Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Una dama de uniforme

De unos años atrás hasta éste, con sus realidades de vértigo y sus desgracias, las autoridades de nuestra América adoptaron los gestos amenazantes de los viejos caudillos de a caballo y vara de castigos sacudiendo los flancos del pantalón.

Les atraen con predilección los casos de policía. Aquellos que retan la cansada escritura de las páginas rojas de los periódicos.

Por lo general se trata de incidentes de inspección de turno, sin muerto en el pavimento. La manera de empezar a resolverlos es peculiar. Se pone a un lado la presunción de inocencia. Se omiten todas las formalidades establecidas para imponer sanciones o absoluciones. La persona involucrada en el incidente queda sujeta a la burla, la compasión, o el reproche del coro indeterminado que lee, mira o escucha las noticias.

Lo único que no se analiza es el efecto de estas condenas apresuradas. Incluso lo único que se podría argüir para restarle gravedad a una conducta reñida con el sistema político y la justicia, o sea la necesidad imperiosa por parte de la autoridad de generar un efecto moral en la sociedad, es endeble y sin impacto.

Hace poco el episodio fue protagonizado por una mujer, oficial de Policía. El hecho humano en sí: una mujer sola en la noche avanzada, se estrella en su carro en alguna avenida solitaria. La noticia dice que estaba borracha, o alicorada, como les gusta a los peritos. Vestía su uniforme. No supimos si conducía con el kepis puesto o lo dejó a un lado. Es de suponer que tuvo suerte ya que no hubo ladrones nocturnos que desvalijaran el carro golpeado ni se llevaran su cartera. ¿Las mujeres policías usan carteras?

El lector de sucesos en los diarios se pregunta de dónde venía la mujer. Lo perturba su soledad, no por un motivo de valentía, apenas por indagar si las copas que bebió celebraban o eran apuradas por una desavenencia triste. Le gustaría conjeturar, también, si el accidente fue provocado porque la mujer se durmió mientras escuchaba en el sonido del automóvil su canción preferida; o en algún instante la mordió el absurdo de la vida y aceleró hacia el suicidio. Nadie sabe por qué del lugar donde estaba la dejaron ir sin compañía al bosque de la oscuridad. ¿Una oficial de la Policía sin un recluta de misericordia que conduzca mientras ella canta, o llora, o se duerme?

Pero lo humano no importa. El accidente es divulgado porque la autoridad le ordena a la mujer que renuncie a su uniforme. Si no renuncia será dada de baja, o de retiro, como se llama a despedir del empleo en el lenguaje del mando.

Los ciudadanos y quienes no han llegado a la edad, entienden el riesgo en que se pone a la sociedad cuando se conduce borracho. No obstante ello hay que efectuar las investigaciones. ¿Cuántas y cuáles tensiones llevan a alguien a relajarse con unas copas? ¿Dará lo mismo destruir el automóvil particular, propio, que el transporte oficial con sirena y emblemas? ¿La mujer es una bebedora consuetudinaria o alguien envenenó su licor?

Después vendrán las demandas por el acto precipitado de la autoridad que más que impedir la embriaguez inoportuna consagra la arbitrariedad. Y quién sabe cuál destino tuerce.

*Escritor

rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese