Colombia busca su definitivo despegue internacional en la Copa América

AFP
BOGOTÁ
8 de Junio de 2015 12:30 pm

La selección de fútbol de Colombia buscará en la Copa América Chile-2015 consolidar su despegue internacional basada en la gran calidad de sus jugadores, encabezados por James Rodríguez y Radamel Falcao García, y en la madurez de un grupo que busca "ganar algo" y hacer historia.

El conjunto amarillo, que alcanzó los cuartos de final del Mundial Brasil-2014, posee una generación de oro que logró llegar en cantidad y calidad a participar de las grandes ligas del mundo como no lo había hecho en su pasado.

Y es que, además de James y Falcao, el once cafetero cuenta con figuras de la talla de Jackson Martínez (Oporto), Juan Guillermo Cuadrado (Chelsea) o Carlos Bacca (Sevilla), que conforman una nómina que se codea con los mejores jugadores del mundo en las principales ligas europeas.

"Estos jugadores tienen la capacidad para hacer un muy buen papel ya lo han demostrado, han jugado en la selección a un muy buen nivel", aseguró recientemente a periodistas el seleccionador José Pékerman, un argentino que logró recobrar la fe entre los aficionados colombianos.

El estratega dejó claro la importancia de una "muy buena participación" en esta Copa. "Ya inician las eliminatorias (al Mundial de 2018) y estamos pensando en lo que viene", apuntó, aunque admitió que el próximo torneo continental no será fácil.

"Se prevé una Copa muy interesante con seis equipos sudamericanos que estuvieron en el Mundial con muy buenas actuaciones y por eso debemos estar concentrados y espero que los muchachos entiendan que va ser muy importante para aspirar a lo más alto, rendir al máximo", afirmó Pékerman.
   
MOMENTO DE GANAR ALGO
Pese a la importancia de rivales favoritos para imponerse en Chile, como la selección local o las poderosas escuadras de Brasil, Argentina y Uruguay, los seleccionados colombianos saben que están en un momento fundamental en su historia el cual deben rubricar con un título.

"Sabemos que ya es el momento para Colombia de ganar algo, y vamos a intentar luchar", dijo recientemente James, quien por su sensacional actuación con el Real Madrid llega a Chile convertido en el líder natural del equipo cafetero.

Cuadrado, por su parte, descartó que el certamen vaya a ser fácil, pero se mostró seguro en el trabajo de su entrenador y del grupo.

"Nosotros trabajamos bien y como siempre vamos a dar lo mejor en cada partido", afirmó el destacado volante.

Pékerman, sin embargo, tendrá que mostrar su habilidad para llevar a buen puerto la ilusión cafetera y asumir dos problemas de cara a la competición.

El primero es el cambio de la defensa, en la que los veteranos Mario Yepes y Amaranto Perea dejaron su lugar para ser reemplazados por jóvenes figuras como Pedro Franco (Besiktas, Turquía) y Jeison Murillo (Granada, España), que deberán mostrar que no les pesa la camiseta.

La segunda gran dificultad para el entrenador radica en la gran cantidad de lesiones que ha sufrido el equipo previo a la competición y que significaron la salida de la nómina de jugadores fundamentales en el plan Pékerman, como Freddy Guarín (Inter de Milán), Abel Aguilar (Toulouse) y Juan Fernando Quintero (Oporto).

Sin embargo, el poder ofensivo parece seguir intacto y los aficionados esperan que la luz de Falcao, James, Bacca y Jackson Martínez siga iluminando el camino del once amarillo, cuyo único título importante en la historia es la Copa América 2001 que organizó en su país.

Es el momento de Colombia y de Pékerman, con un equipo joven pero maduro que ya compitió a gran nivel en Brasil-2014 y ahora busca bañarse de gloria para consolidar su nombre en el terreno internacional.