El Monumental de Santiago, una cancha que le sienta bien a Colombia

AFP
SANTIAGO DE CHILE
17 de Junio de 2015 03:43 pm

Para la selección de Colombia el estadio Monumental de Santiago no es una cancha desconocida. Allí logró frente a Chile una de las valiosas victorias bajo la conducción de José Pékerman en el camino hacia el Mundial de Brasil-2014.

Fue el 11 de septiembre de 2012, por la octava fecha de la ronda clasificatoria sudamericana, cuando el combinado cafetero se impuso por 3-1 frente a 'La Roja', a órdenes en ese entonces del argentino Claudio Borghi y que llegaba a ese crucial encuentro en el segundo lugar de la tabla.

Los de Pékerman llegaban a Santiago pisando fuerte, pues cuatro días antes le habían aplicado a Uruguay un 4-0 en la caribeña Barranquilla, en el tercer partido oficial del prestigioso DT argentino al frente del elenco cafetero.

Colombia, sin embargo, comenzó perdiendo el choque con los chilenos por un gol de Matías Fernández a los 42 minutos, un latigazo de derecha en la frontal del área que sorprendió al golero David Ospina y cuando jugaban con 10 hombres por la expulsión de Gary Medel desde los 35.

Pero los de Pékerman se rehicieron en la segunda mitad y con goles del 'Principito' James Rodríguez, de espectacular tiro libre a los 59 minutos, 'el Tigre' Falcao García (74) y Teófilo Gutiérrez (77) le dieron vuelta al marcador en un Monumental repleto con 47.000 aficionados que no creían lo que estaban viendo.

Esa victoria le reportó a Colombia apoderarse del segundo lugar de la tabla clasificatoria, mientras que Chile bajó al quinto escaño, en la peligrosa zona de repesca.

Para Colombia lo que vino después de ese partido en el Monumental, el escenario del popular Colo Colo, fue una eliminatoria brillante, en la que no bajó del tercer puesto para terminar la ronda como segunda de Sudamérica detrás de Argentina (32 puntos) con 30 unidades.

Un Pékerman emocionado, como pocas veces suele verse, calificó aquel triunfo como "una receta entre moral y buen juego" por la dificultad de levantarse en una plaza complicada y abajo en el marcador.

"Los objetivos se consiguen trabajando, pensando en mediano y largo plazo y eso es lo que pretendemos. No podemos asegurar los resultados, sí el trabajo y la dedicación", afirmaba el entrenador, una especie de visión para lo que sucedió en el Mundial de Brasil-2014, donde Colombia alcanzó los cuartos de final, su mejor actuación histórica en cinco presencias mundialistas.

La derrota, a su vez, abonó el terreno para la salida del 'Bichi' Borghi dos meses después, luego de un nuevo revés de 'La Roja' en un amistoso contra Serbia (3-1).

Ahora, el Monumental le abre de nuevo las puertas a Colombia, esta vez por la Copa América y ante un rival de quilates como Brasil, al que necesita vencer el miércoles para evitar la temprana eliminación del torneo luego de la sorpresiva derrota 1-0 ante Venezuela, el domingo en la apertura del Grupo C.