Indicadores económicos
2017-04-24

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sin oposición no hay democracia

Yo sé que la mayoría de los lectores, seguramente influidos por el mesianismo reaccionario de la dictadura al duplo de Uribe Vélez y el alud mediático que defendiéndolo casi nos aplasta, tienen de la Oposición –escrita así con mayúscula inicial- el concepto negativo de que no es necesario instituirla para que la democracia exista y sea total y auténtica.

Sus conciencias, amaestradas por el pensamiento de que la sociedad debe con criterio eclesial ser obediente, tersa y unanimista respecto de los gobiernos de turno por el supuesto dogma de que lo mayoritariamente electoral es justo, no piensan que aquella, formada de disímiles modos y alimentada dialécticamente por contradicciones surgidas del movimiento perpetuo en que vive, jamás será representada a cabalidad por el silencio conventual manipulado ya por Prior de ceño fruncido e inescrutable o Abad de encubierta vocación etílica, fácil de lengua y de costumbres. Tampoco de que el triunfo electoral esté exento de contaminaciones políticas y éticas. Por ello esta nota y las próximas tal vez saquen de quicio a dichos lectores y subrepticiamente pidan a la dirección de El Universal  mi cabeza por el peligro que entrañan mis ideas,  la cual me atrevo a suponer que no accederá a tamaño despropósito no por mí sino por lo que pienso. ¿Han imaginado ustedes alguna vez la superioridad de pensar frente a informar, dilema que debe debatirse hoy en todo medio, especialmente en los que informan no de modo objetivo sino subjetivo como contrapensamiento?

Lo cierto es que hoy empiezo a opinar sobre la Oposición que en Colombia existe solo como trompo de poner, es decir, para que desde chiquitos los compatriotas se ejerciten contra ella tirándole piedras, hasta matarla quizás, a nombre de la tranquilidad de quienes mandan y en homenaje a su democracia de alcoba, depositaria de sábanas y almohadas limpias con las que cubren sus impolutos cuerpos y entre las que realizan cópulas de blancos orgasmos. La gente del común, la que hipnotizada cree que la vida se  resume en los titulares mediáticos, ha llegado al extremo de suponer que la Oposición es el mismo Diablo y hacen conjuros en las bóvedas del poder financiero donde medran  para que sus líderes desaparezcan. No dudo de que a mí, que la defiendo, me ven con los cuernos que para satanizarnos nos ponen sus dibujantes y me tiran buscapiés que incendien mi cuerpo para que de su crimen no quede rastro alguno.

Después de tantos años al amparo del constitucionalismo, de las ideas democráticas alimentadas en especial por la igualdad de la gran revolución francesa de 1789, del liberalismo de izquierda y el liberal-socialismo, de la aceptación de que por virtud de una Constitución auténtica no hay democracia sino en las contradicciones dialécticas de la sociedad formadas por los grandes polos Gobierno y Oposición, he llegado a la sabia conclusión de que cuando esta no se halle institucionalizada y reglamentada para que todos sepan cuáles derechos y obligaciones les corresponden a cada uno, no hay democracia real sino falsa.

Como en Colombia no hay Oposición institucionalizada, sino tibias y pocas críticas contra el gobierno, hay que darles fuero constitucional a sus jefes  para que la ejerzan sin miedo de que los repriman.



*Abogado, catedrático, ex Representante, ex Senador, ex Gobernador, ex embajador ante la ONU.



jangossa3@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese