Indicadores económicos
2017-10-23

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-23

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 23:40

Marea max.: 20 cms.

Hora: 13:50

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Renuncia y riesgos

La renuncia de Héctor Hernández no sor-prendió a nadie. Su candidatura a la goberna-ción no cuajó. Como él lo dijo, sus copartida-rios lo ignoraron y los sondeos señalaban que no generaba adhesiones. Así vislumbró su fra-caso y el ocaso de su mentor.

Ello justificó su abandono. No es un político con necesidad de exhibir su fuerza para llegar al escalafón de las repartijas, sino alguien que sí prestó servicios al Estado, pero en cargos lejos de los avatares de la politiquería, lo que le impidió enterarse y comprender el pregón que sostie-ne que perder también es ganar.

Pero más que especular sobre a quién fa-vorecerá su retirada, se debe resaltar que hay partidos con falta de unidad de propósito y sin vocación de obediencia. Un  senador de la U fue quien torpedeó las aspiraciones del candidato que avaló su partido. Sin embargo, no hubo reproches ni sanciones en su contra, como si sacrificar la posibilidad de conservar una posición fuera una maniobra de rutina, en la que nadie repara cuando se usa como salvavidas por la facción que, en el evento de ser elegido, no disfrutará del favor del candi-dato.

Todo porque los políticos tienen la con-vicción de que su subsistencia depende de disponer de un porcentaje del erario. No siempre ese beneficio se obtiene estando del lado de los copartidarios. En ocasiones la ge-nerosidad se encuentra en los adversarios, que, a la postre, se convierten en aliados de confianza. Esa es la tónica que impera. Por eso, en elecciones, las ideologías se relegan, afloran las coaliciones de conveniencia y las jerarquías de los partidos se alejan de las ren-cillas de los dirigentes de provincia, cuya lealtad se exige sólo para respaldar las iniciati-vas del presidente.  

El desafecto por el candidato de la U de-notó no sólo que a este partido se afiliaron bandos que desconfían entre sí, sino que sus líderes carecen de interés para definir el perfil de sus militantes. Además no los anima preci-sar las prioridades que se incluirán en los pro-gramas de gobierno que expondrán ante los electores y ejecutarán en caso de obtener su favor. Ello explica por qué no hubo consenso en la escogencia del aspirante y su descalifica-ción posterior, pese a que su hoja de servicios se soporta en méritos y ejecutorias, más que en recomendaciones.

No obstante los distanciamientos e indis-ciplina entre copartidarios no es problema ex-clusivo de la U. Los conservadores también lo padecen. Deténgase frente a una pancarta que enseñe la cara de un aspirante a concejal ava-lado por la C y encontrará que él pide respal-do para el candidato que aspira a la alcaldía con el aval de la U.

Pero, como dije atrás, nadie se conmueve. Tal vez nos habituamos al caos y a dejar que los hechos ocurran sin averiguar las conse-cuencias, aunque se avizore la calamidad, que, tras el ocaso de García, se materializará en la toma de posiciones por fuerzas que no nos representan, no sólo porque sus mentores provienen de otros extremos, sino, lo más grave, porque su intención es instalar gober-nantes sin autonomía para que drenen a su favor las arcas del Estado y desconozcan los derechos de los ciudadanos.

En este caso no habrá regocijos por la caí-da del cacique.



*Abogado y profesor universitario.



noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Pantaleon, escribes muy bien

Pantaleon, escribes muy bien y a decir verdad me gusta tu redacción, pero hoy a los Raad lo unico que han hecho es pagarle con la misma moneda. Tomo uno de tus parrafos y le cambio el escenario y el nombre a ver: Que, tras el ocaso de los RADD, se materializará en la toma de posiciones por fuerzas que no nos representan, no sólo porque sus mentores provienen de otros extremos, sino, lo más grave, porque su intención es instalar RECTORES sin autonomía (Sergio Hernandez) para que drenen a su favor las arcas de la Universidad y desconozcan los derechos de los estudiantes.

Los Raad no son malos

Los Raad no son malos politicos, son buenos politiqueros, este señor parece cuota de ellos.

Los Raad no son malos

Los Raad no son malos politicos, son buenos politiqueros, este señor parece cuota de ellos.