Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Velar por los ancianos

Una señora mayor de 60 años compró un aparato de Apple para bajar películas y quiso organizar el computador, el iPad, el teléfono y esta nueva adquisición para que funcionen coordinadamente, para lo cual le enviaron a un asesor de la tienda local de Mac.

 El sistema le exigió la clave de acceso a iTunes (el almacén virtual de Apple) y el asesor se la pidió. Ella se negó y él trató de obligarla hablándole golpeado y en tono conminatorio. La señora no se dejó intimidar e ingresó personalmente esos datos, pero recurriendo a varias artimañas para impedir que el asesor se quedara con la clave. Él se negó a darle asistencia adicional, le exigió el pago y salió dando un portazo.

Ya sola, reflexionó sobre lo sucedido y se preguntó si el tipo la hubiera tratado igual, con tanta altanería y metiéndole miedo, si ella tuviera 20 años menos. Después de evocar experiencias de otros adultos mayores que conocía concluyó que no solo los niños son víctimas de los “bullies”, sino que hay matones especializados en intimidar ancianos para aprovecharse o para sentir poder sobre ellos, como lo hacen los matones juveniles en los colegios y en los barrios. Algunas de las historias que conoció se resumen a continuación, variándolas para proteger las identidades.

Un anciano muy rico aceptó la invitación de una hermana y su esposo de vivir con ellos después de enviudar para que no viviera solo. Poco después la pareja comenzó a cuidarle las visitas y a restringirle el acceso a sus amistades y al resto de su familia.  Muy pronto, el cuñado y la hermana le daban órdenes y enfurecían cuando no les hacía caso. Gradualmente se fueron adueñando de su voluntad, lo aislaron del todo, y lo indujeron a cambiar su testamento a favor de ellos.

A un profesor retirado le llegaron mensajes electrónicos de Bilbao informándole que había muerto un pariente de su mismo nombre y le había dejado trescientos mil euros. Le pedían los números y fotocopias de sus documentos de identidad, los números de sus cuentas bancarias y las claves para depositar la herencia en esas cuentas. Entregó todo eso y cuando su señora se enteró ya estaban haciendo desaparecer lo que tenían en esas cuentas.

A un anciano que reside en una institución que manejan unas monjas no le permiten ver a una amiga porque es afrodescendiente. No la dejan entrar a ella a visitarlo por normas que aducen sobre visitas de personas de otro género. Le toca verse con ella, cuando logra salir, en cafeterías o en parques, como si tuviera 14 años, y ha comenzado a deprimirse por su soledad y la pérdida de autoestima que se deriva de que lo traten como si no tuviera uso de razón.

Estos son ejemplos de lo que les sucede a ancianos de altos y medianos ingresos. En otras clases sociales parece haber mayor solidaridad, pero también los pueden tratar en forma indigna y abusan de ellos como en los casos reseñados aquí.

Nuestra sociedad no ha construido hasta ahora mecanismos para proteger a estos ancianos y para preservarles su independencia y autoestima, ni instituciones que asuman alguna responsabilidad sobre el bienestar y la salud mental de los viejos.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

A LOS ANCIANOS LOS CONSIDERAN

A LOS ANCIANOS LOS CONSIDERAN COMO MATERIAL DESECHABLE. SI SON JUBILADOS MAS, MIRE NO MAS LAS FILAS PARA CITAS MEDICAS, PARA EL COBRO. NO SE PUEDE PROPONER QUE HAGAN COMO EN EL EXTERIOR QUE LE MANDAN EL CHEQUE A SU CASA PORQUE HAY MUCHOS RATEROS. ESTO SIN DEJAR ATRAS EL DAÑO SICOLOGICO QUE LE PRODUCEN CUANDO SE

TRATA DE PAGOS POR CUALQUIER

TRATA DE PAGOS POR CUALQUIER CONCEPTO, JUBILACION, INVALIDEZ. ESTA COSTUMBRE DE NO RECONOCER EL DERECHO A LOS VIEJOS LA USA MUCHO EL SEGURO SOCIAL, QUE HACEN LO IMPOSIBLE POR NO PAGAR, IMAGINESE UN VIEJO DEMANDANDO AL SEGURO SOCIAL, SE MUEREN SIN EL DISFRUTE. AL GERENTE DEL S.S. ATLANTICO TOME NOTA, QUE USTED OPERA A PUNTA DE TUTELA.

O sea señor Rudolf que usted

O sea señor Rudolf que usted se considera ya un anciano?, porque hoy un hombre o una mujer de 60 años es una persona muy activa en todos los aspectos. Usted los trata como ancianitos. Se considera usted un anciano?