Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Martes 21 Octubre de 2014
Ediciones anteriores

Registrarse o Iniciar sesión
Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Ejecución por obligación alimentaria de cuota contenida en acta de conciliación o en sentencia judicial



Resumen del caso: 
De acuerdo con el artículo 488 del código de procedimiento civil, todo documento cuyo contenido sea aceptado y firmado por el deudor y que conlleve una obligación a favor de un acreedor, que sea expresa, clara y exigible, presta mérito ejecutivo. Jurídicamente, el término “prestar mérito ejecutivo”, significa que un documento, que reúne los requisitos enunciados, sirve para demandar al deudor de una obligación, de manera que este cumpla, por orden del juez y en virtud de su falta de voluntad para pagar, lo que debe. Son ejemplos de documentos que prestan mérito ejecutivo, los contratos de arriendo, las actas de conciliación celebradas ante un juez o ante un conciliador, las sentencias judiciales que contienen condenas concretas, y un largo etc. Tocando el punto con relación a las obligaciones alimentarias, es claro entonces que si una persona obligada a suministrar cuota de alimentos a favor de un hijo o de su cónyuge, ha pactado la respectiva cuota alimentaria que luego no es cumplida, en un acta de conciliación suscrita ante un juez en el curso de un proceso de alimentos, o ante un conciliador de manera previa al mismo, dicho documento que contiene la conciliación de la cuota alimentaria, servirá entonces para presentar ante el juez de familia, el respectivo proceso ejecutivo de alimentos, por medio del cual se podrá exigir el pago de las cuotas de alimentos atrasadas y las que en un futuro se lleguen a causar, mediante el embargo de los salarios, prestaciones sociales, pensiones y demás sumas de dinero que el obligado devengue o reciba, e inclusive, de los bienes inmuebles y muebles que tenga a su nombre. Igual posibilidad se tiene, si la cuota alimentaria no consta en un acta de conciliación sino en una sentencia de condena proferida por el juez en un proceso de alimentos, pues esta, sirve para iniciar en caso de incumplimiento el respectivo proceso ejecutivo de alimentos contra el obligado a suministrarla, con la misma posibilidad de pedir el embargo del salario, prestaciones sociales, pensiones, sumas de dinero, bienes muebles o inmuebles, que pertenezcan al obligado incumplidor de sus deberes. Es importante aclarar, que será necesario para proceder a instaurar la correspondiente demanda ejecutiva de alimentos, solicitar la primera copia autenticada, con la constancia que presta mérito ejecutivo, ya sea del acta de conciliación, o de la sentencia que condene al obligado al pago de la cuota. Lo ideal, entonces, es que se asesore de un abogado o un estudiante de derecho adscrito a un consultorio jurídico universitario, si no tiene medios económicos para pagar un abogado, de manera que le asesore en la presentación del proceso ejecutivo para obtener el cobro de las cuotas de alimentos dejadas de pagar y las que en el futuro se causen, de acuerdo con el porcentaje fijado por el juez o en la respectiva acta de conciliación. Atentamente, ANDREA CAMACHO GONZALEZ Estudiante asesor Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura - Cartagena
Respuesta a la consulta: 

De acuerdo con el artículo 488 del código de procedimiento civil, todo documento cuyo contenido sea aceptado y firmado por el deudor y que conlleve una obligación a favor de un acreedor, que sea expresa, clara y exigible, presta mérito ejecutivo. Jurídicamente, el término “prestar mérito ejecutivo”, significa que un documento, que reúne los requisitos enunciados, sirve para demandar al deudor de una obligación, de manera que este cumpla, por orden del juez y en virtud de su falta de voluntad para pagar, lo que debe. Son ejemplos de documentos que prestan mérito ejecutivo, los contratos de arriendo, las actas de conciliación celebradas ante un juez o ante un conciliador, las sentencias judiciales que contienen condenas concretas, y un largo etc.

Tocando el punto con relación a las obligaciones alimentarias, es claro entonces que si una persona obligada a suministrar cuota de alimentos a favor de un hijo o de su cónyuge, ha pactado la respectiva cuota alimentaria que luego no es cumplida, en un acta de conciliación suscrita ante un juez en el curso de un proceso de alimentos, o ante un conciliador de manera previa al mismo, dicho documento que contiene la conciliación de la cuota alimentaria, servirá entonces para presentar ante el juez de familia, el respectivo proceso ejecutivo de alimentos, por medio del cual se podrá exigir el pago de las cuotas de alimentos atrasadas y las que en un futuro se lleguen a causar, mediante el embargo de los salarios, prestaciones sociales, pensiones y demás sumas de dinero que el obligado devengue o reciba, e inclusive, de los bienes inmuebles y muebles que tenga a su nombre.

Igual posibilidad se tiene, si la cuota alimentaria no consta en un acta de conciliación sino en una sentencia de condena proferida por el juez en un proceso de alimentos, pues esta, sirve para iniciar en caso de incumplimiento el respectivo proceso ejecutivo de alimentos contra el obligado a suministrarla, con la misma posibilidad de pedir el embargo del salario, prestaciones sociales, pensiones, sumas de dinero, bienes muebles o inmuebles, que pertenezcan al obligado incumplidor de sus deberes.

Es importante aclarar, que será necesario para proceder a instaurar la correspondiente demanda ejecutiva de alimentos, solicitar la primera copia autenticada, con la constancia que presta mérito ejecutivo, ya sea del acta de conciliación, o de la sentencia que condene al obligado al pago de la cuota.

Lo ideal, entonces, es que se asesore de un abogado o un estudiante de derecho adscrito a un consultorio jurídico universitario, si no tiene medios económicos para pagar un abogado, de manera que le asesore en la presentación del proceso ejecutivo para obtener el cobro de las cuotas de alimentos dejadas de pagar y las que en el futuro se causen, de acuerdo con el porcentaje fijado por el juez o en la respectiva acta de conciliación.

Atentamente,

ANDREA CAMACHO GONZALEZ
Estudiante asesor Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura - Cartagena

Respondida: 
Si

Archivo

October 2014
DomLunMarMiéJueVieSáb
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311

Inicio de sesión