Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Vivir el amor

Celebramos el suceso más importante de la historia humana: Dios se entregó por amor, para que pudiéramos vivir el amor con Él, otros y con nosotros mismos.

Seguramente alguien que no cree en Dios, dirá que no necesita la fe para amar. Quizá puede amar de alguna manera, pero no como Dios. Su amor, revelado en Jesucristo, es: entrega total de sí mismo; responde al odio con amor; no permite resentimiento en el corazón; hace siempre el bien, aun a quienes no lo merecen; es siempre fiel aunque sea traicionado; obedece la voluntad de Dios, aun con sacrificios; atento a las necesidades de los demás, buscando siempre beneficiarlos; dedica la vida a servir, enseñar, consolar, proteger, ayudar, aconsejar, sanar.

El amor de Dios expresado en Jesús, en su entrega por el género humano para reconciliarnos con Dios Padre, es la fuente del amor, donde podemos llenar nuestro corazón y poderlo derramar de amor por los demás. En comunión con Dios, nuestro egoísmo se transforma en entrega; nuestro resentimiento,  en aprender a no contar las ofensas; nuestro  rencor, en perdón; nuestra mezquindad, en trabajo por los demás; nuestro conformismo en búsqueda de la excelencia para entregar lo mejor de nosotros mismos; nuestro temor en fortaleza; nuestra avaricia en desprendimiento y solidaridad; nuestra soberbia en mansedumbre; nuestra desobediencia en obediencia a Dios; nuestras preocupaciones en optimismo; nuestras tristezas en alegrías; nuestras dificultades y dolores en camino de salvación.

En las lecturas de hoy, Jesús nos despeja el camino hacia el Padre, aceptando él asumir todas las injusticias y pecados. Al ver la cruz el cristiano recuerda el  infinito amor de Dios y la capacidad de pecado del ser humano. Esto nos invita a estar atentos, vigilantes, en oración y comunión con Dios, unidos a la cruz de Cristo, para recibir los beneficios del amor de Dios y apartarnos del mal. 

La visita del Santo Padre Benedicto XVI a México y Cuba, nos reconfirma la fe en el actuar de Jesucristo a través del sucesor de Pedro y de su Iglesia y en su presencia en la Santa Eucaristía. La alegría, el gozo, la esperanza, la fraternidad, la reconciliación, la paz, la caridad, frutos latentes en todos los que siguieron esa visita, es muestra de la presencia del Espíritu Santo entre nosotros. Las lecturas de las Sagradas Escrituras que correspondían a cada celebración, parecían escogidas desde el cielo para expresar las situaciones en las cuales convenía ahondar.

Las palabras del Santo Padre fueron valientes, expresadas de manera respetuosa, con propuestas concretas para mejorar las situaciones por las que sufrimos muchos países de Latinoamérica. Expresarse todo el tiempo en español le daba más fuerza a sus palabras.

En ambas naciones se resalta el papel fundamental de María, quien como madre amorosa, entusiasma y reúne a todos sus hijos para que escuchemos la voz de su Hijo Jesucristo y nos dejemos cautivar por Él, para “hacer lo que Él nos diga”, que siempre es para conducirnos a vivir el amor en nuestra alma, nuestra sociedad y en el mundo futuro.

Que en esta semana Santa vivamos el amor, acompañando a Jesús al calvario, reconciliándonos con Él, para salir resucitados con Él.



*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.



judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese