Cartagena de Indias, Colombia Cartagena de Indias - Colombia
Miércoles 08 Junio de 2016
Ediciones anteriores


Síganos en: Twitter twitter Facebook Facebook

Estabilidad laboral para las mujeres embarazadas



Resumen del caso: 
Según la consulta, una empleada que se encuentra en estado de embarazo, teme su despido, y por tal motivo desea saber si es legal dicha decisión del empleador, aunque aclara que el fundamento que este le expone, es la llegada tarde al trabajo. En ese sentido, la Corte Constitucional, ha decidido que la mujer embarazada “tiene un derecho constitucional a una estabilidad laboral reforzada, pues una de las manifestaciones más claras de discriminación sexual ha sido y sigue siendo el despido injustificado de las mujeres que se encuentran en estado de gravidez, debido a los eventuales sobre costos o incomodidades que tal fenómeno puede implicar para las empresas…” (Sentencia C-470 de 1997 Magistrado ponente Alejandro Martínez Caballero). Por lo tanto, la jurisprudencia de la corte constitucional ha venido considerando que en virtud del principio de igualdad, la mujer en estado de embarazo tiene el derecho fundamental a no ser desvinculada de su empleo por el solo hecho de encontrase en estado de embarazo. Este derecho a favor de la mujer, contiene ventajas económicas a favor de la empleada embarazada y garantías de estabilidad en su trabajo, por lo que los despidos en este periodo se presumen que devienen de la discriminación laboral por el hecho de encontrarse en estado de embarazo. Entonces, si el empleador pretende despedir a una trabajadora que se encuentra en estado de gravidez, debe desvirtuar primero la presunción de discriminación que tiene en su contra, sustentando de manera suficiente y razonada que los motivos que conllevaron al despido o a la desvinculación del cargo, no se produjo por causas relacionadas con el embarazo. De manera pues que no es que la mujer que se encuentre en estado de embarazo no pueda ser despedida o desvinculada de su trabajo. Lo que no se permite es que dicho despido o desvinculación, se derive o motive precisamente por el estado de gravidez de la empleada. En ese sentido, si la empleada embarazada ha incurrido en faltas contra el reglamento de trabajo o en una justa causa legal para terminar el contrato, podrá el empleador despedirla, siempre y cuando demuestre fehacientemente que el motivo de la terminación del contrato de trabajo no es el hecho del embarazo, sino una justa causa que lo motive, ya que en su contra pesa la presunción de discriminación, la cual debe ser expresa y suficientemente desvirtuada por él, lo que en la práctica, no resulta tan fácil. En el evento en que el despido se lleve a cabo de manera discriminatoria, como quedó dicho, o en que el empleador no pueda desvirtuar la presunción de discriminación, la trabajadora despedida podrá instaurar una acción de tutela con el objeto de obtener de manera efectiva, el reintegro a su trabajo. Muy cordialmente, CESAR FARID KAFURY BENEDETTI Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura Cartagena
Respuesta a la consulta: 

Según la consulta, una empleada que se encuentra en estado de embarazo, teme su despido, y por tal motivo desea saber si es legal dicha decisión del empleador, aunque aclara que el fundamento que este le expone, es la llegada tarde al trabajo.

En ese sentido, la Corte Constitucional, ha decidido que la mujer embarazada “tiene un derecho constitucional a una estabilidad laboral reforzada, pues una de las manifestaciones más claras de discriminación sexual ha sido y sigue siendo el despido injustificado de las mujeres que se encuentran en estado de gravidez, debido a los eventuales sobre costos o incomodidades que tal fenómeno puede implicar para las empresas…” (Sentencia C-470 de 1997 Magistrado ponente Alejandro Martínez Caballero).

Por lo tanto, la jurisprudencia de la corte constitucional ha venido considerando que en virtud del principio de igualdad, la mujer en estado de embarazo tiene el derecho fundamental a no ser desvinculada de su empleo por el solo hecho de encontrase en estado de embarazo. Este derecho a favor de la mujer, contiene ventajas económicas a favor de la empleada embarazada y garantías de estabilidad en su trabajo, por lo que los despidos en este periodo se presumen que devienen de la discriminación laboral por el hecho de encontrarse en estado de embarazo.

Entonces, si el empleador pretende despedir a una trabajadora que se encuentra en estado de gravidez, debe desvirtuar primero la presunción de discriminación que tiene en su contra, sustentando de manera suficiente y razonada que los motivos que conllevaron al despido o a la desvinculación del cargo, no se produjo por causas relacionadas con el embarazo.

De manera pues que no es que la mujer que se encuentre en estado de embarazo no pueda ser despedida o desvinculada de su trabajo. Lo que no se permite es que dicho despido o desvinculación, se derive o motive precisamente por el estado de gravidez de la empleada. En ese sentido, si la empleada embarazada ha incurrido en faltas contra el reglamento de trabajo o en una justa causa legal para terminar el contrato, podrá el empleador despedirla, siempre y cuando demuestre fehacientemente que el motivo de la terminación del contrato de trabajo no es el hecho del embarazo, sino una justa causa que lo motive, ya que en su contra pesa la presunción de discriminación, la cual debe ser expresa y suficientemente desvirtuada por él, lo que en la práctica, no resulta tan fácil.

En el evento en que el despido se lleve a cabo de manera discriminatoria, como quedó dicho, o en que el empleador no pueda desvirtuar la presunción de discriminación, la trabajadora despedida podrá instaurar una acción de tutela con el objeto de obtener de manera efectiva, el reintegro a su trabajo.

Muy cordialmente,

CESAR FARID KAFURY BENEDETTI
Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura Cartagena

Respondida: 
Si

Archivo

June 2016
DomLunMarMiéJueVieSáb
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012