Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sin el menor sonrojo

Cuando una concepción política regresiva confunde los componentes de un modelo de Justicia con la ineficiencia de sus operadores, equivoca las soluciones encaminadas a lograr prontitud y equidad en los procedimientos judiciales y prevalencia de lo justo en las sentencias de los jueces.

La crisis de nuestra Rama Judicial no proviene de fallas en su estructura, sino de falencias humanas en su nómina de servidores.

A la sombra del estruendo causado por la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, el Congreso y dos de las más altas corporaciones, la Corte Suprema y el Consejo de Estado, amañaron la reforma judicial en beneficio de ellos tres, con el Gobierno en la Dirección Técnica. Los honorables magistrados tendrán período de doce años y retiro forzoso a los 70, y los flamantes congresistas dos instancias en caso de que continúen ochomileando y parapolitiqueando.

El viraje de los presidentes de la Corte Suprema y el Consejo de Estado fue olímpico: en 48 horas pasaron de pedir la intervención de un organismo internacional que los protegiera de los despropósitos del Gobierno y el Congreso a la rendición final. Como los desmovilizados, se fueron a Palacio a entregar las armas sin el menor sonrojo y a celebrar dichosos su tránsito de disidentes a cortesanos. 

Desde el Gobierno y el Congreso siguen ahorcando las funciones constituyente y legislativa para que la Constitución y la ley formalicen privilegios a los titulares de las tres cúpulas del poder, incluyendo escudos protectores en caso de graves granujadas. Sólo faltó, en el acuerdo del viernes 4 de mayo, que se redactara una norma que dijera: “A los congresistas de Colombia no se les aplicará el Código Penal”.

Pero el acto más desconcertante de la nueva pieza teatral fue que el Consejo de Estado simuló una reculada por dos puntos oscuros del pacto y el ministro de Justicia otra por la oportunidad del nuevo período de los magistrados. ¡Chaparrinadas! Lo prioritario era clonar la Sala Administrativa del Consejo Superior en un Sistema de Administración Judicial y la Disciplinaria en un Consejo Disciplinario, así como la Comisión de Acusación en un comité encargado de proponer “antejuicios políticos” para los aforados.

Es un secreto a voces que Aurelio Iragorri, Roy Barreras, José David Name, José Darío Salazar y uno de los sacamicas de Martínez Sinisterra tienen candidato para Director Ejecutivo de la Rama Judicial. Es el broche que resta para que Germán Vargas y Juan Carlos Esguerra igualen, en dimensión histórica, a Justiniano y Alfonso El Sabio.

La infravaloración de la Regla Suprema en Colombia es protuberante. Su posición prevalente o preferente muere en los desayunos presidenciales, porque con la dialéctica del chocolate, los pericos (huevos, claro) y las tostadas francesas alinean a los mendicantes.

Con esta reforma que pide caneca donde ser botada, no será una herejía devolverle a la Rama Judicial la despectiva definición de “Tercer Poder”, ni comparar al Congreso con una oficina de registro de las decisiones del Ejecutivo. Entre nosotros, las reglas resultan falseadas desde el momento de su concepción. Es el modo de satisfacer intereses políticos y corporativos con el uso torticero del poder.



*Columnista



carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ayer fue en beneficio del

Ayer fue en beneficio del Presidente en ejercicio.
Hoy es en beneficio de los Magistrados (de las Cortes) y de los mismos Congresistas en ejercicio.
¿Por qué no medir a todos los miembros de los 3 poderes con el mismo rasero?
Contubernio. ¿Quién reprocha a quién?

Nos demuestra esto que

Nos demuestra esto que nuestra dirigencia no está dispuesta a vestirse de blanco,que continuara llena de lodo,legislando y aplicando justicia de acuerdo a sus mezquinos intereses.
Lo que si deben tener bien claro es que hablar de paz es una burla y sofisma,porque mientras continuen estas condcutas discolas de nuestros dirigentes,lacorrupcion campeante y la impunidad nos señalan un camino de tormentas.

... lo dicho: los 3P estan

... lo dicho: los 3P estan corta'os con la mismita tijera; o trazados con una escuadra defectuosa ke al parecer tiene 77 grados en lugar de 90.

"La crisis de nuestra Rama

"La crisis de nuestra Rama Judicial no proviene de fallas en su estructura, sino de falencias humanas en su nómina de servidores." Este postulado es incontrovertible y significa que la causa básica de los desajustes en el Poder Judicial radica en una defectuosa selección de esa nómina. Pero ese procedimiento, el de la elección de los altos funcionarios judiciales, como también los requisitos para ocupar las respectivas posiciones, continuarán intactos. Solo han cambiado el período del ejercicio, fijado en 12 años, y la edad de retiro forzoso, que será de 70 años. Estos dos cambios, si existiera una rigurosa lección, sería una ventaja. ¿Pero quién garantiza que no tengamos Cortes integradas por clones de un Yezid Ramírez, por decir un nombre?