Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Martes 21 Octubre de 2014
Ediciones anteriores

Registrarse o Iniciar sesión
Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Acción para exigir cumplimiento de obligación prescribe por el transcurso del tiempo



Resumen del caso: 
Toda acción judicial que pretenda ejecutar una obligación contraída a favor de otra, es susceptible de prescribir por el transcurso del tiempo, si el acreedor no la ejerce dentro del término que la misma ley consagra. Así las cosas, y teniendo en cuenta que la obligación que se contrajo en 1989 con la empresa editora de libros, derivada de la compra de una enciclopedia no se ha exigido judicialmente en todo este tiempo, el acreedor muy probablemente tendrá prescrita la posibilidad de ejercer las acciones ejecutivas en para proceder a realizar el cobro judicial de las sumas adeudadas. En efecto, la Ley, por regla general, consagra términos de prescripción de las acciones ejecutivas de 10 años (según el código civil colombiano), 5 años (según la modificación de la ley 791 de 2002), ó 3 años (según el código de comercio), dependiendo de la clase de título ejecutivo suscrito con el agente vendedor (contrato, pagaré, letra de cambio, por ejemplo). Se deja de lado la prescripción de la acción que se deriva de un cheque no pagado, ya que no viene a cuento En todo caso, dichos términos, deberán contarse desde el momento en que se incurrió en mora, para determinar precisamente la prescripción. De manera, que resulta más que probable que una obligación de esa clase, asumida desde hace 18 años, tenga las acciones de exigibilidad judicial fenecidas por el transcurso del tiempo. Preocupa, eso sí, el hecho de que el deudor aparezca reportado en las centrales de riesgo, por la supuesta mora que motiva la consulta. Veamos entonces tres hipótesis que se pueden derivar del caso planteado: 1. si el acreedor en efecto presentó demanda ejecutiva para el cobro de dicha obligación, encontrándose dicha acción prescrita por el transcurso del tiempo, como se dijo, se podrá dentro del término de presentación de excepciones, luego de notificada la demanda, alegar al juez la prescripción de la acción, a fin de evitar el cobro judicial; 2. en el evento en que hasta ahora no se hubiere presentado demanda ejecutiva alguna, pero se le estuviere realizando el cobro prejudicial de la deuda, usted podrá acudir personalmente o por escrito ante los acreedores a manifestarles que por el transcurso del tiempo la acción para el cobro se encuentra prescrita a fin de obtener el consecuente paz y salvo que sirva para descargarla del sistema de la central de riesgo en la que se encuentra reportada; 3. si a pesar de lo anterior, la empresa acreedora de manera voluntaria no procede a obrar de conformidad, tendrá la posibilidad, creada por el artículo 2 de la ley 791 de 2002, de acudir a los estrados judiciales, para que el juez declare la existencia de la obligación, y consecuencialmente la prescripción de la acción ejecutiva del acreedor al ser negligente con la exigibilidad judicial de la deuda. En este caso, la sentencia que declare la prescripción de la acción ejecutiva, le debe servir para que la descarguen del sistema de la central de riesgos en la que aparece reportada. Esta última opción es obviamente mucho más dispendiosa y demorada. CESAR FARID KAFURY BENEDETTI Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura Cgena.
Respuesta a la consulta: 

Toda acción judicial que pretenda ejecutar una obligación contraída a favor de otra, es susceptible de prescribir por el transcurso del tiempo, si el acreedor no la ejerce dentro del término que la misma ley consagra.

Así las cosas, y teniendo en cuenta que la obligación que se contrajo en 1989 con la empresa editora de libros, derivada de la compra de una enciclopedia no se ha exigido judicialmente en todo este tiempo, el acreedor muy probablemente tendrá prescrita la posibilidad de ejercer las acciones ejecutivas en para proceder a realizar el cobro judicial de las sumas adeudadas.

En efecto, la Ley, por regla general, consagra términos de prescripción de las acciones ejecutivas de 10 años (según el código civil colombiano), 5 años (según la modificación de la ley 791 de 2002), ó 3 años (según el código de comercio), dependiendo de la clase de título ejecutivo suscrito con el agente vendedor (contrato, pagaré, letra de cambio, por ejemplo). Se deja de lado la prescripción de la acción que se deriva de un cheque no pagado, ya que no viene a cuento En todo caso, dichos términos, deberán contarse desde el momento en que se incurrió en mora, para determinar precisamente la prescripción.

De manera, que resulta más que probable que una obligación de esa clase, asumida desde hace 18 años, tenga las acciones de exigibilidad judicial fenecidas por el transcurso del tiempo. Preocupa, eso sí, el hecho de que el deudor aparezca reportado en las centrales de riesgo, por la supuesta mora que motiva la consulta.

Veamos entonces tres hipótesis que se pueden derivar del caso planteado: 1. si el acreedor en efecto presentó demanda ejecutiva para el cobro de dicha obligación, encontrándose dicha acción prescrita por el transcurso del tiempo, como se dijo, se podrá dentro del término de presentación de excepciones, luego de notificada la demanda, alegar al juez la prescripción de la acción, a fin de evitar el cobro judicial; 2. en el evento en que hasta ahora no se hubiere presentado demanda ejecutiva alguna, pero se le estuviere realizando el cobro prejudicial de la deuda, usted podrá acudir personalmente o por escrito ante los acreedores a manifestarles que por el transcurso del tiempo la acción para el cobro se encuentra prescrita a fin de obtener el consecuente paz y salvo que sirva para descargarla del sistema de la central de riesgo en la que se encuentra reportada; 3. si a pesar de lo anterior, la empresa acreedora de manera voluntaria no procede a obrar de conformidad, tendrá la posibilidad, creada por el artículo 2 de la ley 791 de 2002, de acudir a los estrados judiciales, para que el juez declare la existencia de la obligación, y consecuencialmente la prescripción de la acción ejecutiva del acreedor al ser negligente con la exigibilidad judicial de la deuda. En este caso, la sentencia que declare la prescripción de la acción ejecutiva, le debe servir para que la descarguen del sistema de la central de riesgos en la que aparece reportada. Esta última opción es obviamente mucho más dispendiosa y demorada.

CESAR FARID KAFURY BENEDETTI
Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura Cgena.

Respondida: 
Si

Archivo

October 2014
DomLunMarMiéJueVieSáb
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311

Inicio de sesión