Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Ser prósperos

Ser prósperos implica el deseo de progresar. Tener objetivos claros, proponerse metas intermedias. Economizar para crear la semilla de nuestra independencia.

En nuestras empresas hay empleados excelentes que hacen su oficio con maestría pero llevan diez o quince años haciendo lo mismo, ganando poco más que su primer sueldo.

En cambio existen otros que llevan cinco años con nosotros y han ido escalando desde los primeros peldaños en nuestra organización hasta ocupar cargos altos de mayores responsabilidades con salarios que han venido subiendo en la medida que lo merecen sus nuevos oficios.

Y hay otros que aprovecharon la experiencia en nuestra organización como si ésta fuera su escuela o su universidad. Desde un principio ahorraron por lo menos el 10% de cuanto ganaban como semilla de su independencia, cada año mejoraban su posición y sus ingresos y un buen día decidieron aprovechar lo aprendido y utilizar sus ahorros y sus prestaciones para crear con su cónyuge o con un socio un pequeño negocio que pronto les permitió darnos las gracias e iniciar su vida independiente.

Esa en realidad ha sido la experiencia de muchos de los grandes empresarios de aquí y de todas partes, de las personas que han progresado, que han sido prósperas.

Uno de los defectos de nuestra sociedad es el conformismo. La ausencia de deseos de prosperar. La falta de ambición y de la conciencia de una misión y de una visión de vida.

Una persona puede ganar un buen sueldo pero si gasta más de lo que gana nunca será independiente. Es lo que ocurre en la mayoría de las veces por no decir casi siempre. Las personas no tienen un presupuesto de gastos, compran lo que les apetece y la tarjeta de crédito se convierte en su celestina.

Es difícil creerlo pero el deseo de prosperar, el anhelo de ser independiente junto con el hábito de ahorrar por lo menos el 10% de cuanto uno gane es el fundamento de la independencia económica y si esto se acompaña de un proyecto de vida, se logra la prosperidad.

Una persona puede ser rica y sin embargo no ser próspera. Muchos ricos heredaron su fortuna y no supieron ser prósperos. Cada día se la fueron gastando hasta cuando la agotaron y dejaron de serlo.

Para ser próspero no se requiere una inteligencia excepcional ni mucha academia. Lo que si se requiere es ambición, deseos de superación, un plan de vida y crearse el hábito del ahorro. Además, si la persona logra trabajar en el área de su talento predominante, su actividad laboral se le hace placentera, aumenta su energía y se concentra fácilmente en lo que hace. Su trabajo se convierte en su mejor pasatiempo.

En ese caso lo importante es tener claros los diferentes roles para no descuidar el rol de cónyuge, de padre, etc., sino darle a cada uno el espacio que le corresponde.

Estas son consideraciones simples, sencillas, pero son el abecedario de la independencia económica, de la prosperidad, la cual no tiene misterio pero no es simple teoría hay que ponerla en práctica, creándose buenos hábitos. El resultado final nos llenará de alegría y hará más fácil el camino hacia la felicidad.

Porque la prosperidad sostenida poco a poco se convierte en riqueza y la riqueza en poder: poder cuidar la salud y alimentarnos bien, para vestir adecuadamente, para mejorar nuestra vivienda, para tener un vehículo confortable etc. Poder para educar bien a los hijos, para complacer al cónyuge, para atender a los amigos, para servir a la comunidad, etc.

La riqueza bien habida y bien empleada es un buen instrumento para forjar nuestra felicidad y la de quienes nos rodean.

talarame@hotmail.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No soy amigo de la loa, pero

No soy amigo de la loa, pero si yo tuviera siquiera una pizca de la intelingencia excepcional de este señor, que sin duda la tiene: yo fuera multimillonario, claro está, cn un buen corazón como el suyo. Gracias por sus palabras Don Alberto

Tiberio, sé que no lo haces

Tiberio, sé que no lo haces por loa, tampoco sabes que lo haces por desconocimiento de lo que hace en realidad este señor, que sí se la pasa desde agosto de 2.010, haciendo loas y especialmente zalemas al presidente Santos, habla de prosperidad, el presidente dice "PROSPERIDAD PARA TODOS", este señor Alberto Araújo, hace creer entonces que la no prosperidad o la pobreza de millones, es culpa de ellos mismos y no de oligarcas como él

Según este señor Arújo, el

Según este señor Arújo, el empresarismo es sólo cuestión de actitud y un poquitico de esfuerzo para ahorrar el 10% del salario mínimo por cierto con el que hay que pagar, salud, educación, recreación, transporte, alimentación, vivienda (la mayoría vieve arrendado), vestido... e imprevistos.Pero suponiendo que se refiere a trabajadores de ingresos superiores de unos 4 millones,que son escasísimos(tiberio pregúntale a éste señor, cuántos empleados tiene de ese ingreso?, puro mínimo)

No querido Tiberio éste señor

No querido Tiberio éste señor Araújo, sólo trata de legitimar el modelo de desarrollo social y económico que le ha convertido en rico, haciendo ver que no ha sido sino por su inteligencia y sacrificio y, en cambio la pobreza o no prosperidad de los pobres es por culpa de ellos mismos, por flojera, falta de inteligencia, sacrificio... y no por la verdad que es que unos entre ellos él; son unos explotadores que gozan de privilegios que les otorgan quienes manejan el Estado,

Es por eso entre otras cosas

Es por eso entre otras cosas que hace zalemas al presidente y al gobierno en general; Tiberio este señor es el padre del señor fernando Araújo, que se hizo a los terrenos de chambacú donde está construido el edificio llamado inteligente, no quedó clara la adquisición legal de esos terrenos y en cambio sí quedó sembrada en la conciencia colectiva que por lo menos hubo violación al estatuto moral de la sociedad cartagenera, términos de tráfico de influencias entre otras cosas.

Señor Alberto Araújo, no es

Señor Alberto Araújo, no es así de simple el empresarismo al que ud se refiere y que disfraza con el nombre de prosperidad. La prosperidad sea por la vía de ser empresario o asalariado, no es algo que se pueda evaluar sólo observando la actitud de la persona (creo sí y estoy de acuerdo que es muy importante), el Estado regula la economía y en general es el principal determinador del norte de ésta, en el capitalismo los dirigentes de éste (del Estado) o el gobierno, la diseñan para favorecer a los ricos como ud.

Qué puede hacer entonces un

Qué puede hacer entonces un pobre hombre que gana el salario mínimo para ser próspero frente a políticas de Estado y de gobierno que le son desfavorables, por mucho que tenga una actitud de prosperar. Hay casos, pero excepcionalísimos y en circunstancias muy especiales y, no se trata de excepciones sino de regla general.
Evidentemente usted manipula

EL LIBRO SE LLAMA:"UNA FORMA

EL LIBRO SE LLAMA:"UNA FORMA SANTA DE PROSPERAR"; EN ÉL SE EXPLICA COMO SER RICO SIN COMETER LOS ERRORES ÉTICOS DEL AUTOR Y SU FAMILIA.