Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Tirar la piedra

Otro sainete. Otra reculada. Otra deslealtad. El carácter del gobierno de Juan Manuel Santos queda perfectamente perfilado con el megadesastre político de la reforma a la justicia.



Empecemos por el sainete: una reforma pésima, convertida en asunto de honor para el Presidente y que contrariando su pragmatismo, decide sacar adelante al costo que fuera. O como me dijo un analista, el Gobierno se dejó meter cinco goles para poder meter uno. Se dejó, ayudó, facilitó y metió los goles para mantener gobernabilidad, para tener al Congreso engrasado (además de los puestos con que los tiene en el bolsillo) y así facilitar su agenda legislativa el próximo año y consolidar el apoyo total de los políticos de la Unidad Nacional a su reelección.

Es un sainete en el que sacan al ministro del Congreso (¿alguien cree ese cuento?), el gobierno engaña a los magistrados del Consejo de Estado, otros magistrados de la Corte Suprema hacen lobby para prolongar su período y otros más, los del Consejo Superior de la Judicatura, pelean por no desaparecer y se apuñalean entre sí para salvar una sala u otra. Sainete que termina con un Presidente, y sus medios como caja de resonancia, lavándose las manos de un desastre en gran parte culpa suya.

Del sainete pasemos a la reculada. Ya es tan característica que Juan Carlos Pastrana trinó medio día antes del discurso del Presidente: “se inicia conteo regresivo para el ‘reversazo’ de JMS”. Desde el paro camionero, pasando por la reforma de la educación o el aumento en la edad para pensionarse, Santos tiene una bien ganada fama de retroceder ante dificultades. Otra vez lo hace a destiempo. En contraste con la firmeza y a veces terquedad de su antecesor, el presidente Santos parece una gelatina. Diversos sectores, entre ellos la guerrilla, saben cómo medirle el aceite.

Y la deslealtad es característica del gobierno que inauguró al nombrar ministros a los enemigos de quien lo hizo Presidente, Álvaro Uribe Vélez. Ya la historia de Vargas Lleras, Restrepo y Pardo es conocida. O los codazos políticos de Vargas Lleras contra su colega de gabinete, Beatriz Uribe, premiados al nombrar ministro de Vivienda al primero y sacar por la puerta de atrás a la segunda.

Pero oír a su vocero en la radio, Julio Sánchez Cristo, trapear con Simón Gaviria, el más leal de los santistas en el Congreso y cuyo pecado fue decir que el ministro de Justicia se lavaba las manos, muestra que para el jefe de Gobierno y sus áulicos solo basta la defensa incondicional.

No importa que el presidente de la Cámara de Representantes sea hijo del Presidente que le dio su primer puesto ministerial o que César Gaviria fuera el padre político putativo de Santos. No, se sacrifica a quien sea para salvar al Presidente ante la opinión pública de un descalabro político que es suyo.

¿Quién embarcó a Santos en este desastre? ¿Quién le aconsejó mantener la caña ante tanta evidencia del error? Tuvo muchas oportunidades de enterrar una reforma que arrancó mal y que se desfiguró a cada paso.

Ahora, cuando había que mostrar la grandeza en el error, el presidente Santos prefirió tirar la piedra y esconder la mano. Y el país enfrenta una incertidumbre institucional que no vivía hace décadas.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese