Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Y perderá otra vez la comunidad

El Alcalde de Cartagena parece reacio a pagar más de siete mil millones de pesos que reclaman concejales y exconcejales como complemento de su remuneración. 

Y uno de sus asesores saca a relucir que nuestro Distrito carga el pesado fardo de cinco mil millones de pesos mensuales en nómina paralela que el eufemismo burocrático rotula como órdenes de prestación de servicios (OPS), y que el alcalde Terán Dix, y así éste lo ratifica, se propone acabar con ese exorbitante gasto mensual. Y añade el asesor que uno de los concejales preferidos de la pasada administración, mostrado como el paradigma de la corrección, patrocina la quinta parte de esa enorme suma.

El Concejo, malquisto con el Alcalde, se desquita privándolo de facultades de contratación, esto es, lo obliga a solicitar autorización de la corporación para los pasos importantes de su plan de desarrollo. Así, el Concejo retiene en sus manos una llave del manejo presupuestal.

Atenido a las apariencias, un buen ciudadano leería que el Alcalde se propone desligarse de la compra de los apoyos políticos con cargo al erario, propósito loable en sumo grado, y que el Concejo se propone cumplir con su deber de ejercitar control político, decisión digna de alto encomio. Diría ese ciudadano que ingresamos en el buen camino.

Empero, la realidad, habida cuenta de nuestra tradición política y de los móviles que alimentan tanto a la administración, a sus validos y padrinos, como a los concejales, aleja la ilusión de estar ante una búsqueda afanosa de la pureza pública. Lejos de ello, aflora que la divergencia fundamental es la distribución del presupuesto: quién toma la mayor tajada.

El Alcalde atina en tocar puntos muy sensibles para los concejales. Es cierto que las órdenes de prestación de servicios en muchos casos tienen justificación plena y se entregan a personas serias. Pero en otros muchos casos no es así. Es de común conocimiento que las OPS son la fuente principal de financiación de concejales. ¿Acaso no oímos decir, con harta frecuencia, que lograr uno de esos contratos impone la insoslayable obligación de convertirse en contribuyente de la causa del concejal recomendante?

Además, en abundantes situaciones se producen contratos para tareas que debe cumplir la administración con su personal de planta y en otras se trata de simples despilfarros, de necesidades inventadas para trasladar el dinero del Estado a un bolsillo particular.

Ahora bien, es posible que el Concejo contraataque y desnude los errores y pasos falsos de la administración, así como la corrupción por todos sabida. Tarea que para un concejal no debe ser difícil y genera ablandamiento de la alcaldía.

Y ya conocemos la volubilidad de nuestro Alcalde y su capacidad de dar reversa sin sonrojo. Tan grande como su capacidad de repetirnos la mentira de no haber recibido apoyos políticos para su elección, cuando justamente ese fue el error que repetidamente se le enrostró: procurarse costosos patrocinios que no necesitaba.

Por eso, entreveo un pronto arreglo de reparto del presupuesto entre Alcalde y concejales que luego nos presentarán como un democrático acuerdo de gobernabilidad, como si los ciudadanos fuéramos tan tontos para no ver que, otra vez, perderá Cartagena.



Abogado – Docente Universidad del Sinú – Cartagena



h.hernandez@hernandezypereira.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Campo Elias , debe

Campo Elias , debe desmarcarse de los Garcia Romero y otras personas parecidas . Campo , aunque no tenia la preparacion para ser alcalde , tuvo respaldo popular y eso pesa y vale , pero para evitar un fracaso , todavia esta a tiempo , de quitarse muchas lacras que lo acompañan . Un consejo para Campo : Debe temerle mas a los amigos que lo adulan que los contrincantes frenteros que lo critican

Que irá a pasar en nuestra

Que irá a pasar en nuestra querida Cartagena. Los concejales se las saben todas mas una. Lo que no entiendo es si es o no legal que el Concejo tenga el control de Presupuesto. Habría que investigar si un Plan de Desarrollo puede quitarle facultades al Alcalde y entregarselas a personas no muy transparentes que digamos. Ellos pueden ejercer control politico pero no económico creo. En este

asunto se deben tener las

asunto se deben tener las pilas puestas, porque precisamente cuando no habían intereses directos de los politicos estos como es el pago de una suma de dinero, dejaron que a Cartagena le ocurriera un mal enorme sin control: Transcaribe, La venta de playas, El emisario submarino, no han tomado parte en la inseguridad que existe en la ciudad, pudiendo hacerlo, tantos problemas de tipo económico

que existen sin embargo ahora

que existen sin embargo ahora cuando pretenden una cantidad de dinero, presionan, digo, extorsionan al Alcalde que no ha hecho ninguna gestion hasta el momento, siendo que quienes estamos perjudicados somos los Cartageneros que creimos en él, y que ignoramos si existe o no un Alcalde en la ciudad.

a Cartagena en donde el

a Cartagena en donde el Concejo si fuera una buena Corporación hubiera intervenido porque está dentro de sus facultades, los mercados, los auxilios, apoyar desde el anterior Alcalde la proliferación de motos, no perjudicar tanto a la gente de escasos recursos que viven de su venta de alfileres, los picós, las maquinitas que están dañando la vida de los niños, en fin tantas cosas Concejo como hay que hacer.

a Cartagena en donde el

a Cartagena en donde el Concejo si fuera una buena Corporación hubiera intervenido porque está dentro de sus facultades, los mercados, los auxilios, apoyar desde el anterior Alcalde la proliferación de motos, no perjudicar tanto a la gente de escasos recursos que viven de su venta de alfileres, los picós, las maquinitas que están dañando la vida de los niños, en fin tantas cosas Concejo como hay que hacer.

Para que buenas intenciones

Para que buenas intenciones si no pasan de ser simples pataleos para posteriormente aceptar y negociar con los Concejales las famosas OPS y otra gran parte del presupuest del Distrito. Esta ha sido tradiconalmente la forma de querer quedar bien ante queines eligen al Alcalde:" lo intenté pero los Concejales no me dejaron", o "no puedo hacer nada es una orden judicial". Somos los ciudaddanos comunes y corrientes los que debemos afrontar las accines legales pertinentes para que este pago no se de. Dr. Hernandez, ¿cual es la figura juriídica?