Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Uribe y Santos

A los pocos días de lanzarse Juan Manuel Santos a la presidencia de Colombia, asistí en Cartagena a la conferencia de un profesor en Ciencias Políticas.
 El catedrático, como si tu-viera una bola de cristal en los recovecos de su indumentaria, nos fue relatando en deta-lles los que él pensaba serían los movimientos políticos del futuro presidente y su relación con Uribe.
¿Clarividente? ¿Brujo? ¿O amigo de Harry Potter? Resultó que sus reflexiones tenían tanta lógica y sentido común, que lo más sen-sato en aquel momento era sentarse a escu-charlo y esperar a que el vestido futuro de sus predicciones, terminara de tejerse con el hilo especulativo de sus vaticinios.
Para el profesor universitario, la relación entre Uribe y Santos –una vez finalizado el estado de subordinación acontecida- por sus diferencias conceptuales, regionales, persona-les y hasta de conveniencia, tenían todos los ingredientes para no cocinarse. Mientras uno representa la esencia típica de una bandeja paisa, el otro se identifica con un ajiaco servi-do con postre de natas. 
“¿Puedes imaginarlo?”, nos dijo el señor. “Si Uribe fue criado entre boñigas, corrales,  caballos y botellas de aguardiente, a Santos lo educaron entre papel periódico, gabardinas, clubes sociales y botellas de whisky. Son dos cosas completamente diferentes”, puntualizó. “¿O me viene a decir que usted es capaz de poner de acuerdo a un paisa mandón, pelea-dor, carismático, impulsivo, altanero y verra-camente brillante; con un cachaco calculador, organizado, traicionero, estratégico y también muy inteligente?” “Me perdonan”, dijo el profesor, “pero ese arroz con mango es muy difícil de cocinar en cualquier parte del con-tinente”.
Efectivamente, a los pocos días de ganar la primera vuelta, el candidato Santos, quizás anticipándose a los acontecimientos, apareció con su cuento de la “Unidad Nacional”. Lo que para muchos podía ser un gesto de al-truismo gobiernista, para los expertos en el ajedrez político significaba buscar una mayo-ría parlamentaria para blindarse de cualquier disidencia uribista. 
Ganada la presidencia, Santos fue arman-do su coalición con sus amigos de siempre (“la U” y los Conservadores),  y sin consul-tarle a su ex jefe, poco a poco fue incorpo-rando a los ex opositores de Cambio Radical, el Partido Liberal y hasta la ensalada de los Verdes. 
Con cada movimiento de la “Unidad Na-cional”, la indigestión de Uribe era evidente. Dicen sus amigos, que de impotencia y rabia, sus cabellos se tornaron blancos en el curso de unos pocos meses. Y como en realidad no ne-cesitaba mayores excusas para renunciar a su autoexilio de ex presidente, dejo tiradas sus clases en Washington y se vino corriendo a su patria de siempre.
Llegado a Colombia, se le acabó su ano-nimato de micrófonos y de cámaras que lo tenían convaleciente. Su obsesión por el po-der es algo incontrolable y se puede decir que Uribe es el primer ex presidente que siguió opinando -sin vacaciones- con intensidad la-tente. 
Su rifirrafe con Santos apenas comienza. Mientras el profesor de Ciencias Políticas adivina cuál será el siguiente paso entre nuestra larga lucha de poder entre los paisas y los cachacos, nosotros, en la gradería del Ca-ribe, como espectadores, seguimos mirando y cavilando, sin importarle a la gente. 
 
*M.A. Economía, Empresario
 
jorgerumie@gmail.com
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese