Guerrero dice que dejará la vida por el 3er puesto

VICENTE L. PANETTA, AP, BUENOS AIRES, ARGENTINA, Publicado el 20 Julio 2011
El atacante peruano Paolo Guerrero siempre levó peligro al arco contrario.

Emocionado por el respaldo que le dan sus connacionales a la selección de Perú, su atacante Paolo Guerrero dijo el miércoles que le dan ganas hasta de dejar la vida por terminar tercero en la Copa América.Paolo Guerrero, artillero del Hamburgo alemán, calculó que unos 30 millones de peruanos están pendientes de la Blanquirroja y que espera darle a todos ellos "una alegría tremenda" el sábado en La Plata por el tercer lugar ante Paraguay o Venezuela.
"La gente me llena de confianza, llego con más entusiasmo a la cancha. La gente me dan ganas de matarme dentro de la cancha", dijo Guerrero el miércoles. "Salgo a matarme y si se puede, salir muerto".
Guerrero, un luchador inclaudicable en la ofensiva, convirtió dos goles en este certamen, uno menos que los líderes entre los artilleros, Sergio Aguero (Argentina) y Luis Suárez (Uruguay). Suárez convirtió sus tres goles ante Perú: uno de ellos en la fase de grupos en el empate 1-1 y los otros en la victoria 2-0 el martes en una de las semifinales en La Plata.
"Estamos golpeados por esa eliminación, pero ahora hay que pensar en el partido que viene", señaló el "Depredador" a la prensa en el hotel del centro de la capital argentina donde se aloja el equipo. Perú tuvo la tarde libre el miércoles.
Guerrero subrayó que "la entrega" de Perú es lo más rescatable del equipo en esta copa. "Fue una lucha durísima y pese a pese a que tuvimos muchos lesionados, le dimos pelea todos".
Señaló que tras el partido con Uruguay se fue "enojado y con ganas de no hablar" por múltiples factores.
"Me fui enojado con el resultado, con el árbitro (el boliviano Raúl Orozco) y porque me golpearon en la boca y fue un codazo de (Diego) Lugano" dijo Guerrero. "Lugano me rompió la boca y no lo expulsaron".
Destacó que su compatriota Juan Vargas vio la roja al promediar el segundo tiempo en una jugada similar, un codazo al uruguayo Sebastián Coates, y que "esa expulsión fue justa, como lo hubiese sido la de Lugano".
"A Perú se le tiene que tener más respeto, espero que esto no pase en las eliminatorias", destacó Guerrero.
El jugador recordó que Perú llegó a Argentina sin figurar entre los candidatos, pero que de entrada empezó a llamar la atención con la igualdad ante Uruguay por el Grupo C, en el que además venció 1-0 a México y perdió 1-0 ante Chile para clasificarse como uno de los mejores terceros. En cuartos de final derrotó 2-0 a Colombia.
Subrayó que Perú "siempre se caracterizado por los buenos jugadores, su técnica es lo que mas ha resaltado. Pero hace años que no teníamos buenas actuaciones como la de ahora".
"Gran técnica y poca disciplina". Esas cosas, según Guerrero, fueron el sello distintivo del futbolista peruano. "Ahora se está trabajando de otra manera, con más seriedad".
Sobre su posible pase del Hamburgo al Atlético de Madrid el futbolista dijo que por ahora prefiere estar concentrado en lo que está haciendo con la selección y que "las ofertas se escucharán luego".

 

tranking