Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Sobre la tragedia invernal

Cuando escuchábamos la voz conmovida del gobernador del departamento de Antioquia, doctor Luis Alfredo Ramos, ante la tragedia que se presentó en el municipio de Bello, y la reflexión que hizo en el sentido de que el Congreso Nacional debía tramitar una ley que señale pautas, incluidas prohibiciones relacionadas con la construcción de viviendas en zonas de alto riesgo -como la del barrio que quedó sepultado por toneladas de tierra desprendidas de la montaña-, pensamos que hechos tan dolorosos ocurrían, en buena parte, por la imprevisión y omisión inexcusable del Estado.

En efecto, las autoridades deben ser providentes en el sentido de no actuar sólo con ocasión de la ocurrencia de un suceso fatal sino antes de que este se presente, cuando el acontecimiento sea previsible, como el del barrio La Gabriela, del mencionado municipio: un asentamiento humano que se fundó en una zona no habitable, y que, pese a ello, el Gobierno municipal permitió y estimuló, llevándole servicios públicos, como lo observara el gobernador, Luis Alfredo Ramos, en lugar de haber planeado su reubicación, oportunamente.

Como lo han advertido las autoridades, más de 1.000 familias deben salir lo antes posible de esa zona de desastre, pues calificarla a estas horas solamente como de “alto riesgo” sería un eufemismo. Con todo, cabe preguntar si las agencias del Estado, y particularmente la Oficina de Atención de Desastres, adscrita a la Presidencia de la República, están preparadas para afrontar esa clase de tragedias.

Habrá que examinar el asunto a fondo, dada su complejidad. ¿Acaso se dispone de una información al día de los sitios donde pueden presentarse esos desastres, y sobre esta base planear soluciones distintas a invitar a la gente sobreviviente a que abandone los lugares donde ocurrieron los hechos dolorosos?

En verdad, creemos que no existen esos recursos, razón por la cual habría que crear una estructura de financiación nueva –y eso se puede contemplar en la ley en que ha pensado el Gobernador de Antioquia, doctor Luis Alfredo Ramos-, en la cual participen la Nación, los departamentos, los municipios y las corporaciones de desarrollo regionales, y a través de la cual también se puedan canalizar apoyos económicos internacionales de carácter humanitario, para evitar que ocurran tragedias anunciadas, y no sólo para auxiliar a los damnificados sobrevivientes, remover escombros y rescatar cadáveres, como misión única del Estado en tales casos.

Es de anotar que ni en el sector urbano ni en el rural la gente pobre ha escogido, por su gusto, lugares peligrosos para vivir. Se han visto forzados a ello, acaso porque no ha existido una política social con suficientes estímulos para que el derecho a la vivienda se convierta en una realidad para los colombianos sin techo propio.

Finalmente, consideramos plenamente justificada la declaración de Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica; medida de excepción a través de la cual el gobierno del presidente Santos podrá atender la situación calamitosa que, por el invierno prolongado y destructor, padece la mayor parte del territorio nacional.

¡Nuestra solidaridad inmensa con las víctimas!

*Ex congresista, ex ministro, ex embajador.

edmundolopezg@hotmail.com



 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

estos asentamientos humanos

estos asentamientos humanos no son nuevos en condiciones deplorable ,los que están, como los que pasaron, con poder de decisión realmente no trabajan por bien común.solo llegan a saciar su apetito, sin importar la calamidad del otro. cuantas tragedias tendrán que pasar.

• Los asentamientos en zonas

• Los asentamientos en zonas peligrosas son tan viejos como los colombianos.
• Lo que sucede es que los noticieros, la facilidad de las comunicaciones y la tecnología nos presentan los hechos de manera clara, cruda e inmediata.
• El principal culpable es el Estado, los gobiernos, los congresistas de toda la vida de la república sin excusar a muchos ´pobres’ que van colonizando invasiones, venden e invaden y así sucesivamente.
• Ejemplo, muchos políticos azuzaron a los invasores del cerro La Popa