Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Martes 02 Septiembre de 2014
Ediciones anteriores

Registrarse o Iniciar sesión
Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Cuota alimentaria a favor de esposa e hijos menores



Resumen del caso: 
Muy atento saludo: Es curiosa su consulta. Por regla muy general, son las esposas, las que persiguen la cuota alimentaria del esposo, cuando estos nos las cumplen de manera voluntaria, siempre y cuando exista por un lado la posibilidad económica del esposo, y por otro lado, la necesidad económica de la esposa. Sin embargo, es bueno aclarar, que aunque aquello es la regla general, también se puede dar la hipótesis contraria, es decir, la del esposo que requiere cuota alimentaria de su esposa, para lo cual es necesario, que se den las mismas circunstancias mencionadas, es decir, la posibilidad por una parte, y la necesidad por la otra, pues si el cónyuge que solicita alimentos puede valerse por sí mismo, no tendrá derecho alguno para solicitar tal cuota. Igual sucedería, en el evento en que el cónyuge obligado no tenga la capacidad suficiente para su reconocimiento. Me preocupa el hecho de que usted hable de su "EX-ESPOSA", pues es bueno que sepa que los cónyuges o compañeros permanentes, según el caso, solo se deben alimentos, o cuota alimentaria, mientras mantengan vigente su vínculo matrimonial, o afectivos, respectivamente, ya que desde el momento en que los mismos se divorcian (para el caso de los casados) o se separan (para los compañeros permanentes), tales obligaciones recíprocas cesan. La única excepción, para el caso de los divorciados, se dará cuando el juez declarara como cónyuge culpable del divorcio a quien dio lugar para ello. En dicho evento, el cónyuge o esposo condenado por el divorcio, muy a pesar de encontrase divorciado será condenado por el juez a reconocer una cuota alimentaria a favor del denominado "cónyuge inocente", o que fue víctima de la conducta del culpable para efectos del divorcio. Es una especie de sanción legal, pero que en todo caso cesa, si el divorciado contrae nuevas nupcias. Si interpreto su término "MI EX ESPOSA", de acuerdo con lo anterior, usted no tendrá derecho ni siquiera a pedir cuota alimentaria, a no ser que se encuentre en la excepción planteada, es decir, que aunque sea divorciado, usted sea el cónyuge inocente, y su ex esposa, hubiere sido condenada en sentencia de divorcio a reconocerle una cuota alimentaria en su calidad de Cónyuge culpable del divorcio. Ahora bien, si entiendo sus palabras como que se encuentran separados de hecho, sin haberse divorciado, por lo que el vínculo matrimonial aun se encuentra vigente a pesar de no mantener vínculos matrimoniales, es posible que se mantengan las obligaciones recíprocas de los alimentos entre sí, siempre y cuando, como lo expresé antes existan las posibilidades económicas y las necesidades de los alimentos. Lo anterior, porque una de las obligaciones nacidas del matrimonio es precisamente la de ayuda recíproca. Asumiendo que es esta última su situación, es claro que podrá demandar por alimentos a su esposa (si tiene vigente el vínculo matrimonial) si se dan los presupuestos indicados. Lo anterior lo podrá ventilar de dos maneras judicialmente hablando: 1. por la vía penal mediante la correspondiente denuncia de inasistencia alimentaria, en cuyo evento se requiere que el obligado a dar alimentos no colabore en lo absoluto con el beneficiario, ya que si hay un cumplimiento parcial de cuota alimentaria, la postura de la fiscalía es asumir la incompetencia para su trámite, instando a una conciliación para que se fije una cuota alimentaria que satisfaga al beneficiario, y de no funcionar la conciliación, se abstienen de seguir el trámite para sugerir que se vaya por la vía de la jurisdicción de familia (ante los jueces de familia). Esto por cuanto la fiscalía considera que hay INASISTENCIA, cuando el incumplimiento del obligado es absoluto. En este proceso penal, de cumplirse con lo dicho, usted podrá constituirse como parte civil, presentando la correspondiente demanda de parte civil ante el fiscal que conoce del caso, en el que podrá pedir los perjuicios causados pudiendo inclusive solicitar medidas cautelares como las de embargo y secuestro. En este evento usted requerirá otorgar poder a un ABOGADO que lo represente, quien le explicará un poco más sobre el asunto. Le aclaro que los fiscales son bastante recelosos al decretar medidas cautelares en estos asuntos, ya que siempre intentan conciliarlos, teniendo en cuenta que en muchas oportunidades estos procesos son el resultado del apasionamiento de los cónyuges por sus problemas familiares. 2. Por la vía de la jurisdicción de familia, es decir ante los jueces de familia (DEMANDA DE ALIMENTOS A FAVOR DE CÓNYUGE), para que sea este el que fije la cuota alimentaria de acuerdo con las necesidades y posibilidades recíprocas. Aquí usted deberá probar: a) la calidad de cónyuge, con el correspondiente certificado civil de matrimonio, o de ex cónyuge a cuyo favor el juez decretó en la sentencia de divorcio una cuota alimentaria, debiendo aportar en este evento la copia autenticada de la sentencia de divorcio; b) la necesidad de pedir cuota alimentaria (falta de trabajo, salario insuficiente, etc), c) la capacidad económica de su cónyuge es decir probar que esta posee mejor situación que la suya. Igualmente en este segundo punto usted deberá otorgar poder a un abogado para que lo represente. Dudo que en este proceso procedan las medidas de embargo, ya que las mismas, desde la sola presentación de la demanda solo proceden a favor de los HIJOS MENORES DE EDAD cuando el proceso de alimentos se instaura para fijar cuota alimentaria A FAVOR DE LOS MENORES, siendo este un proceso diferente al de fijación de cuota alimentaria a favor de cónyuge. En el evento en que el proceso de alimentos sea a favor de cónyuge, la medida de embargo se podrá solicitar en un posterior proceso ejecutivo de alimentos, en el que se podrá ejecutar el cumplimiento de la sentencia anterior decretada por el juez en el que fija la cuota de alimentos. Como usted no dejó muy claro en la consulta si la cuota alimentaria es a favor de usted mismo en calidad de cónyuge o a favor de algún hijo menor de edad que tiene bajo su custodia le aclaro: a) si el proceso es a favor del cónyuge, no procede la medida de embargo en el mismo proceso, sino en el posterior denominado "ejecutivo de alimentos", en el que se persigue ejecutar la cuota ya fijada por el juez en el proceso de fijación de cuota alimentaria. b) si el proceso de fijación de cuota alimentaria es a favor de un hijo menor de edad, aquí si podrá pedir el embargo del sueldo desde la sola presentación de la demanda (es lo que se llama ALIMENTOS PROVISIONALES). Es así, porque la misma ley establece la diferencia entre los procesos a favor de los hijos menores y el de los cónyuges, pues asume que los derechos de los niños son de carácter urgente. Al margen de todo lo anterior, usted puede -y es lo recomendable- citar a conciliar a su cónyuge, ya sea para solicitar una cuota alimentaria para usted o para un hijo menor de edad. En todo caso, recuerde que la ley obliga a intentar la conciliación de manera previa, cuando la demanda es a favor del cónyuge, procediendo entonces la demanda, solo cuando el citado no asiste a la conciliación, o si asiste y no se llega a un acuerdo voluntario en la conciliación. las demandas de alimentos a favor de los hijos menores de edad no requieren de manera obligatoria el intento de conciliación, pues en estos proceden, como le dije, las medidas cautelares de embargo y secuestro. Muy atentamente, CESAR FARID KAFURY BENEDETTI Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura
Respuesta a la consulta: 

Muy atento saludo:
Es curiosa su consulta. Por regla muy general, son las esposas, las que persiguen la cuota alimentaria del esposo, cuando estos nos las cumplen de manera voluntaria, siempre y cuando exista por un lado la posibilidad económica del esposo, y por otro lado, la necesidad económica de la esposa. Sin embargo, es bueno aclarar, que aunque aquello es la regla general, también se puede dar la hipótesis contraria, es decir, la del esposo que requiere cuota alimentaria de su esposa, para lo cual es necesario, que se den las mismas circunstancias mencionadas, es decir, la posibilidad por una parte, y la necesidad por la otra, pues si el cónyuge que solicita alimentos puede valerse por sí mismo, no tendrá derecho alguno para solicitar tal cuota. Igual sucedería, en el evento en que el cónyuge obligado no tenga la capacidad suficiente para su reconocimiento.

Me preocupa el hecho de que usted hable de su "EX-ESPOSA", pues es bueno que sepa que los cónyuges o compañeros permanentes, según el caso, solo se deben alimentos, o cuota alimentaria, mientras mantengan vigente su vínculo matrimonial, o afectivos, respectivamente, ya que desde el momento en que los mismos se divorcian (para el caso de los casados) o se separan (para los compañeros permanentes), tales obligaciones recíprocas cesan. La única excepción, para el caso de los divorciados, se dará cuando el juez declarara como cónyuge culpable del divorcio a quien dio lugar para ello. En dicho evento, el cónyuge o esposo condenado por el divorcio, muy a pesar de encontrase divorciado será condenado por el juez a reconocer una cuota alimentaria a favor del denominado "cónyuge inocente", o que fue víctima de la conducta del culpable para efectos del divorcio. Es una especie de sanción legal, pero que en todo caso cesa, si el divorciado contrae nuevas nupcias.

Si interpreto su término "MI EX ESPOSA", de acuerdo con lo anterior, usted no tendrá derecho ni siquiera a pedir cuota alimentaria, a no ser que se encuentre en la excepción planteada, es decir, que aunque sea divorciado, usted sea el cónyuge inocente, y su ex esposa, hubiere sido condenada en sentencia de divorcio a reconocerle una cuota alimentaria en su calidad de Cónyuge culpable del divorcio.

Ahora bien, si entiendo sus palabras como que se encuentran separados de hecho, sin haberse divorciado, por lo que el vínculo matrimonial aun se encuentra vigente a pesar de no mantener vínculos matrimoniales, es posible que se mantengan las obligaciones recíprocas de los alimentos entre sí, siempre y cuando, como lo expresé antes existan las posibilidades económicas y las necesidades de los alimentos. Lo anterior, porque una de las obligaciones nacidas del matrimonio es precisamente la de ayuda recíproca.

Asumiendo que es esta última su situación, es claro que podrá demandar por alimentos a su esposa (si tiene vigente el vínculo matrimonial) si se dan los presupuestos indicados. Lo anterior lo podrá ventilar de dos maneras judicialmente hablando: 1. por la vía penal mediante la correspondiente denuncia de inasistencia alimentaria, en cuyo evento se requiere que el obligado a dar alimentos no colabore en lo absoluto con el beneficiario, ya que si hay un cumplimiento parcial de cuota alimentaria, la postura de la fiscalía es asumir la incompetencia para su trámite, instando a una conciliación para que se fije una cuota alimentaria que satisfaga al beneficiario, y de no funcionar la conciliación, se abstienen de seguir el trámite para sugerir que se vaya por la vía de la jurisdicción de familia (ante los jueces de familia). Esto por cuanto la fiscalía considera que hay INASISTENCIA, cuando el incumplimiento del obligado es absoluto. En este proceso penal, de cumplirse con lo dicho, usted podrá constituirse como parte civil, presentando la correspondiente demanda de parte civil ante el fiscal que conoce del caso, en el que podrá pedir los perjuicios causados pudiendo inclusive solicitar medidas cautelares como las de embargo y secuestro. En este evento usted requerirá otorgar poder a un ABOGADO que lo represente, quien le explicará un poco más sobre el asunto. Le aclaro que los fiscales son bastante recelosos al decretar medidas cautelares en estos asuntos, ya que siempre intentan conciliarlos, teniendo en cuenta que en muchas oportunidades estos procesos son el resultado del apasionamiento de los cónyuges por sus problemas familiares. 2. Por la vía de la jurisdicción de familia, es decir ante los jueces de familia (DEMANDA DE ALIMENTOS A FAVOR DE CÓNYUGE), para que sea este el que fije la cuota alimentaria de acuerdo con las necesidades y posibilidades recíprocas. Aquí usted deberá probar: a) la calidad de cónyuge, con el correspondiente certificado civil de matrimonio, o de ex cónyuge a cuyo favor el juez decretó en la sentencia de divorcio una cuota alimentaria, debiendo aportar en este evento la copia autenticada de la sentencia de divorcio; b) la necesidad de pedir cuota alimentaria (falta de trabajo, salario insuficiente, etc), c) la capacidad económica de su cónyuge es decir probar que esta posee mejor situación que la suya. Igualmente en este segundo punto usted deberá otorgar poder a un abogado para que lo represente. Dudo que en este proceso procedan las medidas de embargo, ya que las mismas, desde la sola presentación de la demanda solo proceden a favor de los HIJOS MENORES DE EDAD cuando el proceso de alimentos se instaura para fijar cuota alimentaria A FAVOR DE LOS MENORES, siendo este un proceso diferente al de fijación de cuota alimentaria a favor de cónyuge. En el evento en que el proceso de alimentos sea a favor de cónyuge, la medida de embargo se podrá solicitar en un posterior proceso ejecutivo de alimentos, en el que se podrá ejecutar el cumplimiento de la sentencia anterior decretada por el juez en el que fija la cuota de alimentos.

Como usted no dejó muy claro en la consulta si la cuota alimentaria es a favor de usted mismo en calidad de cónyuge o a favor de algún hijo menor de edad que tiene bajo su custodia le aclaro: a) si el proceso es a favor del cónyuge, no procede la medida de embargo en el mismo proceso, sino en el posterior denominado "ejecutivo de alimentos", en el que se persigue ejecutar la cuota ya fijada por el juez en el proceso de fijación de cuota alimentaria. b) si el proceso de fijación de cuota alimentaria es a favor de un hijo menor de edad, aquí si podrá pedir el embargo del sueldo desde la sola presentación de la demanda (es lo que se llama ALIMENTOS PROVISIONALES). Es así, porque la misma ley establece la diferencia entre los procesos a favor de los hijos menores y el de los cónyuges, pues asume que los derechos de los niños son de carácter urgente.

Al margen de todo lo anterior, usted puede -y es lo recomendable- citar a conciliar a su cónyuge, ya sea para solicitar una cuota alimentaria para usted o para un hijo menor de edad. En todo caso, recuerde que la ley obliga a intentar la conciliación de manera previa, cuando la demanda es a favor del cónyuge, procediendo entonces la demanda, solo cuando el citado no asiste a la conciliación, o si asiste y no se llega a un acuerdo voluntario en la conciliación. las demandas de alimentos a favor de los hijos menores de edad no requieren de manera obligatoria el intento de conciliación, pues en estos proceden, como le dije, las medidas cautelares de embargo y secuestro.

Muy atentamente,

CESAR FARID KAFURY BENEDETTI
Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura

Respondida: 
Si

Archivo

September 2014
DomLunMarMiéJueVieSáb
31123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
2829301234

Inicio de sesión