Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

Un mensaje nefasto

La exigua condena impuesta a los primos Nule –previo acuerdo de los procesados con la Fiscalía- ha indignado explicablemente a los bogotanos y en general a los colombianos, habida cuenta de los enormes perjuicios causados en el oscuro asunto de la contratación en que participaron ampliamente tales personas.



Hemos tenido contacto en estos días con ciudadanos y grupos de diferentes estratos, y, aparte de la frustración generalizada de quienes confiaban en la justicia, lo que hemos podido captar ha sido una sensación colectiva de haber sido burlados, tras el espectáculo de todo el año alrededor de este proceso.

Con independencia del caso, lo cierto es que el denominado “sistema penal” colombiano está en crisis. Puede afirmarse inclusive que la normatividad vigente, por carecer de coherencia, de razonabilidad y de proporcionalidad, y por no estar fundada en una auténtica política criminal del Estado, no conforma un sistema, ni es un orden, sino una caótica amalgama de disposiciones que, además, no se aplican siempre de la misma manera.

Nadie entiende cómo nuestro Estado, a cuyo nombre se administra justicia, da lugar a decisiones tan contrarias al concepto mismo de justicia como las que sancionan con dureza excesiva y arbitraria a quien pasó un billete falso de cincuenta mil pesos, al paso que otras cobijan con penas irrisorias a los autores materiales o intelectuales de masacres, homicidios y torturas, o a los grandes delincuentes de cuello blanco que han defraudado al fisco o saqueado el tesoro público.

Los famosos pre-acuerdos y acuerdos, por una supuesta y nunca bien establecida colaboración con la justicia; el generoso principio de oportunidad –que tan inoportunamente fue incluido en nuestra Constitución-; las rebajas de penas; los descuentos de penas por trabajo o estudio, y en general las posibilidades de negociar la justicia, que favorecen a unos, contrastan fastidiosamente con la situación a la que se enfrentan miles de colombianos que, por delitos menores y en procesos interminables, son hacinados en las cárceles y condenados a fuertes penas sin rebajas ni acuerdos, y en esos reclusorios inhumanos se corrompen todavía más y se pierden definitivamente para la sociedad.

La impresión general de la ciudadanía –más que impresión, una certeza afirmada a cada paso- es hoy la que se sintetiza en la vieja frase popular: “En Colombia, la justicia es para los de ruana”. A lo cual se agrega ahora: “Si va a robar, robe mucho, que le va mejor”. Un mensaje nefasto.



*Abogado



jgh_asist@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...."no conforma un sistema,

...."no conforma un sistema, ni es un orden, sino una caótica amalgama de disposiciones que, además, no se aplican siempre de la misma manera". Creo ke estos atributos negativos son propios de toda la composicion (partes del Sistema) de este seudo Estado o Locombia o Pais del Sagrado Corazón. Desde el punto de vista de la Teoria General de Sistemas, el Penal tan solo vendría siendo un subsistema, de un sistema ke hace parte de otro sistema de mayor jerarquia, el cual tampoco es aislado.

LO QUE PARECE LA DECADENCIA

LO QUE PARECE LA DECADENCIA ABSOLUTA DEL SITEMA JUDICIAL, ES QUE AÚN EN FLAGRANCIA, LES ESTÁN APLICANDO EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD. COMPARTO LA OPINIÓN DEL DESTACADO COLUMNISTA CUANDO AFIRMA QUE NUNCA SE DEBIÓ INCLUIR ÉSTE MICO COMO INSTRUMENTO DE COOPERACIÓN JURÍDICA. SE ESTÁ CONVIRTIENDO EN MECANISMO PARA QUE LA FISCALÍA SE VUELVA FLOJA Y OMISA; PERO A LA VEZ PARA COMETER INJUSTICIAS CUANDO POR CONSEGUIR REBAJAS DE PENAS, LOS DELINCUENTES INVOLUCRAN HASTA INOCENTES.

De todo lo leido y comentado

De todo lo leido y comentado por los que me anteceden, lo mas importante y ciero es lo que expresa Ud. " ...............; PERO A LA VEZ PARA COMETER INJUSTICIAS CUANDO POR CONSEGUIR REBAJAS DE PENAS, LOS DELINCUENTES INVOLUCRAN HASTA INOCENTES. " Esto ha sido la constante, y la justiucia ya no es justicia si no una gran sala de chismosos y chismosas, donde dependiendo de quien venga el chisme y a quien se pueda implicar, los jueces los acatan o no de manera muy sujetiva, pues la objetividad se perdió hace mucho tiempo