Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-19

Dólar (TRM)
$2.934,58
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,64
UVR, Hoy
$242,67
Petróleo
US$51,08

Estado del tiempo
2017-01-19

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 23:33

Marea max.: 7 cms.

Hora: 06:29

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

TLC: luz al final del túnel

La aprobación del TLC con Obama fue presentada como la luz al final del túnel de esa tortuosa negociación de casi 8 años. Y es cierto. Es la luz de la locomotora enorme que nos atropellará.

El debate en el país sobre el TLC fue intenso. Muchos argumentamos con hechos y datos que, aunque tenía beneficios, los costos eran mayores. Demostramos con las mismas cifras oficiales que los beneficios eran solo potenciales y futuros, mientras los costos son reales e inmediatos. Por ejemplo, se disminuirán los ingresos por aranceles en unos USD 500 millones anuales, o en la balanza de pagos, porque las importaciones crecerán mucho más que las exportaciones y el déficit comercial puede aumentar en USD 1.800 millones.

Pero ese debate se perdió. Los pocos ganadores con el TLC tuvieron más fuerza política que los muchos perdedores y la aplanadora uribista lo aprobó en el Congreso. Sin embargo, tuvimos cinco años de gracia por las demoras del Congreso norteamericano.

Hoy las perspectivas son peores que cuando entramos en el túnel. Hasta los defensores del TLC reconocían que el país no estaba preparado para aprovechar sus beneficios y atemperar sus costos. Por eso se propuso una agenda interna para mejorar la competitividad, sobre todo la infraestructura. Se le asignaron $500.000 millones anuales al ministerio de Agricultura para que ayudara a los campesinos con el AIS a prepararse para enfrentar el TLC. Fracaso total.

Durante Uribe II no se construyó una sola carretera importante y se mantuvo el atraso inmenso en infraestructura. Con la plata de AIS ya se sabe qué pasó y pronto irán a la cárcel los que malgastaron ese dinero (ojalá todos, y no solo los mandos medios). Los demás temas de la agenda de competitividad tampoco tuvieron avances significativos en el gobierno anterior.

Hoy Colombia no tiene una oferta exportable mayor a la que tenía hace cinco años (distinta a la minería e hidrocarburos, que no necesitan el TLC). Si a este panorama oscuro le añadimos la revaluación funesta del peso, es evidente que los exportadores colombianos están en peores condiciones hoy para aprovechar el TLC que cuando fue aprobado.

La situación es similar o peor por el lado de los productores nacionales porque enfrentarán la mayor competencia de bienes y servicios norteamericanos que no pagarán aranceles. En cinco años muchos han hecho esfuerzos importantes para mejorar la productividad (léase despedir trabajadores y bajar los costos laborales), pero aún así sus costos medidos en dólares subieron por la revaluación.

Así no se ven fundamentos para el optimismo oficial sobre la creación de 250.000 empleos con el TLC. O tal vez sí, pero no en Colombia sino en EE.UU, porque como dijo Obama, este tratado “ayuda al crecimiento económico estadounidense y apoya a los trabajadores norteamericanos”.

COLETILLA: Es excelente que el Gobierno colombiano proteja a los sindicalistas, mejore la calidad de los contratos de trabajo y defienda los derechos humanos. Pero ofende la dignidad nacional que las normas sean impuestas por Estados Unidos. Aunque el objetivo es bueno, la forma es inaceptable. Tiene visos de imperialismo trasnochado y muestra de doble moral, viniendo de un país donde los gobernadores republicanos de Wisconsin y otros estados tratan de exterminar a los sindicatos.

macabrera99@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese