Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Un Ethos compasivo

Cada grupo o sociedad tiene una organización consciente de valores y normas. Es lo que llamamos su Ethos, o el elemento básico de la cultura. Son las conductas que no se discuten, que todos observan inconscientemente y transmiten espontáneamente. En Cartagena nuestro Ethos está en los proverbios, dichos, símbolos, mitos y sentencias populares. Es lo evidente en la conducta social de los cartageneros y lo que une a nuestra cultura, porque nos integra a todos y se integra en todos.



Este Ethos es la base de toda ética. Sería inútil enseñar una ética que no estuviera inspirada o no respetara el Ethos de la sociedad.  La verdadera ética no parte de una filosofía ni de una reflexión racional porque ésta no penetra el tejido de la vida.

El problema de Cartagena es que estamos destruyendo el Ethos.  Ya no hay fundamento para una ética. Hoy toda ética permanece teórica o despierta emociones, pero no penetra en los comportamientos, porque estos obedecen cada vez más a la dinámica del mercado, y no miran mucho hacia la ética. Si la gente que hace el mal sigue siendo el ejemplo, no hay nada que hacer.  

El Ethos, para ser plenamente humano, necesita la compasión. Hay mucho sufrimiento en la historia de Cartagena. Demasiados contrastes cada vez más escandalosos. Hay una soledad interminable de personas excluidas y en la miseria, cargando solas, en su corazón, la cruz de la injusticia, de la incomprensión y de la amargura. El Ethos compasivo quiere incluirlos a todos en el "Ethos humano”. Es decir, en la casa humana, donde hay acogida y donde las lágrimas pueden ser lloradas sin vergüenza o enjugadas cariñosamente.

Pero primero necesitamos una terapia del lenguaje, pues compasión tiene en la comprensión común connotaciones peyorativas. Tener compasión significa apiadarse del otro por considerarlo desamparado, sin fuerza interior para erguirse. Supone la actitud de alguien que mira de arriba hacia abajo, humillándolo.

Para los cristianos compasión es sinónimo de misericordia. Es actitud generosa que quiere compartir la pasión con el otro y no dejarlo solo con su dolor. Cuando Jesús  siente compasión por el otro, ella lo mueve a la misericordia. Toda persona a quien le duele el otro es el amor real de Dios. El amor de Dios es el dolor del otro. Cuando el otro me duele es cuando Dios me está amando.

Dos son las virtudes que realizan la compasión: el desapego y el cuidado. Por el desapego renunciamos a poseer las cosas y las respetamos en su alteridad. Por el cuidado velamos por su bienestar y las socorremos en su sufrimiento. Una lección aprendida en estos últimos días, con todo lo sucedido, es que si algo hace penoso el sufrimiento no es tanto el sufrimiento mismo, sino estar solo en el sufrimiento.

Los creyentes y hombres de buena voluntad estamos convocados a establecer una comunión en el sufrimiento para que nadie quede solo y desamparado en su dolor. Nuestra tarea es hacer posible ese Ethos responsable que necesitamos para vivir de forma suficiente y decente. Recordemos como Agesilao II, rey de Esparta, cuando le preguntaban por qué la ciudad, a diferencia de otras, no tenía murallas de seguridad, él respondía que las murallas de Esparta eran las virtudes de sus ciudadanos.  ¡Y deben ser las nuestras!

*Director del Programa de Desarrollo y Paz del Canal del Dique.

ramaca41@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Pareceria ser que con tanta

Pareceria ser que con tanta palabreria ya resolvio el problema y al final nada de nada, la solucion esta en enseñar el principio de la sabiduria, que es el temor a Dios, se ha demostrado que la Iglesia Catolica ha sido incapaz de llevar esta labor y esta en la mitad ni entran ni dejan entrar.....Estos no han perdido en Ethos sino el reto....

"pero no penetra en los

"pero no penetra en los comportamientos, porque estos obedecen cada vez más a la dinámica del mercado." Cierto: las leyes del mercado eventualmente (mayoria de casos) van en contravia del Ethos. Me temo ke la razon es gracias al postulado de oro de la ciencia economica: "rational choice". Importa "mi" maximo beneficio, indistintamente de lo ke pase con el resto...(eso tiene el potencial de ser detestable...)

Me parece que este sacerdote

Me parece que este sacerdote tiene una gran confusión entre amor y misericordia, ethos, ética. Y Agesilao II cuando s e referia a las virtudes de los espartanos, era a su calidad de guerreros como una virtud. Recuerde que ellos mataban a los recien nacidos que tenía algún defecto.