Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Somos así

Algo que descubre el ingeniero, el químico, el físico, el matemático, (en fin todos los que tratan con las llamadas ciencias exactas) cuando se asoman a las llamadas ciencias sociales, es que en estas, los fenómenos tienen un alto grado de “impredecibilidad”, porque siempre interviene en ellos un elemento incierto: la voluntad humana.

En lo social, todo depende. Nada se puede describir y/o representar mediante formulas. Por eso es imposible generalizar, y cuando se hace, se debe entender en términos probabilísticos. En ese campo caen los estereotipos sociales. Cuando se habla de la idiosincrasia, se tiene que entender referido al comportamiento probabilísticamente esperado de un individuo de la cultura, y no al de todos ellos en general.

La forma de ser de los nativos de la costa, a mi modo de ver, esta íntimamente ligada, más que a su herencia genética, (una mezcla de latinos, africanos, indígenas y árabes, en nuestro caso), a su geografía, y a la forma en que se proveen los medios de subsistencia.

Primero que todo, el mar y el clima, quiérase o no, ejercen una enorme influencia sobre los individuos de las costas. El mar es una enorme despensa de alimentos, y por lo tanto las personas que viven en sus orillas no necesitan almacenar: simplemente toman de las aguas lo que se necesita para el día.

Así como las dificultades para proveerse el sustento de los habitantes de las montañas, los obligan a prever –planear y almacenar- para épocas de escasez; y por ende los vuelve reservados y egoístas, para los de las costas, no existe el concepto de la acumulación, tampoco el de planeación, y eso los hace libres, irresponsables y flojos.

En la costa, unas pocas horas de trabajo diario y en comunidad, bastan para proporcionarse el alimento y los excedentes necesarios para intercambiar con otros productos de la cultura. El resto del tiempo es ocio, y búsqueda de placer, porque satisfechas las necesidades de supervivencia, y aseguradas su satisfacción futura, los hombres se dedican a las actividades placenteras: el recreo, el jolgorio y la creatividad.

No hay que luchar entre si por la supervivencia. Los individuos se ayudan mutuamente, no porque lo obliguen las leyes o lo enseñe la religión, sino por que así, la faena de la pesca renta mas beneficios; y eso los hace solidarios, afectivos, sinceros, confiados y espontáneos; también “vulnerables” frente a quienes para sobrevivir, tienen que competir en el día a día, con sus semejantes.

Segundo; el clima que obliga a salir de las casas y el trabajo al aire libre; el sonido rítmico de las olas, que es ruido, o música, depende con que oídos se quiera escuchar; la belleza del paisaje cambiante que invita a la contemplación y la reflexión; el fuerte olaje de un mar de leva, o el susurro de las olas en las mañanas, que enseña que es rebeldía, y libertad, pero también que es ternura, son responsables en ultimas de nuestra idiosincrasia. Similar a la de los costeños del mundo entero, más aun en climas tropicales.

Su estereotipo es el de personas sinceras, confiadas y confiables, alegres, bullangueras, intranscendentales, espontáneas, emotivas y extrovertidas; leales, buenos anfitriones y amigos; inteligentes, creativos, amantes del aire libre, la aventura y la libertad.



*Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese