Indicadores económicos
2017-09-23

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Un editorial para releer

El editorial de El Universal del domingo pasado titulado “Un consenso para Cartagena”, al realizar un examen del liderazgo local, propuso “un acuerdo sobre el mínimo indispensable para que Cartagena progrese”.

Sí. La ciudad requiere un consenso para seguir transformándose. Pero sería mejor dejarlo así, como un consenso simplemente y no sobre lo mínimo como reza el editorial, pues no son pocas las variables sobre las que se requiere avanzar y no se trataría entonces de estimular solamente la competitividad y el crecimiento económico sino de lograr que éste beneficie a las mayorías y se irrigue a toda la ciudad para superar la pobreza, disminuir la desigualdad y hacer una ciudad digna para sus habitantes. Veamos algunos aspectos a tener en cuenta:

a. La construcción de la ciudad pendiente. Llenar los vacíos del pasado, hacer lo que nunca se ha hecho (por ejemplo, una malla vial completa y moderna), al mismo tiempo que se proyecta el futuro, pues nos encontramos ante una ciudad incompleta y construida de manera anómala. Una verdadera autocrítica no caería mal.

b. La decisión de hacer valer el interés general sobre el particular. Es necesario establecer reglas de juego que tengan como punto de partida este criterio ya que hacer una verdadera ciudad significa eso precisamente y eso por aquí escasea. Esto pasa por fortalecer el Estado local para que tenga con qué pensar, planear, administrar y hacer más y mejor.

c. La preservación de la democracia. Un consenso no puede ser un nuevo factor de exclusión ni puede surgir de un acuerdo excluyente entre pequeños grupos que se autodenominan líderes locales. El reto, además, es que exista continuidad en los grandes propósitos con el respeto a la democracia.

d. Reducción de la impresentable desigualdad social. Proponerse trabajar con indicadores de seguimiento en esa dirección tanto en la economía local y la inclusión productiva como en la búsqueda de una ciudad intercultural.

e. Construcción de una ciudad para el ejercicio de la ciudadanía, la convivencia y el encuentro. Valorar el espacio público y hacer la ciudad pensando más en los cartageneros que en los visitantes (que vienen a ver cómo vivimos).

f. Focalización de las políticas de desarrollo en la gente para incrementar su calidad de vida, individual, familiar y urbana. Valorar la educación, el conocimiento y la cultura como factores de transformación social.

g. Comprensión del territorio donde se encuentra emplazada la ciudad y su región y orientar las acciones hacia un desarrollo sostenible. La crisis invernal lo ha confirmado hasta la saciedad.

h. Autonomía del gobierno local para que con capacidad técnica y financiera tenga los recursos suficientes para el salto cualitativo que la ciudad requiere.

i. Total transparencia en lo público, lo privado y lo social.

j. Confianza –más no complacencia acrítica- para construir capital social, fomentar la asociatividad, las sinergias y las redes de cooperación.

k. Capacidad crítica de interlocución y negociación con el sector privado, el gobierno nacional y la inversión extranjera en beneficio de la ciudad.

En todo caso de ocurrir debería ser lo más amplio posible en cuanto a sectores sociales y garantizar su representatividad. La dirigencia de la ciudad no sólo corresponde a empresarios y políticos.



*Profesor universitario



albertoabellovives@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese