Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Miércoles 08 Junio de 2016
Ediciones anteriores


Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Custudia de hija



Ciudad de residencia: 
PALMIRA VALLE DEL CAUCA
Resumen del caso: 
Usted ha manifestado ser una persona divorciada con cuarenta y cuatro años de edad, y desde hace cinco años vive en unión libre con una mujer de 19 años con quien tuvo una niña de cuatro años de edad. En el mes de noviembre su compañera decidió viajar a visitar a sus padres en Puerto Leguizamo Putumayo en compañía de la niña, y después de realizar el proceso de matrícula de la menor quien debe ingresar a clases lo más pronto posible dado a que el año escolar ya comenzó, la madre manifiesta que no volverá y que por ende tampoco enviara a la niña. Usted también manifiesta que en la casa de sus suegros está funcionando una discoteca y su compañera ha empezado a trabajar como aseadora de la misma y ha decidido quedarse. En razón de la calidad que le asiste como padre desea que su hija regrese para que comparta con sus hermanos y pueda iniciar con su educación en un ambiente mas adecuado para una persona de su edad, igualmente desea fijar lo referente a la custodia y la cuota alimentaría. Por último manifiesta: ¿qué debe hacer y cuál es el proceso a seguir para garantizar el bienestar de la menor?
Respuesta a la consulta: 

Ante los interrogantes suscitados por el caso comentado, el primer paso a seguir es acudir ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. para que en compañía de esa entidad se pongan en contacto con la madre de la menor, y de esa manera lograr establecer cuáles son los motivos por la cual su hija no ha regresado a su lado.

De igual forma la ley 1098 del 2006 en su Artículo 50 y subsiguiente establece obligaciones de restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. Artículo 50: Se entiende por restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, la restauración de su dignidad e integridad como sujetos y de la capacidad para hacer un ejercicio efectivo de los derechos que le han sido vulnerados.

Artículo 51. Obligación del restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. El restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas o los adolescentes es responsabilidad del Estado en su conjunto a través de las autoridades públicas, quienes tienen la obligación de informar, oficiar o conducir ante la policía, las defensorías de familia, las comisarías de familia o en su defecto, los inspectores de policía o las personerías municipales o distritales, a todos los niños, las niñas o los adolescentes que se encuentren en condiciones de riesgo o vulnerabilidad. Cuando esto ocurra, la autoridad competente deberá asegurarse de que el Sistema Nacional de Bienestar Familiar garantice su vinculación a los servicios sociales.

Artículo 52. Verificación de la garantía de derechos. En todos los casos, la autoridad competente deberá, de manera inmediata, verificar el estado de cumplimiento de cada uno de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, consagrados en el Título I del Libro I del presente código. Se deberá verificar:
1. El Estado de salud física y psicológica.
2. Estado de nutrición y vacunación.
3. La inscripción en el registro civil de nacimiento.
4. La ubicación de la familia de origen.
5. El Estudio del entorno familiar y la identificación tanto de elementos protectores como de riesgo para la vigencia de los derechos.
6. La vinculación al sistema de salud y seguridad social.
7. La vinculación al sistema educativo.

Si dicha actuación resulta fallida el siguiente paso a implementar es instaurar un proceso de custodia ante un Juez de Familia, en donde tendrá como base, el haber acudido a otros medios idóneos, sin que al final se produjera ningún resultado dado a que la madre persiste en el no regreso, corresponderá al juez una vez instaurado el proceso decidir a quién decide otorgar la custodia de la niña y en cuanto se fijara la cuota alimentaría.

Como última opción usted podrá alegar que la actuación de su compañera se adecua a una conducta que se encuentra tipificada en nuestro ordenamiento penal más exactamente en la Ley 890 del 2004 el cual expresa en su articulo 7º: El Código Penal tendrá un nuevo artículo 230A del siguiente tenor:"Artículo 230A. Ejercicio arbitrario de la custodia de hijo menor de edad. El padre que arrebate, sustraiga, retenga u oculte a uno de sus hijos menores sobre quienes ejerce la patria potestad con el fin de privar al otro padre del derecho de custodia y cuidado personal, incurrirá, por ese solo hecho, en prisión de uno (1) a tres (3) años y en multa de uno (1) a dieciséis (16) salarios mínimos legales mensuales vigentes".

De presentársele otra inquietud usted podrá dirigirse al Consultorio Jurídico de la Corporación Universitaria Rafael Núñez, ubicado en la calle Estanco del Tabaco Nº 35-16, teléfono 6602015, o uno cualquiera de su ciudad de residencia.

Cordialmente,

Luís Alfredo Correa Venecia
Estudiante Consultorio Jurídico X Semestre
Corporación Universitaria Rafael Núñez

Martha Espinosa Buelvas
Asesora Derecho de Familia

Respondida: 
Si

Archivo

June 2016
DomLunMarMiéJueVieSáb
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012