Indicadores económicos
2017-12-11

Dólar (TRM)
$3.016,18
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,43
Euro
$3.554,86
UVR, Ayer
$252,12
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,69

Estado del tiempo
2017-12-11

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 00:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
7 - 8 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Una amenaza grave

Una amenaza grave se cierne sobre Cartagena, la cual es que puede perder su condición de puerto marítimo, por la enorme sedimentación que vierte el Canal del Dique en la bahía.

Esta vía acuática que une a la ciudad con el río Magdalena y nos brinda las bendiciones del transporte fluvial, es el ejemplo clásico de lo que dijo Truman Capote: “Todo don es un látigo”. La historia del Canal es tortuosa. Según Gustavo Bell, un primer intento, muy rudimentario, se efectuó en 1571, pero su vida fue efímera. Más tarde, como es sabido, en 1650, Pedro Zapata de Mendoza, Gobernador de Cartagena, con 2000 hombres, unió varias ciénagas e hizo posible que se navegara entre el río Magdalena y la bahía. La vida posterior del canal fue escabrosa y pletórica de intervenciones, según un estudio muy completo que elaboró José Vicente Mogollón. Entre ellas destacó, la de George M. Totten, quien entre 1844 y 1850, construyó un “canalito al norte del Dique original; la de 1951, realizada por la Standard Dredging, que encajonó y rectificó el canal y lo convirtió en una vía de 114 Kilómetros, pero, como efecto colateral, nos llegó el “regalo” de sedimentos finos y tarullas a la bahía y por último, la de 1981, la de la empresa, Sanz y Cobe y Layne Dredging que, por encargo del Ministerio del Transporte, rectificó el canal de tal forma que quedó con sólo 50 curvas y 2.5 metros de fondo, con las resultas que la bahía recibe desde esa época millones de metros cúbicos de lodo. Esta enorme cantidad de barro, según estudio batimétrico de científicos del CIOH, publicado en el Boletín Nro. 22 de 2004, página 102, “había avanzado dentro de la Bahía, 3.5 kilómetros, de los 8 kilómetros que separan a Pasacaballos de la Isla de Tierra Bomba, en el sector de los bajos frente a Caño del Oro”. Como la bahía es finita y el canal vierte sedimentos día y noche y si, en 2004 faltaban 4.5 Km. para que, se partiera en dos partes, es de presumir que el problema se ha incrementado en los últimos 7 años. Si la bahía se divide por la tierra vertida, las consecuencias serían gravísimas para el puerto de Cartagena. En los últimos 12 años, se les ha rogado a los Ministros de obras que implementen la solución a este asunto. El penúltimo Ministro, el antioqueño, Uriel Gallego, nos tomó el pelo durante 8 años, con una muchedumbre de pretextos. Hay varias versiones sobre el origen de su negativismo, una de las cuales tiene un tufillo regionalista. Ante estos desplantes, creo que es hora de pasar de las rogativas a la militancia. En 1944, cuando se anunció el traslado de la Escuela de Grumetes a Barraquilla, se formó un movimiento cívico de enormes proporciones, en el cual participaron los políticos (entre ellos Alfonso Romero Aguirre, injustamente olvidado por la historia local) y todos los estamentos sociales, que, si bien no impidió el traslado de esta escuela, logró, según Eduardo Lemaitre, que el gobierno nacional le pusiera más atención a Cartagena. ¿Será necesario que se haga otra movilización como la de 1944 para que el tema del efecto del Dique en la Bahía sea resuelto por el gobierno nacional? Los candidatos a la alcaldía, deberían tener en su agenda este problema, el más serio que tiene Cartagena en estos tiempos.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese