Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

TLC: evaluar a la dirigencia

Después de más de diez años de estar empujando la puerta entramos al TLC con EE.UU, y tal como sucede cuando las personas estrenan vestido las voces de aprobación, de crítica y el silencio de la indiferencia no dejan de manifestarse.

La encrucijada afecta no sólo a los trabajadores sino también a los propietarios de empresas industriales, agropecuarias o de servicios. La incertidumbre del porvenir angustia, el futuro de la economía en la primordial generación de trabajo, base del crecimiento económico y de la riqueza, obliga a preguntar: ¿será el TLC el hontanar de la riqueza o de la miseria? 

La respuesta la podremos encontrar en la historia del país, ya que según hayan sembrado los que han administrado a Colombia así recogeremos. Estas son las coyunturas propicias para evaluar a los partidos políticos y a los dirigentes públicos y privados que en el tiempo han sido. Averigüemos si, en los 200 años de independencia, estimularon a los colombianos creando un entorno seguro y apropiado para que la economía y el bienestar se incrementaran, si incentivaron al sistema educativo para preparar académicamente y poner en  práctica  los conocimientos trasmitidos. Qué tanto alentaron la investigación básica y cuánta de ella impulsaron para que la  convirtieran en realidades. Hoy con minuciosidad hay que revisar el inventario de las realizaciones para determinar las industrias del país con producción competitiva en el exterior.

Entendemos que nada hacemos en bienes de alta tecnología, pero gobierno y empresarios están obligados a esforzarse para que el país llegue a producir esos bienes, pues son los que mayor valor agregado aportan. Confiamos que en un futuro cercano sea posible exportar bienes de capital, procesos productivos patentados, materias primas intermedias y productos finales, resultado de la investigación colombiana. De esta manera no quedaremos aportando solamente, en el valor final del producto, mano de obra, materias primas primarias, servicios públicos y otros servicios de menor valor.

Conforta suponer, frente al decidido  gran reto, que en el largo tiempo transcurrido desde que Colombia solicitó el Acuerdo, los negociadores del país han tenido suficiente lapso para enfatizar en las posiciones que maximizan la posibilidad de ganancia.

Es de advertir, que para esta travesía tendremos que ser rigurosos con la escogencia de los gobernantes en la categoría nacional, departamental y municipal en razón a que estaremos tratando con grandes y sagaces empresarios quienes aprovecharan cualquier error o deficiencia. Harta razón para apartarnos de aquellos  partidos incoherentes que establecen una amplia distancia entre lo que dicen y lo que hacen, negando así la verdad de sus programas y promesas electorales, rehuir también de los dirigentes acostumbrados a hablar a los habitantes del mundo ficcional y cuyas ofertas verbales no contienen la voluntad ni la garantía de cumplimiento.

Al entrar al TLC con todas las deficiencias que podamos tener no estamos condenados a la desolación, en razón a que la dialéctica  de las naciones se resuelve a favor de una síntesis superior de desarrollo. Por supuesto, es menos mortificante competir entre iguales; no obstante, es mejor marchar a la fuerza para recuperar el tiempo perdido que quedarnos a la orilla del camino viendo pasar la procesión del progreso rumiando, además, nuestras desgracias y miserias.

algaz@costa.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Insisto en ke se intenta

Insisto en ke se intenta meter una espiga cuadrada en un hoyo redondo.

Què iluso el señor

Què iluso el señor articulista al imaginarse que en nuestro paìs se darìa lo que èl llama , una sìntesis superior de desarrolllo; ya no recuerda que estamos infestados de bases militares norteamericanas y que aquì se harà lo que los gringos digan, y los gringos no permitiràn ni que crezcamos ni que nos desarrollemos...pero aùn nos queda la resistencia popular!

¿Quien ha dicho que con solo

¿Quien ha dicho que con solo firmar un tratado los colombianos se volverán industriosos? El pensar eso es ingenuidad. Lo que se espera es que los empresarios de los paíse que NO tengan TlcUsa, se trasladen a Colombia para aprovechar estas ventajas. Y los colombianos puedan ingresar a un nuevo mercado.
Eso lo explico bastante bien Miguel Yances
http://www.eluniversal.com.co/columna/arranco-el-tlc