Argentina de Messi y Chile tienen una cita con la historia

AFP
SANTIAGO DE CHILE
4 de Julio de 2015 08:34 am

La Argentina de Lionel Messi está decidida a acabar este sábado con 22 largos años de sequía y Chile a coronarse por primera vez en casi un siglo en una gran final de la Copa América-2015, que cita con la historia a los dos mejores seleccionados del torneo.
   
Messi tiene la gran oportunidad de colocarse la corona de monarca el sábado en el mítico Estadio Nacional de Santiago, en un certamen que finalmente mostró más estrellados que estrellas, como ocurrió con el brasileño Neymar, el uruguayo Edinson Cavani y el colombiano James Rodríguez.
   
'La Pulga' Messi, considerado el mejor jugador del mundo, explotó en el tramo final de la Copa mostrando su mejor versión en la apabullante goleada de Argentina 6-1 ante Paraguay en semifinales, pero aún no pudo saciar su hambre de gol, ese instinto asesino que le hizo triturar record tras récord en el Barcelona.
   
Para desgracia de Chile también en semifinales despertaron los otros tres fantásticos, Angel di María, Javier Pastore y Sergio Agüero.
   
En la víspera, uno de los aspectos centrales para encarar el partido decisivo es quitarse la presión por la ausencia de títulos de una selección que está en la elite mundial.
   
"Es cierto que hace muchos años no se gana nada, pero también pasaron una cantidad de jugadores que tampoco ganaron (un título), así que toda la presión no es para nosotros, tenemos una gran oportunidad de lograr un objetivo y el fútbol nos ha permitido estar en dos finales en menos de un año", dijo Agüero en la víspera del duelo con Chile al referirse al subcampeonato en el Mundial-2014.
   
A su vez, todo Chile está a la expectativa de cómo responderá una generación dorada llamada a cambiar el rumbo histórico de un seleccionado que accedió a su anterior final en 1987 y ahora quiere llegar al Olimpo guiado por un meticuloso orientador, el argentino Jorge Sampaoli, un hijo dilecto de Marcelo Bielsa, al igual que el albiceleste Gerardo Martino.
   
El volante Arturo Vidal, el defensor Gary Medel, el portero Claudio Bravo y el aún adormecido delantero Alexis Sánchez, integran una camada de futbolistas casi única de Chile que debe absorber la presión por ganar el primer título y en casa.
   
¿Qué harán?

Aunque Sampaoli y Martino son fieles discípulos de Bielsa, es el entrenador de Chile el que sigue el libreto del orientador del Marsella al pie de la letra bajo el postulado de !A la carga mis valientes!.
   
Sampaoli aseguró el viernes que Chile no variará su sistema de juego ni el esquema táctico para enfrentar a Argentina, lo que equivale a afirmar que mantendrá su sistema de ataque vertical y vertiginoso.
   
"La preparación que hemos hecho tiene similitudes con los partidos anteriores. Es cierto que tenemos en cuenta algunas consideraciones del rival, pero la definición del sistema no va a variar en lo que hemos hecho en la Copa", aseguró Sampaoli.
   
Tener en cuenta "algunas" consideraciones del rival implica que Chile no podrá salir a atacar a tontas y a locas porque del otro lado está esperando agazapada "una jauría de lobos hambrientos", como dijo el alemán Bastian Schweinsteiger sobre los atacantes argentinos antes de la final del Mundial de Brasil-2014.
   
En cambio, 'El Tata' Martino interpreta un libreto parecido al del Barcelona, que él dirigió, un sistema mucho más adaptado al gusto de Messi, aunque la albiceleste también generó mucho peligro jugando de contragolpe con mucha precisión en velocidad.
   
Martino dio pistas que ha estudiado mucho a su rival por más que cuente con artillería pesada en la ofensiva.
   
"Por más que tengamos una idea de juego nunca salimos a jugar un partido desconociendo las cualidades o los defectos que pueda tener el rival de turno", explicó el seleccionador antes del partido del sábado.
   
Pero no pudo sustraerse a la ansiedad por estar cerca. "Las expectativas que generan son tan grandes que a veces se piensa que esto es una obligación. Falta tan poco para conseguir el objetivo que estamos atentos a hacer el último esfuerzo", dijo.
   
Sabor a nada
   

En el partido con sabor a nada, Perú se llevó el tercer puesto con una clara victoria por 2-0 ante Paraguay, aunque el delantero Paolo Guerrero puede llevarse el premio extra de goleador tras haber anotado el segundo de los incas y sumar cuatro en el torneo.
   
'El Depredador' Guerrero, del Flamengo de Brasil, puede lograr el liderato de artillero del torneo por segunda vez consecutiva, luego de alcanzar la cima de anotaciones en Argentina-2011.
   
Perú repitió el tercer escalón del podio que había logrado en la anterior edición de Argentina-2011.
   
Con un buen ensamble en sus líneas, la selección inca del argentino Ricardo Gareca puede ser un hueso duro de roer en las duras eliminatorias sudamericanas hacia el Mundial de Rusia-2018.
  
Paraguay, en tanto, lució muy golpeada, sin recuperación, tras la goleada 6-1 que le propinó Argentina en semifinales.