Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Viernes 29 Agosto de 2014
Ediciones anteriores

Registrarse o Iniciar sesión
Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

¿Cómo se declara la existencia de la unión marital de hecho para que surta efectos patrimoniales?



Resumen del caso: 
Por ser una unión marital de hecho, anteriormente llamada de manera común "unión libre", cualquiera de los compañeros permanentes que la conforman podrá separarse sin más preámbulos, sin quedar sujeto a los condicionamientos formales del matrimonio, en el cual, si uno de los cónyuges decide de hecho tomar esa actitud de manera injustificada, estaría incurriendo en una causal de divorcio por el incumplimiento de sus obligaciones nacidas del contrato matrimonial. Así las cosas, y si el compañero permanente decide separarse solo le bastará llevar a cabo su propósito sin que exista un efecto legal que censure la conducta. Sin embargo, si se desea generar los efectos patrimoniales derivados de la Unión Marital de Hecho o "unión libre" en el sentido de disolver y liquidar la sociedad patrimonial de hecho que surge con ella luego de los dos años de convivencia, será menester tener en cuenta que desde el momento de la separación de hecho, se cuenta con el término de un año para que se declare la existencia jurídica de la unión marital de hecho y la posterior disolución y liquidación de la sociedad patrimonial existente. ya que de no hacerse estos trámites dentro del término indicado, caducará o se perderá cualquier posibilidad de exigir la parte del patrimonio que por esa sociedad se constituye (50% para cada ex compañero) La declaratoria de la existencia de la unión marital de hecho y la disolución y liquidación de la sociedad patrimonial que con ella se conforma, se puede hacer de las siguientes maneras -dentro del año siguiente a la separación o el fallecimiento de uno de los compañeros, como se dijo-: 1. Mediante la suscripción de un acta de conciliación como resultado de un acuerdo voluntario entre los ex compañeros, el cual se hace constar en un acta avalada por un centro de conciliación -que puede ser el de una facultad de derecho- con la presencia de un conciliador imparcial. Esta forma, requiere, obviamente la disponibilidad de ambas partes para lograr el acuerdo, pero es necesario agotar el trámite conciliatorio, para que, no habiendo acuerdo o disponibilidad entre los ex compañeros, o no asistiendo el citado se intente la segunda opción, que es la: 2. Vía Judicial: Una vez intentada dentro del término indicado la conciliación para declarar la existencia de la unión marital de hecho y la disolución y liquidación de la sociedad patrimonial sin que hubiere acuerdo, o sin que asista el citado, con la constancia respectiva que de esa circunstancia dejará sentado el conciliador, se podrá presentar una demanda ante un juez de familia correspondiente al último domicilio común de la pareja, para que sea este el que declara los efectos mencionados. 3. Similar al punto 1, la declaratoria de la existencia de la unión marital podrá intentarse ante notario, pero también requerirá el acuerdo de los ex compañeros permanentes. En el caso concreto, sería recomendable intentar primero la cita del compañero ante un centro de conciliación para que si no asiste o asistiendo no llega a un acuerdo, pueda presentar en su contra posteriormente una demanda, de acuerdo con el punto 2 antes mencionado. Se recuerda que el término para iniciar esos trámites es de un año contado desde el día siguiente de la separación y que hacen parte de la sociedad patrimonial de hecho -susceptible de dividirse por partes iguales entre los ex compañeros-, no solo los activos, sino también los pasivos, como las deudas adquiridas luego de los dos años de la convivencia, razón por la cual el interesado deberá ponderar si los activos son más que los pasivos para determinar si le favorece o no la liquidación antes dicha. CESAR FARID KAFURY BENEDETTI Director Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura - Cartagena
Respuesta a la consulta: 

Por ser una unión marital de hecho, anteriormente llamada de manera común "unión libre", cualquiera de los compañeros permanentes que la conforman podrá separarse sin más preámbulos, sin quedar sujeto a los condicionamientos formales del matrimonio, en el cual, si uno de los cónyuges decide de hecho tomar esa actitud de manera injustificada, estaría incurriendo en una causal de divorcio por el incumplimiento de sus obligaciones nacidas del contrato matrimonial. Así las cosas, y si el compañero permanente decide separarse solo le bastará llevar a cabo su propósito sin que exista un efecto legal que censure la conducta.

Sin embargo, si se desea generar los efectos patrimoniales derivados de la Unión Marital de Hecho o "unión libre" en el sentido de disolver y liquidar la sociedad patrimonial de hecho que surge con ella luego de los dos años de convivencia, será menester tener en cuenta que desde el momento de la separación de hecho, se cuenta con el término de un año para que se declare la existencia jurídica de la unión marital de hecho y la posterior disolución y liquidación de la sociedad patrimonial existente. ya que de no hacerse estos trámites dentro del término indicado, caducará o se perderá cualquier posibilidad de exigir la parte del patrimonio que por esa sociedad se constituye (50% para cada ex compañero)

La declaratoria de la existencia de la unión marital de hecho y la disolución y liquidación de la sociedad patrimonial que con ella se conforma, se puede hacer de las siguientes maneras -dentro del año siguiente a la separación o el fallecimiento de uno de los compañeros, como se dijo-:

1. Mediante la suscripción de un acta de conciliación como resultado de un acuerdo voluntario entre los ex compañeros, el cual se hace constar en un acta avalada por un centro de conciliación -que puede ser el de una facultad de derecho- con la presencia de un conciliador imparcial. Esta forma, requiere, obviamente la disponibilidad de ambas partes para lograr el acuerdo, pero es necesario agotar el trámite conciliatorio, para que, no habiendo acuerdo o disponibilidad entre los ex compañeros, o no asistiendo el citado se intente la segunda opción, que es la:

2. Vía Judicial: Una vez intentada dentro del término indicado la conciliación para declarar la existencia de la unión marital de hecho y la disolución y liquidación de la sociedad patrimonial sin que hubiere acuerdo, o sin que asista el citado, con la constancia respectiva que de esa circunstancia dejará sentado el conciliador, se podrá presentar una demanda ante un juez de familia correspondiente al último domicilio común de la pareja, para que sea este el que declara los efectos mencionados.

3. Similar al punto 1, la declaratoria de la existencia de la unión marital podrá intentarse ante notario, pero también requerirá el acuerdo de los ex compañeros permanentes.

En el caso concreto, sería recomendable intentar primero la cita del compañero ante un centro de conciliación para que si no asiste o asistiendo no llega a un acuerdo, pueda presentar en su contra posteriormente una demanda, de acuerdo con el punto 2 antes mencionado.

Se recuerda que el término para iniciar esos trámites es de un año contado desde el día siguiente de la separación y que hacen parte de la sociedad patrimonial de hecho -susceptible de dividirse por partes iguales entre los ex compañeros-, no solo los activos, sino también los pasivos, como las deudas adquiridas luego de los dos años de la convivencia, razón por la cual el interesado deberá ponderar si los activos son más que los pasivos para determinar si le favorece o no la liquidación antes dicha.

CESAR FARID KAFURY BENEDETTI
Director Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura - Cartagena

Respondida: 
Si

Archivo

Agosto 2014
DomLunMarMiéJueVieSáb
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31123456

Inicio de sesión