotráfico le insertaron un “mico” destinado a eliminar la extradición. La extradición era la bandera del gobierno Barco para combatir al narcotráfico. El Ministro de gobierno, Carlos Lemos Simmonds intentó en un amplio debate evitar que se agregara el mico. Todo fue inútil, al final prefirió retirar la reforma, y no aceptar que el acto legislativo se convirtiera en una patente para beneficio de los extraditables.

Guardadas las proporciones, el Presidente Juan Manuel Santos, ante esta “Reforma de la Justicia”, presentó sus objeciones al acto legislativo a fin de no promulgarlo. Y logró que el Congreso hundiera el citado adefesio, no hacerlo hubiese sido cohonestar que tanto la Fiscalía como la Corte Suprema de Justicia terminaran convertidas en organismos eunucos, sin capacidad de enjuiciar y condenar a los transgresores del código penal.

Ese desaguisado despertó toda una serie de reacciones justificadas y justificables, que  motivaron a ciudadanos y algunos medios a proponer fórmulas, que incluían la revocatoria a los actuales congresistas y la convocatoria de una Constituyente.

En cuanto a la emoción coyuntural de la revocatoria y la Constituyente, la experiencia que vivió el país en los años noventa debe servir como ejemplo de lo que ocurre en una democracia imperfecta como la colombiana en la que  eventos de ese tipo no producen los efectos ideales o deseables. En aquellas calendas se revocó al Congreso de la época y en su remplazó vino otro con iguales o peores vicios del revocado: florido de nepotismo, con familiares de  los congresistas revocados; esa fue la cruda realidad.

En cuanto a la Constituyente, estas asambleas “se sabe como comienzan pero no como terminan”. ¿Qué tal: a manera de ejemplo, que se apruebe la reelección permanente? El país estaría expuesto a caer en la manía dictatorial, con mandatarios aupados por el populismo.



*Ex Director de El Universal. Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, de la de Cartagena y de la de Historia.



dmorond@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese