Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

Un héroe traicionado

Aline Helg profesora de historia de la Universidad de Ginebra y de la Universidad de Texas, participó en el Seminario Internacional Bicentenario de la Independencia de Cartagena, en el Teatro Adolfo Mejía. Helg es autora de: “La educación en Colombia” y “La Libertad e Igualdad en el Caribe Colombiano 1770-1835”.



Helg leyó una conferencia interesante de carácter biográfico sobre José Prudencio Padilla, el héroe de la Batalla Naval de Maracaibo. Los aportes de la historiadora Helg, producto de una seria y minuciosa investigación, revelan tanto las proezas navales del Almirante Padilla, como la traición y conspiración que se vivió en la región y especialmente en Cartagena, en la época pos libertadora. Señala los episodios denigrantes que padeció el héroe de Maracaibo, estigmatizado por unos enemigos contaminados por un racismo sin causa. En su pormenorizada lectura, Aline Helg develó la cadena de infamias contra el valeroso héroe de los mares del Caribe colombiano y venezolano. Sus revelaciones dejan en posición dudosa las consabidas hechuras de los costureros de la historia.

A los 14 años, Padilla fue mozo de cámara en la Marina Española del Nuevo Reino, en el navío de guerra “Juan Nepomuceno”, e inició así su carrera como oficial de marina al servicio del rey de España, y como tal combatió en la Batalla Naval de Trafalgar el 22 de octubre de 1805, donde fue hecho prisionero por los ingleses. Celebrada la paz, volvió a España en 1808. Regresó a América y de 1810 a 1823 participó en la guerra de independencia de Venezuela y Colombia. El 24 de julio de 1823 venció a la Armada española en la Batalla Naval de Maracaibo. A pesar de esos gloriosos laureles, posteriormente fue víctima de una confabulación encaminada a eliminarlo como figura de primer orden en la dirección de la nación. El autor intelectual del complot fue el venezolano Mariano Montilla, que enviaba cartas a Simón Bolívar, difamando a Padilla.

También quedó en evidencia el comportamiento cobarde de los habitantes de Cartagena. En 1824, decepcionado por la persecución, Padilla envió un manifiesto a los cartageneros acusando a los oportunistas, de último momento, que por razones de clase y racismo se empeñaron en destruirlo. La población no fue capaz de defender al héroe y permitió que inclusive el susodicho Montilla lo apresara en su propia residencia de Getsemaní, y lo enviara a Santa Fe. La maniobra llegó a tal grado que estando aún preso en Santa Fe fue acusado de participar en el intento de atentado a Bolívar en la noche septembrina. Padilla, ante la situación, se sintió desprotegido y no hizo gran esfuerzo en defenderse de la calumniosa implicación. De esa manera el 2 de octubre de 1828, por orden de Bolívar, fue fusilado en la Plaza de la Constitución, Plaza de Bolívar.

Con su investigación, Aline Helg aporta interesantes hechos que clarifican esa ancestral y proclive conducta, la de los oportunismos y traiciones, que gravitan en la sociedad colombiana. Esa conferencia indudablemente es una importante contribución histórica que devela las infamias que se urdieron para sacrificar al Almirante Padilla, un hombre que siempre antepuso los intereses de la patria a las pequeñeces de los oportunistas de entonces.



*Médico Cardiólogo. Ex Director de El Universal. Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, de la de Cartagena y de la de Historia.



dmorond@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Estamos llenos de MP's

Estamos llenos de MP's

Que ironía, lo que no logró

Que ironía, lo que no logró el Pacificador Pablo Morillo lo hizo Simón Bolívar, fusilar al General Padilla. Desde ese siglo XIX en nuestro territorio, lo inverosímil se hace realidad.Somos una nación históricamente indescifrable, donde la imprudencia predomina.

Gabo, citado por El Universal

Gabo, citado por El Universal escribió en "Por un país al alcance de los niños",que Colombia es "una patria densa indescifrable donde lo inverosímil es la única medida de la realidad" y "nuestra insignia es la desmesura. Y sucedió con el General Padilla, humillado, ofendido, escupido, calumniado y fusilado; enterrado secretamente por un humilde grupo de jesuitas que conocían de su potencial humano, según Juan Zapata Olivella en su obra, " PIAR, PETION Y PADILLA..."
El general Bolívar reflexiona más tarde sobre su asesinato implicando al General Santander.

!Que lástima que el genio del

!Que lástima que el genio del Libertador, no descubriera mediante la percepción, la inocencia del mulato Padilla!.Tampoco pudo cumplirle Simón a PETION, con abolir la esclavitud en el territorio granadino, como contra prestación por ayudarle con la campaña libertadora suministrándole pertrechos, armas, alimento y soldados.Una deuda que Colombia debe aún al pueblo Haitiano. Ya lo menciono en su momento el Dr, Alvaro Uribe Velez cuando expresó "Tenemos una deuda histórica", en ocasión con el terremoto que asoló la isla caribeña , precisamente durante se segundo mandato.