Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Jueves 23 Octubre de 2014
Ediciones anteriores

Registrarse o Iniciar sesión
Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Alimentos a estudiantes mayores de 18 años



Resumen del caso: 
Los alimentos se dividen en congruos y necesarios. Congruos son los que habilitan al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social. Necesarios los que le dan lo que basta para sustentar la vida. Los alimentos, sean congruos o necesarios, comprenden la obligación de proporcionar al alimentario, menor de veintiún* años, la enseñanza primaria y la de alguna profesión u oficio. Se deben alimentos congruos a las personas designadas en los números 1o, 2o, 3o, 4o y 10 del artículo 411, menos en los casos en que la Ley los limite expresamente a lo necesario para la subsistencia; y generalmente en los casos en que el alimentario se haya hecho culpable de injuria grave contra la persona que le debía alimentos. Se deben asimismo alimentos congruos en el caso del artículo 330. En el caso de injuria atroz cesará enteramente la obligación de prestar alimentos. Para los efectos de este artículo, constituyen injuria atroz los delitos graves y aquellos delitos leves que entrañen ataque a la persona del que debe, alimentos. Constituyen injuria grave los demás delitos leves contra cualquiera de los derechos individuales de la misma persona que debe alimentos. La responsabilidad de los padres termina en general frente a los hijos cuando la persona cumple 18 años porque se presume que a partir de esa edad ya no existe sometimiento a la patria potestad, algunas normas de contenido legal permiten atribuir una continuidad a esa protección hasta los 25 años, cuando la persona ostenta la calidad de estudiante. Conforme a las siguientes disposiciones la Ley 100 de 1993 que protege como beneficiarios de la pensión de sobrevivientes y beneficiarios del POS, a los jóvenes que hasta los 25 años de edad acrediten la calidad de estudiantes. (Art. 47 y 163 de la ley 100 de 1993). El artículo 15 de la ley 100/93 exige que la certificación que se aporte por el beneficiario a efectos de acreditar la calidad de estudiante, debe ser expedida necesariamente por un establecimiento de educación formal básica, media o superior, aprobado por el Ministerio de Educación, presupuesto sine qua non para conceder el derecho al reconocimiento de alimentos. Para la corte constitucional alimento “El derecho/deber de los alimentos parte del principio de solidaridad reconocido en la Carta Constitucional en convexidad con el derecho al mínimo vital (derecho a contar con los recursos mínimos para mantener una vida digna, alimento, habitación, servicio medico). El apoyo mutuo que debe existir entre una pareja que conforma una unión marital de hecho sea esta conformada por personas del mismo o diferente sexo, incluye el deber de ayudar económicamente cuando hay necesidad de alimento por parte de uno de los integrantes de la unión marital de hecho y cuando el compañero/a cuenta con recursos suficientes para hacerlo. Es importante tener presente que se entiende por alimento todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, y, en general, todo lo que es necesario para la existencia de la persona. Así mismo debe tenerse claro que quien solicita alimentos se denomina alimentario y quien cuenta con los recursos para proveer los alimentos es el alimentante” CC- 798 del 2008 Condiciones para reclamación Para poder reclamar alimentos, es necesario que se cumplan estas condiciones: que una norma jurídica otorgue el derecho a exigir los alimentos; que el peticionario carezca de bienes y, por tanto, requiera los alimentos que solicita; que la persona a quien se le piden los alimentos tenga los medios económicos para proporcionarlos. A nivel procesal, es menester demostrar el parentesco o la calidad de acreedor del derecho de alimentos según las normas aplicables; dirigir la demanda contra la persona obligada a dar alimentos y, por último, probar que se carece de bienes de tal forma que no puede asegurarse su subsistencia. SANCION PENAL ARTÍCULO 1°. El artículo 233 de la Ley 599 de 2000 quedará así: Artículo 233. Inasistencia Alimentaria. El que se sustraiga sin justa causa a la prestación de alimentos legalmente debidos a sus ascendientes, descendientes, adoptante, adoptivo, cónyuge o compañero o compañera permanente, incurrirá en prisión de dieciséis (16) a cincuenta y cuatro (54) meses y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a treinta (30) salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena será de prisión de treinta y dos (32) a setenta y dos (72) meses y multa de veinte (20) a treinta y siete punto cinco (37.5) salarios mínimos legales mensuales vigentes cuando la inasistencia alimentaria se cometa contra un menor. Usted puede citar a su padre a un centro de Conciliación para solicitarle cuota de alimentación, que comprende estudio, habitación, útiles de estudio, ropa, gastos personales y demás necesidades que tiene que satisfasecer el ser humano. En caso de no llegar a ningún acuerdo puede presentar una demanda de alimento en un Juzgado de Familia, y tiene que estar representado por un abogado, puede pasarse por un consultorio Jurídico de una Universidad donde le pueden prestar los servicios gratuitos. NORMAS LEGALES Art. 47 y 163 de la ley 100 de 1993 ARTÍCULO 1°. El artículo 233 de la Ley 599 de 2000 FABIO LÓPEZ Director Consultorio Jurídico Universidad de Cartagena
Respuesta a la consulta: 

Los alimentos se dividen en congruos y necesarios.
Congruos son los que habilitan al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social.
Necesarios los que le dan lo que basta para sustentar la vida. Los alimentos, sean congruos o necesarios, comprenden la obligación de proporcionar al alimentario, menor de veintiún* años, la enseñanza primaria y la de alguna profesión u oficio.

Se deben alimentos congruos a las personas designadas en los números 1o, 2o, 3o, 4o y 10 del artículo 411, menos en los casos en que la Ley los limite expresamente a lo necesario para la subsistencia; y generalmente en los casos en que el alimentario se haya hecho culpable de injuria grave contra la persona que le debía alimentos.
Se deben asimismo alimentos congruos en el caso del artículo 330.
En el caso de injuria atroz cesará enteramente la obligación de prestar alimentos.
Para los efectos de este artículo, constituyen injuria atroz los delitos graves y aquellos delitos leves que entrañen ataque a la persona del que debe, alimentos. Constituyen injuria grave los demás delitos leves contra cualquiera de los derechos individuales de la misma persona que debe alimentos.

La responsabilidad de los padres termina en general frente a los hijos cuando la persona cumple 18 años porque se presume que a partir de esa edad ya no existe sometimiento a la patria potestad, algunas normas de contenido legal permiten atribuir una continuidad a esa protección hasta los 25 años, cuando la persona ostenta la calidad de estudiante. Conforme a las siguientes disposiciones la Ley 100 de 1993 que protege como beneficiarios de la pensión de sobrevivientes y beneficiarios del POS, a los jóvenes que hasta los 25 años de edad acrediten la calidad de estudiantes. (Art. 47 y 163 de la ley 100 de 1993).

El artículo 15 de la ley 100/93 exige que la certificación que se aporte por el beneficiario a efectos de acreditar la calidad de estudiante, debe ser expedida necesariamente por un establecimiento de educación formal básica, media o superior, aprobado por el Ministerio de Educación, presupuesto sine qua non para conceder el derecho al reconocimiento de alimentos.

Para la corte constitucional alimento “El derecho/deber de los alimentos parte del principio de solidaridad reconocido en la Carta Constitucional en convexidad con el derecho al mínimo vital (derecho a contar con los recursos mínimos para mantener una vida digna, alimento, habitación, servicio medico). El apoyo mutuo que debe existir entre una pareja que conforma una unión marital de hecho sea esta conformada por personas del mismo o diferente sexo, incluye el deber de ayudar económicamente cuando hay necesidad de alimento por parte de uno de los integrantes de la unión marital de hecho y cuando el compañero/a cuenta con recursos suficientes para hacerlo.
Es importante tener presente que se entiende por alimento todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, y, en general, todo lo que es necesario para la existencia de la persona. Así mismo debe tenerse claro que quien solicita alimentos se denomina alimentario y quien cuenta con los recursos para proveer los alimentos es el alimentante” CC- 798 del 2008

Condiciones para reclamación

Para poder reclamar alimentos, es necesario que se cumplan estas condiciones: que una norma jurídica otorgue el derecho a exigir los alimentos; que el peticionario carezca de bienes y, por tanto, requiera los alimentos que solicita; que la persona a quien se le piden los alimentos tenga los medios económicos para proporcionarlos. A nivel procesal, es menester demostrar el parentesco o la calidad de acreedor del derecho de alimentos según las normas aplicables; dirigir la demanda contra la persona obligada a dar alimentos y, por último, probar que se carece de bienes de tal forma que no puede asegurarse su subsistencia.

SANCION PENAL

ARTÍCULO 1°. El artículo 233 de la Ley 599 de 2000 quedará así:
Artículo 233. Inasistencia Alimentaria. El que se sustraiga sin justa causa a la prestación de alimentos legalmente debidos a sus ascendientes, descendientes, adoptante, adoptivo, cónyuge o compañero o compañera permanente, incurrirá en prisión de dieciséis (16) a cincuenta y cuatro (54) meses y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a treinta (30) salarios mínimos legales mensuales vigentes.
La pena será de prisión de treinta y dos (32) a setenta y dos (72) meses y multa de veinte (20) a treinta y siete punto cinco (37.5) salarios mínimos legales mensuales vigentes cuando la inasistencia alimentaria se cometa contra un menor.
Usted puede citar a su padre a un centro de Conciliación para solicitarle cuota de alimentación, que comprende estudio, habitación, útiles de estudio, ropa, gastos personales y demás necesidades que tiene que satisfasecer el ser humano. En caso de no llegar a ningún acuerdo puede presentar una demanda de alimento en un Juzgado de Familia, y tiene que estar representado por un abogado, puede pasarse por un consultorio Jurídico de una Universidad donde le pueden prestar los servicios gratuitos.

NORMAS LEGALES
Art. 47 y 163 de la ley 100 de 1993
ARTÍCULO 1°. El artículo 233 de la Ley 599 de 2000

FABIO LÓPEZ
Director Consultorio Jurídico Universidad de Cartagena

Respondida: 
Si

Archivo

October 2014
DomLunMarMiéJueVieSáb
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311

Inicio de sesión