Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Un guerrero de paz

Veintiún años más tarde vuelve el recuerdo de Carlos Pizarro Leongómez. Su hija María José se decidió a parir a su padre, como un intento de hacer memoria para ella y sobre todo para el resto de los colombianos.

Porque más allá de los nefastos líderes que hemos tenido, de nuestros pasos equivocados hacia la construcción de la democracia, más allá del sufrimiento de tantos y de las balas que vienen de tantos bandos, y sobre todo de aquellas que vienen desde lugares oscuros, en los que no se reconocen las caras de los amigos y los enemigos, es necesario que el país recuerde, tenga memoria colectiva y no se suma en el olvido.

María José cuenta que su papá decía que él era como el coronel Aureliano Buendía, que había peleado cien batallas y no había ganado ninguna; que él también quería morir en un taller de alquimia como el coronel, haciendo pececitos de oro para olvidar los horrores de la guerra. Carlos Pizarro, sin embargo, no tuvo la fortuna de morir en un taller de alquimia como había deseado, y horas antes de su muerte advirtió: “a mí seguro me van a matar muy pronto, por favor no me olviden”.

Más allá del guerrillero que muchos siguen viendo en sus sueños, Pizarro fue el último comandante del M–19, pionero del primer proceso de paz exitoso en Latinoamérica y, como una apuesta a la democracia, candidato a la presidencia de Colombia. El ex presidente Ernesto Samper asegura que Carlos era esencialmente un idealista y que por eso lo mataron.

Dos décadas más tarde algunos siguen sintiendo temor al pronunciar su nombre, son los efectos a largo plazo de las tiranías y de las dictaduras latinoamericanas. Muerto el perro se debe acabar la rabia, piensan unos. Pero la reivindicación de líderes como Pizarro les hace pensar que la rabia no se muere con el asesinato del perro, que las ideas deambulan de un lado a otro como un cuerpo etéreo y volátil.

Entonces el truco quizá es acabar con la memoria, sumergir al país en una amnesia colectiva. Silenciarlo a punta de miedo para que nadie recuerde los nombres de aquellos personajes que a pesar de sus caminos, equivocados algunos, hicieron apuestas esenciales a la paz.

Para la realización del documental Carlos Pizarro: un guerrero de paz, María José Pizarro llevó a cabo una investigación exhaustiva. Ella misma hizo más de 30 horas de entrevistas a personajes como el General Bonet, actual gobernador (e) del Magdalena, Ricardo Santamaría (comisionado de paz para el proceso con el M-19), Ernesto Samper Pizano, Antonio Navarro, familiares y amigos.

Mientras muchos jóvenes se debaten, como reseña el psicoanálisis, en matar simbólicamente al padre, a María José le ha tocado parirlo y parir una historia que Colombia debe bien recordar, para no repetir errores, pero sobre todo para tener en mente que la paz es el único camino que vale la pena caminar. El documental Carlos Pizarro: un guerrero de paz, será presentado el próximo 2 de noviembre a las 6 de la tarde en el Centro de Formación de la Cooperación Española.



*Psicóloga



claudiaayola@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Los guerrilleros son

Los guerrilleros son guerrilleros, los guerreros son guerreros y los hombre de PAZ, son hombres de Paz, algunas personas exaltan personajes, porque piensan como ellos auncuando aparenten ser otra cosa

¿aunque sea la hija?

¿aunque sea la hija?

hay personas que les a tocado

hay personas que les a tocado empuñar la armas no por que sean sus objetivo, si no llevados por la injusticia que ven y viven a diario.claro muchos ven la injusticia y les importa poco el mal ajeno,la corrupción que es sinónimo de violencia en todas sus dimensiones, morir alguien frente a la puerta de un hospital,morir de hambre quedar sin educación sin techo. estos hombres como pizarro actuaron en defensa propia, en contra de corrupción que nos mata.

Nada, absolutamente nada

Nada, absolutamente nada justifica el tomar las armas ilegalmente para tomarse la justicia por su propia mano. Somos muchos lkos verdaderos guerreros que a diario luchamos contra ese monstruo interno que nos quiere llevar a tomarnos la justicia por nuestra cuenta. Pero que nos resistimos, trabajando valientemente, resistiendo als tentaciones del dinero facil a pesar de la violencia de la cual hemos sifo victimas. El Sr. Pizarro no fue un guerrero, fue un guerrillero que secuestro y mató. Yo si conozco verdaderos guerrreros que son digno ejemplo para sus hijos.

En Colombia y AL en general

En Colombia y AL en general no se necesita ser tildado de guerrillero o irse a las montañas (me refiero a los que tenian conviccion politica, no a los sinverguenzas de las Farc, ELN) para observar la pobreza, las desigualdades que vivimos dia a dia y que muchos de nosotros por ser tal vez previlegiados hacemos caso omiso a lo que le sucede a muchos compatriotas.