Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Miércoles 08 Junio de 2016
Ediciones anteriores


Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Tutela para exigir medicamentos



Resumen del caso: 
Consulta: El lector quiere saber si su abuelo tiene derecho a que su EPS le suministre un medicamento para controlar el mal de Alzheimer. Muchos ciudadanos afiliados al Sistema Integral de Salud en el plan contributivo ven que su salud y la de sus beneficiarios se deteriora hasta la muerte porque las entidades prestadoras de estos servicios (EPS) niegan procedimientos y medicamentos para la cura de enfermedades o tratamientos que estabilizan al paciente y evitan que su mal progrese. Más del 70 por ciento de los empleados colombianos devenga el salario mínimo, con el cual deben cubrir los gastos básicos e inaplazables de alimentación, vivienda y transporte. Y para sus problemas de salud dependen exclusivamente de estar en una EPS. Con el Plan Obligatorio de Salud (POS), los costos de la medicina privada aumentaron y para la población con salario mínimo es imposible acceder a ella, por lo que deben hacer esfuerzos extraordinarios para atender las enfermedades de su familia y evitar que mueran, porque quienes constitucionalmente están llamados a prestar los servicios de salud no lo hacen o lo hacen mal. Las EPS se desgastan en atender derechos de petición y tutelas para cumplir los mandatos de la Corte Constitucional. La sentencia T-137-03 de la Corte establece que el derecho a la salud no sólo incluye atención médica, quirúrgica, hospitalaria y terapéutica, sino que incorpora “el derecho al diagnóstico, es decir, la seguridad de que, si los facultativos así lo requieren, con el objeto de precisar la situación actual del paciente en un momento determinado, con miras a establecer la terapéutica indicada y controlar oportuna y eficientemente los males que lo aquejan o que lo pueden afectar, se ordenen y practiquen de manera oportuna y completa los exámenes y pruebas que los médicos prescriban”. La Corte también ha fijado condiciones para que la tutela que busca proteger el derecho a la salud sea procedente, cuando se pretende desconocer la legislación que regula las exclusiones y limitaciones del POS, negando el tratamiento o diagnóstico requerido: 1- Que la falta del medicamento o tratamiento excluido amenace los derechos constitucionales fundamentales a la vida o a la integridad, pues no se puede obligar a las EPS a asumir el costo alto de medicamentos o tratamientos excluidos cuando no peligra la vida del paciente sin ellos. 2- Que el medicamento o tratamiento sea imposible de sustituir por uno contemplado en el POS o que el sustituto no sea igual de efectivo para proteger la vida del paciente. 3- Que el paciente no pueda pagar el medicamento o tratamiento y que no pueda obtenerlo por otro sistema o plan de salud, como los que prestan ciertas empresas a sus trabajadores o la medicina prepagada. En el caso del consultante, debe presentar primero un derecho de petición a la EPS a la cual está vinculado su abuelo. Si no le contestan, debe impetrar una tutela, por ser la petición un derecho constitucional fundamental. Si la respuesta no corresponde a la petición, es viable la acción de tutela para proteger el derecho a la vida de su abuelo, amenazado por el deterioro de su salud, que aunque no sea un derecho fundamental, al hacerlo conexo a la vida, hace procedente la tutela. ROBERTO MARTÍNEZ PEDROZA Estudiante X Semestre de Derecho TECNAR
Respuesta a la consulta: 

Consulta: El lector quiere saber si su abuelo tiene derecho a que su EPS le suministre un medicamento para controlar el mal de Alzheimer.

Muchos ciudadanos afiliados al Sistema Integral de Salud en el plan contributivo ven que su salud y la de sus beneficiarios se deteriora hasta la muerte porque las entidades prestadoras de estos servicios (EPS) niegan procedimientos y medicamentos para la cura de enfermedades o tratamientos que estabilizan al paciente y evitan que su mal progrese.

Más del 70 por ciento de los empleados colombianos devenga el salario mínimo, con el cual deben cubrir los gastos básicos e inaplazables de alimentación, vivienda y transporte. Y para sus problemas de salud dependen exclusivamente de estar en una EPS.

Con el Plan Obligatorio de Salud (POS), los costos de la medicina privada aumentaron y para la población con salario mínimo es imposible acceder a ella, por lo que deben hacer esfuerzos extraordinarios para atender las enfermedades de su familia y evitar que mueran, porque quienes constitucionalmente están llamados a prestar los servicios de salud no lo hacen o lo hacen mal.

Las EPS se desgastan en atender derechos de petición y tutelas para cumplir los mandatos de la Corte Constitucional.

La sentencia T-137-03 de la Corte establece que el derecho a la salud no sólo incluye atención médica, quirúrgica, hospitalaria y terapéutica, sino que incorpora “el derecho al diagnóstico, es decir, la seguridad de que, si los facultativos así lo requieren, con el objeto de precisar la situación actual del paciente en un momento determinado, con miras a establecer la terapéutica indicada y controlar oportuna y eficientemente los males que lo aquejan o que lo pueden afectar, se ordenen y practiquen de manera oportuna y completa los exámenes y pruebas que los médicos prescriban”.

La Corte también ha fijado condiciones para que la tutela que busca proteger el derecho a la salud sea procedente, cuando se pretende desconocer la legislación que regula las exclusiones y limitaciones del POS, negando el tratamiento o diagnóstico requerido:

1- Que la falta del medicamento o tratamiento excluido amenace los derechos constitucionales fundamentales a la vida o a la integridad, pues no se puede obligar a las EPS a asumir el costo alto de medicamentos o tratamientos excluidos cuando no peligra la vida del paciente sin ellos.

2- Que el medicamento o tratamiento sea imposible de sustituir por uno contemplado en el POS o que el sustituto no sea igual de efectivo para proteger la vida del paciente.

3- Que el paciente no pueda pagar el medicamento o tratamiento y que no pueda obtenerlo por otro sistema o plan de salud, como los que prestan ciertas empresas a sus trabajadores o la medicina prepagada.

En el caso del consultante, debe presentar primero un derecho de petición a la EPS a la cual está vinculado su abuelo. Si no le contestan, debe impetrar una tutela, por ser la petición un derecho constitucional fundamental. Si la respuesta no corresponde a la petición, es viable la acción de tutela para proteger el derecho a la vida de su abuelo, amenazado por el deterioro de su salud, que aunque no sea un derecho fundamental, al hacerlo conexo a la vida, hace procedente la tutela.

ROBERTO MARTÍNEZ PEDROZA
Estudiante X Semestre de Derecho TECNAR

Respondida: 
Si

Archivo

June 2016
DomLunMarMiéJueVieSáb
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012