Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-19

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 14:33

Marea max.: 9 cms.

Hora: 06:40

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Una lucha interior

Un asiduo lector y amigo me ha solicitado que publique su experiencia frente a la lucha interior que libró por abandonar uno de los vicios más difíciles de dejar: el cigarrillo.

Lo llamaré Pedro, como he hecho en otras ocasiones, respetando su derecho a permanecer en el anonimato.

En mi juventud –relata Pedro- fui fumador. Lo hice durante unos 15 años, y llegué a consumir un paquete de 20 unidades al día. Era incapaz de concentrarme en un problema matemático, o de cualquier índole, si no encendía un cigarrillo. “Creía” que me mejoraba la concentración, me reducía el nerviosismo y me facilitaba la interrelación personal (eso me justificaba interiormente). Y a los demás les decía que de algo había que morir, sin saber como mueren los fumadores: asfixiados y sin pulmones.

Cualquier día –continua el relato- hace ya más de 25 años sin tener aún una experiencia cercana, y sin ningún tipo ,de presión (dicen que los humanos hacemos lo contrario de lo que nos obligan: en mi caso es así) me propuse dejar de fumar. Lo tomé como un reto; como una prueba de mi fuerza de voluntad. Y lo primero que hice fue comentárselo a todos; incluidos, a mi secretaria y demás subalternos en la oficina. El temor a parecer inferior a mis retos delante de ellos fue un factor importantísimo en esa lucha.

Observé que el día más difícil fue el primero; de ahí en adelante fue siendo más fácil resistir la ansiedad y el deseo. Y la situación más complicada de superar era en presencia de otros fumadores; mientras tomaba tragos, café, y después de ingerir alimentos. Sin embargo noté que pasado un poco menos de una semana, fumar ya no producía placer, si no mareo; y estar en presencia de fumadores, desagrado. Hasta el olor que mantienen los fumadores empezó a fastidiarme.

Finalmente lo logré, cuenta Pedro con orgullo. Me ayudé con Nicorete en chicle. Cuando no podía soportar la ansiedad y el mal genio (porque quienes nos rodean sufren también el proceso) masticaba un pedacito de una pastilla y listo: se me calmaba. No consumí ni las dos pastillas completas. Otros subalternos me imitaron, y descubrí que tenía liderazgo y mejoró enormemente mi capacidad de concentración; disminuyó mi inseguridad y timidez; mejoró mi desempeño sexual y mi semblante. Cuando suspendí el trago seguí mejorando en esos aspectos, y empecé a observar –sobrio- como otros se idiotizaban con el licor.

Su padre –recuerda Pedro con tristeza- murió años después de un enfisema pulmonar; una muerte lenta y angustiosa para él y para todos sus seres queridos. Y su hermana menor dejó de fumar cuando se lo diagnosticaron, y ya tuvo una crisis que la mantuvo 15 días con respiración artificial, en cuidados intensivos.

Quería que conocieras esto –dice terminando así su relato este amigo- para que tus lectores y quienes conozcan esta historia, racionalicen el daño que le hace al cuerpo con cada bocanada de humo. Hoy en día, guardo mejor apariencia que personas más joven que fuman y toman. Lo único negativo (¿?) fue que engordé un poco (se mejora el apetito), síntoma y consecuencia tal vez, de una mejor salud.

Creo, y esta es mi opinión, que abandonando el cigarrillo y el licor es más sencillo hacer lo mismo con otros vicios.



*Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe.



movilyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es mas duro de lo que muestra

Es mas duro de lo que muestra la columna. Nadie se imagina la voluntad que se debe tener para dejar de fumar y mantenerse de esa manera. La lucha no debe ser solo interior.

"Vcios y fantoches" o "La

"Vcios y fantoches" o "La relatividad de los vicios", debió intitularse la columna de opinion.