Indicadores económicos
2018-01-17

Dólar (TRM)
$2.851,13
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.479,23
UVR, Ayer
$252,62
UVR, Hoy
$252,68
Petróleo
US$63,97

Estado del tiempo
2018-01-18

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 02:10

Marea max.: 13 cms.

Hora: 11:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-01-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Ya sabemos quiénes son ellos

Muchas gentes informadas alzaron su voz para gritar contra la llamada reforma judicial y, en especial, contra las normas adicionadas en la conciliación aprobada.

El gobierno que imparte al Congreso órdenes, envueltas en burocracia y presupuesto, y, cuando le viene en gana lo prosterna a sus pies como en el caso del fuero militar, prefirió ser silente unas veces, ausente otras, cuando no cooperador eficaz en esta malhadada andadura. Antes de la conciliación un exultante Ministro de Justicia exclamaba ante senadores y representantes: “Desde el fondo del corazón, en mi nombre y en el del Gobierno, a todos ustedes muchas gracias.”

Luego, expresa “su acuerdo con el informe de conciliación que finalmente se adoptó”, según narra, Simón Gaviria, cándido presidente de la Cámara y Jefe Único del Partido Liberal quien “leyó por encima”, el texto y, como gobiernista obsecuente, se rindió ante el parecer del Ministro.

Sobrevenido el escándalo nacional, el Ministro concernido brega por borrarse como actor y, sin rubor, pretende transmutarse en víctima: “no soy culpable, pero asumo la responsabilidad política”.

El astuto presidente Santos guarda cómoda conformidad hasta cuando atisba que el rechazo de la sociedad civil puede lesionar su imagen y entorpecer su calculada reelección. Entonces entra al escenario para actuar como la voz de los escarnecidos ciudadanos de bien y quedar ante el país como el guardián de la compostura política. Anuncia que su gobierno objetará la reforma por contener micos “inaceptables para el país y para el Gobierno”.

¿Cómo creerle Presidente, si su Ministro de Justicia estuvo presente en el Congreso y dio la seña, según el Jefe del Partido Liberal, para que se aprobara la conciliación?

Los que votaron las conciliaciones son santistas obsecuentes, miembros todos de la Unidad Nacional. Allí estaba el Partido Liberal, con los pupilos del ministro Rafael Pardo, codo a codo con los seguidores del también ministro Vargas Lleras y acompañados de los conservadores todos y de la mayoría inmensa de la U.

No fueron miembros de la oposición ni enemigos de Santos quienes presentaron la funesta propuesta de conciliación: fueron los buenos amigos del Presidente, apoyados por sus mejores amigos.

Tenemos derecho a pensar que había una sutil y estratégica concordancia entre gobierno, partidos y congresistas para fabricar el hoy rechazado disparatorio. Sólo que la sociedad civil dio al traste con el laborioso empeño.

Ahora el Gobierno ensaya medidas violatorias de la Constitución para deshacer lo torcido. Mientras, los autores del ultraje a la nación pugnan por aparecer como buenos componedores de las malas decisiones.

Todo esto refleja un alto grado de descomposición política que legitima sentir desconfianza con el Gobierno y con el Congreso. Les salió mal la jugada porque la sociedad civil insurgió enhiesta para rechazar la afrenta. Y es esa sociedad civil la que fuerza al Presidente, más asustado que indignado, a intentar desesperadas fórmulas para desbaratar la construcción de sus amigos, aun en desafío de la doctrina de la Corte Constitucional sobre la materia. Con un error se quiere enmendar otro.

Pero allí quedaron retratados Gobierno y partidos políticos gobernantes: ya se sabe quiénes son y que no están del lado de los grandes intereses éticos nacionales.



*Abogado – Docente de la Universidad del Sinú – Cartagena





h.hernandez@hernandezypereira.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La corrupción cala la

La corrupción cala la estructura del Estado. Todo está dañado, podrido, hay pus podrida.

Los colombianos seguiremos como parias a menos que nosotros mismos legislemos con base en los recursos de participación que nos la Constitución. Hagamos uso de ellos antes que los borren.

El pueblo soberana votando puede eliminar una cámara del congreso, reducir la cantidad de miembros, quitarles privilegios, ponerles sanciones drásticas, modificar las normas sobre salud, educación, tierra, vivienda.

Solamente falta un honesto que guie al soberano, concertemos la reforma integral del Estado y votemos

¿Quién es ese líder?

LA REFORMA A LA JUSTICIA

LA REFORMA A LA JUSTICIA NACIO VICIADA, PORQUE LA CONSTITUCION DEL NOVENTA Y UNO HABLA EN ESTOS CASOS DE DEMOCRACIA Y PARTICIPACION, PÑOR LO TANTO PUEDE DEVOLVERLA PARA QUE PUEDAN PARTICIPAR TODOS LOS GRUPOS Y PARTIDOS POLITICOS, EN ESA REFORMA SOL,O PARTICIPARON LA U ,EL CONSERVATISMO, EL LIUBERALISMO Y CAMBIO RADICAL

Bueno, en este caso de la

Bueno, en este caso de la Reforma a la Justicia, los medios y la opinión especializada lograron lastimar el ego presidencial, y éste ha anunciado que no sancionará la Ley. Pero eso es coyuntural. No siempre es así. La reacción pareció más bien motivada por cómo se afectan los juicios contra algunos funcionarios del gobierno anterior. De no ser por esa circunstancia, tal vez, la reforma constitucional habría pasado inadvertida; como está pasando con el marco legal para la paz.

A la constitución le falto el

A la constitución le falto el articulo en que solo puede ser reformada por una nueva asamblea o el constituyente primario (referendo) y no los congresistas.

Con todo respeto señor

Con todo respeto señor Abogado, no es que este de acuerdo con la reforma, pero la Ley en cualquier sentido, por muy perfecta que sea,huele a carroña porque nunca es aplicada sino de acuerdo al marrano, los corruptos buscan los portillos de la ley para evadir la administración de justicia. Algunos con presiones sicológicas para vencer al contrario luego tomar tinto y almorzar con los jueces, fiscales,secretarios,

haciendo uso a porfia del

haciendo uso a porfia del tráfico de influencias donde no es raro que aparezca un Ministro, un Congresista, un Magistrado a ocultas haciendo uso del tráfico de influencia para obtener el fallo esperado. Mas grave se torna el asunto cuando se sabe que son culpables y evaden. Hasta entran a los despachos a responder solicitudes importantes siendo particulares. ESO SE VE NO IMPORTA QUE REFORMEN O NO LA JUSTICIA.

El Articulo Villalba es mejor

El Articulo Villalba es mejor que del Curita, porque el Curita es litigante, le dió miedo represarias. El mejor Articulo Real es el de Salud Hernandez, quien miedo, lo único que le faltó, fue decir que el "honorable" Fco Ricaurte hizo una fiesta celebrando sus nuevos 12 años, ahora iran hablar otra vez de CTG, nos va pasar igual que el caso del a puta de Danía. Los Cartageneros tenemos a quien mostrar, a los distinguidos magistrados Fabio Moron y Chepe de la Vega, Ilustre Cartagenero del 100%.

II: A los primero que deben

II: A los primero que deben meter presos son a los magistrados, porque como justicia, son quienes deben poner ejemplo. Salud Hdez dice que hacer la Revocatoria, pero que incluya a las Cortes y Santos. Uribe tenía razon,aunque es de extrema derecha, no cedió a las presiones de la Corte de Pacho Ricaurte. Es bueno que siempre existan diferencia entre la Corte y el Ejecutivo, porque es Garantía que no haya Mnaguala.

yo no soy abogado ni quierso

yo no soy abogado ni quierso serlo porque he sido victima del sistema. Una apelación se dura años en el Tribunal hasta que prescriba, cuando es un juzgado, entonces los que mandan son los secretarios y garlanchines de los abogados para demorar los trámites si es que no se pierde el expediente con las pruebas, esa rosca es la que deben acabar, además flojera y venta al mejor postor.

otro comentario, cuando un

otro comentario, cuando un niño comete delito, no le castigan porque es delito, y si es un viejo entonces porque es viejo y lo desaparecen o buscan médico para declararlo loco, todo el mundo debe ir a la cárcel y ya.