Indicadores económicos
2017-02-21

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.853,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.081,62
UVR, Ayer
$243,86
UVR, Hoy
$244,12
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 17 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Reto

Como pocos columnistas especializados en asuntos de Estado plantean la inexistencia real entre nosotros de una verdadera democracia por carecer de Oposición institucionalizada que la consagre, pues no se ha dictado la ley estatutaria para reglamentarla según el art. 112 de la Constitución, vacío que la derecha impide llenar, he decido invitar a quienes leyeren esta nota a un debate sobre el por qué la opinión científica y política elude plantear seriamente esa falencia y tolera que en Colombia se llame democracia a la incompleta vigente que no lo es.



Lo cierto es que entre nosotros solo se tiene por democracia al modo de elegir y gobernar sin que el examen ahonde en la imperiosa necesidad que tiene una parte de la sociedad, grande o pequeña, de contradecir en paz las decisiones de las autoridades ejecutivas del Estado más allá de los controles recíprocos de carácter jurídico que entre sí mantienen sus ramas como interna oposición administrativo-funcional, eludiendo científicamente analizar la esencial de carácter público y político que deben ejercer las minorías ante las mayorías que detentan el poder, única que puede servir para su depuración y mejoría.

Seducido por el sistema político inglés de gobierno-oposición, lógico dentro de un sistema parlamentario, he creído siempre en la posibilidad de que en el presidencialista nuestro con obvias variantes puede establecerse. Y de poderse se puede, mas la glotonería del ejercicio del poder por parte de las oligarquías mandantes ha llegado a impedir cualquier intento de instituir la Oposición con rango constitucional y como institución equilibradora del desarrollo del mando, sindicándola de huevo de la subversión. Por eso hago estos ejercicios de exponer las presentes opiniones con la ilusión de que haya demócratas de verdad que no vean el poder como bien exclusivo de los elegidos, sino que entiendan que oponerse a su ejercicio es la parte suya oculta que desprendida de la que la esconde autocriticándose se hace pública. La Oposición constitucionalizada es el propio poder que no creyendo totalmente en sí se pone en contra propia para denunciar sus particulares errores. 

En suma, la Oposición institucionalizada es el otro yo del Poder al que le desagrada lo malo que tiene por dentro y se auto fustiga. Ese juego de pros y contras, de afirmaciones y negaciones, es de lo natural democrático, enfrentado a lo que dentro de lo que se dice tal no lo es, probando que su esencia refleja lo contrario o sea lo dictatorial o antidemocrático. Yo creo que en Colombia, no habiendo Oposición legal sino fáctica, no hay una democracia real. Insto a que me contradigan y convenzan.

Hago este reto para saber si nuestros comentaristas son amigos o no de la existencia de una Oposición como garantía política democrática y no del actual cascarón que la imita dentro del que se divierte la oligarquía,  ganadora siempre de las elecciones manejadas a su antojo. Y no digo que las compra porque esto consagraría el capital como factor básico de la actividad pública para solaz de los corruptos honrados que la dirigen en sustitución del puro “elan” democrático que han destruido.

Demócratas, instituyamos constitucionalmente la Oposición como Par del Gobierno y démosle fuero para crear una auténtica democracia.



*Abogado, catedrático, exrepresentante, exsenador, exgobernador, exembajador ante la ONU.



jangossa3@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese