Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sal y luz

Aunque los avances científicos han contribuido a disminuir la mortalidad, hoy vemos muchas enfermedades sicosomáticas y situaciones conflictivas en las personas y en sus relaciones con los demás, que afectan la vida diaria y disminuyen o deterioran la motivación, el rendimiento, el sentido de la vida, el entusiasmo y la capacidad de comunicarse y de establecer relaciones sanas y duraderas.



Cada vez los consultorios de los especialistas en las ciencias de la conducta están más atascados de personas que buscan mayor sentido a sus vidas y la solución de conflictos internos o en sus relaciones con los demás.  Cuánto podríamos evitar si estuviéramos más en contacto con el mejor médico del cuerpo y del alma y luz para nuestras existencias, Cristo Jesús, quien permanece en medio de nosotros y en las lecturas de hoy nos invita a que seamos sal y luz del mundo*.

Es decir, a que permitamos que se transparente a través de nosotros, la capacidad de Él, de darle sabor a la vida y de iluminar las diferentes situaciones con su Sabiduría.

La sal desde tiempos muy remotos ha cumplido con muchas funciones. Una muy importante es la de preservar los alimentos para conservarlos sanos. Estamos rodeados de manera constante con situaciones de peligro que dañan el estado de nuestra alma, de allí la importancia de revisar permanentemente nuestro corazón y nutrirlo con la sal del evangelio y de la oración, para que se preserve la salud espiritual y podamos contribuir a que prevalezca el bien, la verdad, la justicia y el amor.

No es tarea fácil, implica luchas internas constantes y lidiar de manera apropiada con las situaciones del ambiente. Si en un alimento cualquier pedacito se pudre, puede contaminar al resto, por eso necesitamos revisar con lupa cada detalle de nuestra existencia, de nuestros pensamientos, intenciones, acciones u omisiones para restaurarlos permanentemente a la luz de la Palabra y a través de los sacramentos.

La sal también realza el sabor natural de las comidas, si se pone en las proporciones debidas. Jesús permanece en medio de nosotros, para que recurramos a Él y demos más sabor a nuestra existencia y para mantener el equilibrio apropiado, necesitamos compartirlo con los demás en las situaciones cotidianas de la vida.

Para que una bombilla tenga luz debe estar conectada a una fuente o por lo menos recargarse de ésta, igual nos sucede si pretendemos tener algo de luz en nuestra existencia, porque necesitamos estar conectados a la fuente de luz divina. Puede ser de manera directa o indirecta, a través de las personas, de una buena lectura o experiencias que nos ayuden a crecer y ser mejores.

Dios nos ofrece, a través de su Espíritu Santo, transformar todo lo que hace más dura y difícil nuestra existencia: los rencores, las preocupaciones excesivas, las tentaciones, los miedos, las inseguridades, las rencillas, la violencia, para cambiarlos por gozo, caridad, humildad, paciencia, bondad, continencia, fidelidad, fortaleza y amabilidad.

Acerquémonos a Dios para que nos ilumine, nos preserve y dé más sabor a nuestras vidas y podamos compartirlo con los demás.  Dijo Jesús: “procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo”*. 

*Mt 5, 13-16

*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.

judithdepaniza@yahoo.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese