Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Trina Uribe

Que el presidente Juan Manuel Santos haya reconocido la existencia del conflicto armado en Colombia cambia sustancialmente la manera cómo se asume la realidad del país. 

Para muchos colombianos era obvio, pues aquel niño de El Carmen de Bolívar que llegó a un hospital de Cartagena con los dedos de su mano izquierda amputados, dibujaba su casa en medio del campo, y adornaba con colores el cielo en el que estampaba un helicóptero disparando. Unas rayitas intermitentes, que representaban las balas, caían como gotas de lluvia.

El niño, de 13 años, no sabía leer ni escribir, no sabía quién era Supermán, ni siquiera el Chapulín Colorado, pero dibujaba meticulosamente la aeronave que sobrevolaba el lugar donde vivía.

Donde los colombianos vimos las evidencias múltiples y trágicas del conflicto armado, el gobierno de Uribe trataba de tapar el sol con una mano, asegurando que simplemente se trataban de unos terroristas. Esta ceguera no parece ingenua, no era una obstinación presidencial, un capricho de galán de vereda, ni una idea delirante de un mesías. 

Negar el conflicto armado era cerrarle las puertas del Derecho Internacional Humanitario Como recientemente explicó Daniel García-Peña en El Espectador, “Negarse a reconocer el conflicto sí tiene graves consecuencias, especialmente en el terreno interno.  Envía un mensaje muy peligroso a la Fuerza Pública: si no hay conflicto, no aplica el DIH y de ahí a los falsos positivos no hay sino un pasito”.

Santos, que parecía tan cercano a Uribe, una vez llegó a la Presidencia marcó la diferencia. Inmediatamente refrescó las relaciones con los presidentes de Ecuador y Venezuela, actuando de manera diplomática como deben actuar los presidentes, sin estar midiendo pulso con los países vecinos, ni echando puyas, ni retando con discursos guerreristas como si se tratara de una pelea entre “trompadachines”.

Ahora, los avances de la Ley de Víctimas y aceptar la existencia del conflicto armado significa muchos pasos hacia el reconocimiento de los derechos humanos. Indiscutiblemente, pasos que habrá que atribuirle en gran medida a Santos, no sin antes restarle puntos al ex presidente Uribe. Los aciertos de Juan Manuel, revelan los desaciertos de Álvaro. Una luz para todos aquellos que vivieron sumidos en la Colombia velada por el dogma uribista.

Ahora, desde Twitter, Uribe trina como un militante desde la resistencia. Hace pública su oposición al Gobierno, critica a Santos, y se defiende. Lucha desde los 140 caracteres y José Obdulio lo sigue apoyando con 140 más. A veces trina con desespero, trina lo que no trinó en 8 años.

Santos nunca fue mi candidato. Abiertamente hice pública mi posición electoral en los tres espacios de columna de opinión que tengo a cargo. No votaría por él. Y entonces, me pregunto: o Santos lo está haciendo mejor de lo que esperamos, o definitivamente Uribe era muy malo, o todas las anteriores.

*Psicóloga

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese